Sábado, Mayo 15, 2021

Tendencias en el desarrollo y construcción de carreteras

EL MERCURIO – Las carreteras de vanguardia se están concibiendo de la mano del proceso evolutivo de los vehículos que circularán por ellas. Por eso serán más limpias, más conectadas y dialogarán con los vehículos eléctricos y autónomos que están a la vuelta de la esquina.

Las autopistas se han convertido en escenarios donde los automóviles interactúan con avances tecnológicos que permiten a las autoridades intervenir de forma rápida ante cualquier eventualidad, mejorar el tránsito y apoyar a los conductores con información valiosa e instantánea.

Las extensas carreteras que se entretejen sobre el territorio de la mayoría de los países tienen que evolucionar para adaptarse a la posibilidad cierta de que los vehículos operen sin la intermediación del piloto, por ejemplo, lo que exigirá crear ecosistemas en los que automóviles y las autopistas “conversen” de manera fluida para mejorar la calidad y seguridad de los desplazamientos.

Mientras ya se realizan pruebas piloto de inducción eléctrica en Reino Unido y Corea del Sur, el auto eléctrico se va introduciendo progresivamente. En Francia, ciertas autopistas ya cuentan con más de 30 estaciones de carga en sus áreas de servicio. No obstante, un paso gigante en la masificación de estos vehículos se producirá este mismo año, cuando se estandaricen las interfaces de carga inductiva, de la misma forma que a lo largo del tiempo se ha ido reduciendo el universo de enchufes.

Ver artículo completo

Fuente: Ediciones Especiales El Mercurio, Miércoles 14 de marzo de 2018

EL MERCURIO – Las carreteras de vanguardia se están concibiendo de la mano del proceso evolutivo de los vehículos que circularán por ellas. Por eso serán más limpias, más conectadas y dialogarán con los vehículos eléctricos y autónomos que están a la vuelta de la esquina.

Las autopistas se han convertido en escenarios donde los automóviles interactúan con avances tecnológicos que permiten a las autoridades intervenir de forma rápida ante cualquier eventualidad, mejorar el tránsito y apoyar a los conductores con información valiosa e instantánea.

Las extensas carreteras que se entretejen sobre el territorio de la mayoría de los países tienen que evolucionar para adaptarse a la posibilidad cierta de que los vehículos operen sin la intermediación del piloto, por ejemplo, lo que exigirá crear ecosistemas en los que automóviles y las autopistas “conversen” de manera fluida para mejorar la calidad y seguridad de los desplazamientos.

Mientras ya se realizan pruebas piloto de inducción eléctrica en Reino Unido y Corea del Sur, el auto eléctrico se va introduciendo progresivamente. En Francia, ciertas autopistas ya cuentan con más de 30 estaciones de carga en sus áreas de servicio. No obstante, un paso gigante en la masificación de estos vehículos se producirá este mismo año, cuando se estandaricen las interfaces de carga inductiva, de la misma forma que a lo largo del tiempo se ha ido reduciendo el universo de enchufes.

Ver artículo completo

Fuente: Ediciones Especiales El Mercurio, Miércoles 14 de marzo de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X