Viernes, Mayo 24, 2024

Contraloría toma razón de reglamento de la Ley de aportes al espacio público

DIARIO FINANCIERO – La Contraloría General de la República validó el Reglamento sobre Mitigación de Impactos al Sistema de Movilidad Local (IMIV) Derivados de Proyectos de Crecimiento Urbano, que es parte de la Ley 20.958 de Aportes al Espacio Público.
Estos reemplazarán los Estudios de Impacto sobre el Transporte Urbano (Eistu) y contemplan tres principios: universalidad, donde todos los proyectos públicos y privados deberán mitigar y/o aportar; proporcionalidad, que implica que las mitigaciones serán equivalentes a las externalidades generadas por el proyecto y no se harán cargo de los déficits históricos de infraestructura; y predictibilidad, es decir, las mitigaciones y aportes se calcularán según métodos objetivos y en base a procedimientos y plazos predefinidos y estandarizados.
Al respecto, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, valoró la toma de razón por parte del ente fiscalizador y dijo que “después de meses de trabajo, en que se introdujeron cambios necesarios, contamos con un reglamento robusto, que permite conciliar el desarrollo inmobiliario con una adecuada gestión del espacio público. En ciudades que se densifican, la vida se hace puertas afuera y necesitamos vialidades que respondan los requerimientos de los ciudadanos. En este desafío, los IMIV jugarán un rol muy relevante, al establecer un instrumento objetivo, universal y predecible que permitirá armonizar el desarrollo urbano en el futuro”.
Entre los objetivos del reglamento IMIV figura que los proyectos inmobiliarios declaren y mitiguen los impactos que se producirán sobre el sistema de movilidad local con su puesta en operación, manteniendo los estándares de servicio en un nivel semejante al existente previo a la ejecución del proyecto. Además, establece que la mitigación se realice a través de la ejecución de medidas relacionadas con la gestión e infraestructura del transporte público y privado y modos no motorizados.
La norma establece tres tipos de IMIV:
Básico: Orientado al cumplimiento de normas, no requiere modelación de transporte y aplica a proyectos pequeños que representan la mayoría de los proyectos.
Intermedio: Requiere modelación de transporte sin reasignación, aplica a gran cantidad de proyectos menores y medianos.
Mayor: Requiere modelación de transporte con reasignación, aplica a los proyectos más grandes.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 06 de Mayo de 2019

DIARIO FINANCIERO – La Contraloría General de la República validó el Reglamento sobre Mitigación de Impactos al Sistema de Movilidad Local (IMIV) Derivados de Proyectos de Crecimiento Urbano, que es parte de la Ley 20.958 de Aportes al Espacio Público.
Estos reemplazarán los Estudios de Impacto sobre el Transporte Urbano (Eistu) y contemplan tres principios: universalidad, donde todos los proyectos públicos y privados deberán mitigar y/o aportar; proporcionalidad, que implica que las mitigaciones serán equivalentes a las externalidades generadas por el proyecto y no se harán cargo de los déficits históricos de infraestructura; y predictibilidad, es decir, las mitigaciones y aportes se calcularán según métodos objetivos y en base a procedimientos y plazos predefinidos y estandarizados.
Al respecto, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, valoró la toma de razón por parte del ente fiscalizador y dijo que “después de meses de trabajo, en que se introdujeron cambios necesarios, contamos con un reglamento robusto, que permite conciliar el desarrollo inmobiliario con una adecuada gestión del espacio público. En ciudades que se densifican, la vida se hace puertas afuera y necesitamos vialidades que respondan los requerimientos de los ciudadanos. En este desafío, los IMIV jugarán un rol muy relevante, al establecer un instrumento objetivo, universal y predecible que permitirá armonizar el desarrollo urbano en el futuro”.
Entre los objetivos del reglamento IMIV figura que los proyectos inmobiliarios declaren y mitiguen los impactos que se producirán sobre el sistema de movilidad local con su puesta en operación, manteniendo los estándares de servicio en un nivel semejante al existente previo a la ejecución del proyecto. Además, establece que la mitigación se realice a través de la ejecución de medidas relacionadas con la gestión e infraestructura del transporte público y privado y modos no motorizados.
La norma establece tres tipos de IMIV:
Básico: Orientado al cumplimiento de normas, no requiere modelación de transporte y aplica a proyectos pequeños que representan la mayoría de los proyectos.
Intermedio: Requiere modelación de transporte sin reasignación, aplica a gran cantidad de proyectos menores y medianos.
Mayor: Requiere modelación de transporte con reasignación, aplica a los proyectos más grandes.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 06 de Mayo de 2019

TITULARES