Lunes, Junio 21, 2021

Besalco desestima ir por Camino de la Fruta: “plazos son demasiado cortos”

DIARIO FINANCIERO – En el marco de la Junta de Accionistas de Besalco, su presidente Víctor Bezanilla, se refirió al Camino de la Fruta, concesión que alguna vez se adjudicaron pero cuyo contrato finalmente desecharon argumentando altos sobrecostos y una serie de desencuentros con el Ministerio de Obras Públicas (MOP).
A casi 10 años de ese hito y de cara a la nueva licitación de esa ruta que une la Ruta 5 Sur -a la altura de Pelequén- con San Antonio, que se concretaría en mayo próximo, Besalco decidió no participar en esta oportunidad. “Nos hubiese gustado ir, pero los plazos son demasiado cortos y no alcanzamos a presentarnos”, señaló Bezanilla en relación al cronograma establecido por la Dirección de Concesiones del MOP.
Al graficar cómo ha evolucionado a la baja la relación general de la constructora con los procesos de licitación de obras públicas que ha impulsado esa cartera en los últimos años, el directivo explicó que mientras en 1985 casi la totalidad de los proyectos de infraestructura vial pertenecían a la Dirección de Vialidad del MOP, hoy el sector público representa sólo del orden del 20%.
Al respecto, el empresario atribuyó gran parte de esa decreciente presencia en proyectos del sector público a los desencuentros con el MOP.
“Nosotros trabajamos toda la vida con Obras Públicas y nos iba bien, la empresa líder del grupo era esa. Y hoy día no lo es, no hemos sido capaces de manejarnos en el MOP”, señaló Bezanilla.
En su balance de los problemas que han tenido con la cartera, el directivo manifestó que “hay cosas que estamos cobrando hace 10 años, boletas de garantías entrampadas hace años… La gente no quiere tomar decisiones por el temor de que sean objetados en su actuar por la Contraloría, entonces dicen mejor “demándame”, prefiero un fallo judicial”.
Cautela con la cartera hospitalaria
La falta de un mecanismo que regule los conflictos en hospitales concesionados, donde el Ministerio de Salud es el mandante, es vito por la empresa como un factor que obliga a mirar con cautela la cartera que reactivó el actual gobierno. “Todos los hospitales han terminado en juicio, ¿eso es culpa de todos los constructores? No, es culpa de las dos partes. Lo lógico es que se busque algún mecanismo de solución de los conflictos y no llegar a juicio. Eso no es bueno para nadie, no es bueno para el sistema”, aseveró el empresario.
Pese a este cuestionamiento en el ámbito de las obras públicas, Bezanilla hizo una positiva proyección para este año: “El país está andando bien, va a una velocidad distinta. Tenemos muy buenas oportunidades, un buen equipo humano y material, tenemos terrenos; estamos optimistas del futuro que viene para la compañía”.
Para este año, la empresa planea invertir US$ 260 millones (versus US$ 225 millones en 2018), los que serán inyectados a los contratos existentes en tres frentes: maquinarias, inmobiliaria y concesiones.
Ver Artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 09 de Abril de 2019

DIARIO FINANCIERO – En el marco de la Junta de Accionistas de Besalco, su presidente Víctor Bezanilla, se refirió al Camino de la Fruta, concesión que alguna vez se adjudicaron pero cuyo contrato finalmente desecharon argumentando altos sobrecostos y una serie de desencuentros con el Ministerio de Obras Públicas (MOP).
A casi 10 años de ese hito y de cara a la nueva licitación de esa ruta que une la Ruta 5 Sur -a la altura de Pelequén- con San Antonio, que se concretaría en mayo próximo, Besalco decidió no participar en esta oportunidad. “Nos hubiese gustado ir, pero los plazos son demasiado cortos y no alcanzamos a presentarnos”, señaló Bezanilla en relación al cronograma establecido por la Dirección de Concesiones del MOP.
Al graficar cómo ha evolucionado a la baja la relación general de la constructora con los procesos de licitación de obras públicas que ha impulsado esa cartera en los últimos años, el directivo explicó que mientras en 1985 casi la totalidad de los proyectos de infraestructura vial pertenecían a la Dirección de Vialidad del MOP, hoy el sector público representa sólo del orden del 20%.
Al respecto, el empresario atribuyó gran parte de esa decreciente presencia en proyectos del sector público a los desencuentros con el MOP.
“Nosotros trabajamos toda la vida con Obras Públicas y nos iba bien, la empresa líder del grupo era esa. Y hoy día no lo es, no hemos sido capaces de manejarnos en el MOP”, señaló Bezanilla.
En su balance de los problemas que han tenido con la cartera, el directivo manifestó que “hay cosas que estamos cobrando hace 10 años, boletas de garantías entrampadas hace años… La gente no quiere tomar decisiones por el temor de que sean objetados en su actuar por la Contraloría, entonces dicen mejor “demándame”, prefiero un fallo judicial”.
Cautela con la cartera hospitalaria
La falta de un mecanismo que regule los conflictos en hospitales concesionados, donde el Ministerio de Salud es el mandante, es vito por la empresa como un factor que obliga a mirar con cautela la cartera que reactivó el actual gobierno. “Todos los hospitales han terminado en juicio, ¿eso es culpa de todos los constructores? No, es culpa de las dos partes. Lo lógico es que se busque algún mecanismo de solución de los conflictos y no llegar a juicio. Eso no es bueno para nadie, no es bueno para el sistema”, aseveró el empresario.
Pese a este cuestionamiento en el ámbito de las obras públicas, Bezanilla hizo una positiva proyección para este año: “El país está andando bien, va a una velocidad distinta. Tenemos muy buenas oportunidades, un buen equipo humano y material, tenemos terrenos; estamos optimistas del futuro que viene para la compañía”.
Para este año, la empresa planea invertir US$ 260 millones (versus US$ 225 millones en 2018), los que serán inyectados a los contratos existentes en tres frentes: maquinarias, inmobiliaria y concesiones.
Ver Artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 09 de Abril de 2019

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X