Domingo, Mayo 16, 2021

Ya se construyen las primeras superautopistas solares en el mundo

EL MERCURIO – China tendrá en 2022 su primera superautopista solar, que permitirá cargar de forma automática los vehículos eléctricos que circulen por los 161 kilómetros que unirán las ciudades de Hangzhou y Ningbo, en el este del país.

Este es solo un ejemplo de lo que ya parece una tendencia global: la inevitable masificación de los autos eléctricos y autónomos exigirá cambios sustanciales en el desarrollo de la infraestructura caminera. Las calles, carreteras y autopistas deberán ser capaces de admitir vehículos dotados con aquellas tecnologías de vanguardia y, al menos durante varias décadas, con automóviles de propulsión convencional.

La de China no es la primera carretera solar en aparecer en el mundo. A principios de 2016, el gobierno francés anunció que, con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y promover la energía sostenible, tenía previsto construir en los próximos cuatro años 1.000 km de carreteras pavimentadas con paneles fotovoltaicos de última generación, unas instalaciones que podrían producir energía suficiente para abastecer a cinco millones de personas.

Con todo, los autos eléctricos vienen a quedarse, haciendo que la vanguardia de hoy sea la rutina de mañana.

Ver artículo completo

Fuente: Ediciones Especiales El Mercurio, Miércoles 14 de marzo de 2018

EL MERCURIO – China tendrá en 2022 su primera superautopista solar, que permitirá cargar de forma automática los vehículos eléctricos que circulen por los 161 kilómetros que unirán las ciudades de Hangzhou y Ningbo, en el este del país.

Este es solo un ejemplo de lo que ya parece una tendencia global: la inevitable masificación de los autos eléctricos y autónomos exigirá cambios sustanciales en el desarrollo de la infraestructura caminera. Las calles, carreteras y autopistas deberán ser capaces de admitir vehículos dotados con aquellas tecnologías de vanguardia y, al menos durante varias décadas, con automóviles de propulsión convencional.

La de China no es la primera carretera solar en aparecer en el mundo. A principios de 2016, el gobierno francés anunció que, con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y promover la energía sostenible, tenía previsto construir en los próximos cuatro años 1.000 km de carreteras pavimentadas con paneles fotovoltaicos de última generación, unas instalaciones que podrían producir energía suficiente para abastecer a cinco millones de personas.

Con todo, los autos eléctricos vienen a quedarse, haciendo que la vanguardia de hoy sea la rutina de mañana.

Ver artículo completo

Fuente: Ediciones Especiales El Mercurio, Miércoles 14 de marzo de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X