Viernes, Agosto 6, 2021

Una autopista digital entre Asia y Sudamérica, por Todd Mercer, Embajador de Australia en Chile

EL MERCURIO – En un mundo tan cambiante como el actual, es vital que los países estén a la vanguardia, sean capaces de reaccionar ante diversos cambios y tengan la capacidad de transformar las crisis en oportunidades. Por eso estoy encantado de que Chile haya puesto en marcha el proyecto “Asia – South America Digital Gateway”, un cable de fibra óptica submarino entre Valparaíso y Sydney.
Aun antes del covid-19, tanto en Australia como en Chile enfrentábamos cambios profundos. El sistema internacional estaba sometido a una tensión, agravada por las relaciones volátiles entre las grandes potencias, y en el mundo herido de hoy, las amenazas al sistema de comercio abierto y predecible son más graves que nunca.
Pero para los países medianos como Australia y Chile, una retirada no es una opción. Debemos maximizar nuestras conexiones internacionales: acceso a los mercados grandes y diversos; internet abierto, libre y seguro.
Australia promueve una visión de un conjunto de reglas dentro de las cuales todos los países, grandes y pequeños, sin importar su nivel de desarrollo, pueden prosperar mediante el comercio abierto bajo términos acordados. Entendemos que no es posible avanzar solos, sino que, además de una visión compartida con nuestros vecinos y socios internacionales, necesitamos actuar juntos en base a nuestros intereses mutuos.
Nuestra economía de cara al exterior, y el trabajo constante por tener relaciones constructivas con nuestros socios y vecinos, son parte esencial de cómo un país con una población relativamente pequeña como la nuestra puede lograr un buen nivel de vida, salud, educación y pensiones.
Nuestras dos naciones están entre las que lideran el avance de las reglas comerciales que protegen a las pequeñas y medianas potencias, con una visión inclusiva a través de APEC y la OMC. Pero como dijo nuestro Primer Ministro, estamos en el negocio de la reconstrucción. Queremos defender las reglas, adaptarlas y velar por una mejor conectividad y mayores oportunidades.
En ningún lugar las oportunidades son más evidentes que en Asia. Muchas naciones asiáticas ya han vuelto a la vanguardia del crecimiento económico mundial. Y Asia será un motor de la próxima transformación económica: 5G, inteligencia artificial y el internet de las cosas.
Sydney es el centro digital del Pacífico Sur, y para Chile el punto de aterrizaje más cercano a través del Pacífico, que le proporciona una puerta de entrada a Asia, fiable, competitiva y abierta.
Por eso, Australia da la bienvenida al proyecto “Asia – South America Digital Gateway”, impulsado por Chile, que busca servir como una autopista digital entre Asia y América del Sur.
El recientemente anunciado proyecto del cable transoceánico brindará mejores conexiones con el mercado asiático, mejorando la competencia y seguridad del flujo de datos y traerá consigo oportunidades para que Chile se convierta en el Hub Digital del lado del Pacífico de Sudamérica.
Chile es pionero en la región, y esperamos que los beneficios que traerá este proyecto para Sudamérica abran las puertas a un mejor y más rápido desarrollo, además de brindar oportunidades en ámbitos sociales, comerciales, económicos, científicos y políticos.
Esta ruta más corta y directa entre Australia y Sudamérica facilitará nuestros intercambios científicos en temas como el clima, recursos y energía —por ejemplo en hidrógeno verde— y también nuestro intercambio de servicios en materias de educación, finanzas, agricultura y más.
Esperamos seguir haciendo esto mientras los grandes conductos de la economía digital se abren camino a lo largo de los fondos oceánicos, conectando Sudamérica y Asia, impulsados por el mercado de más rápido crecimiento de nuestra era: la demanda de los consumidores en línea.
Este año, internet se ha convertido en el medio principal para que los consumidores trabajen, se entretengan y socialicen. Esta es una tendencia que con el tiempo traerá cambios importantes que van a acelerar el proceso de digitalización, no solo en las industrias, sino que también en los hogares.
El futuro digital es enorme y el ciberespacio es una parte importante de cómo los chilenos y los australianos interactúan, hacen negocios juntos y comprenden el mundo.
Nos hemos acercado a medida que el transporte y la tecnología superan las distancias, pero eso es solo una muestra de lo que está por venir.
Todd Mercer
Embajador De Australia En Chile
Fuente: El Mercurio, Jueves 15 de Octubre de 2020

EL MERCURIO – En un mundo tan cambiante como el actual, es vital que los países estén a la vanguardia, sean capaces de reaccionar ante diversos cambios y tengan la capacidad de transformar las crisis en oportunidades. Por eso estoy encantado de que Chile haya puesto en marcha el proyecto “Asia – South America Digital Gateway”, un cable de fibra óptica submarino entre Valparaíso y Sydney.
Aun antes del covid-19, tanto en Australia como en Chile enfrentábamos cambios profundos. El sistema internacional estaba sometido a una tensión, agravada por las relaciones volátiles entre las grandes potencias, y en el mundo herido de hoy, las amenazas al sistema de comercio abierto y predecible son más graves que nunca.
Pero para los países medianos como Australia y Chile, una retirada no es una opción. Debemos maximizar nuestras conexiones internacionales: acceso a los mercados grandes y diversos; internet abierto, libre y seguro.
Australia promueve una visión de un conjunto de reglas dentro de las cuales todos los países, grandes y pequeños, sin importar su nivel de desarrollo, pueden prosperar mediante el comercio abierto bajo términos acordados. Entendemos que no es posible avanzar solos, sino que, además de una visión compartida con nuestros vecinos y socios internacionales, necesitamos actuar juntos en base a nuestros intereses mutuos.
Nuestra economía de cara al exterior, y el trabajo constante por tener relaciones constructivas con nuestros socios y vecinos, son parte esencial de cómo un país con una población relativamente pequeña como la nuestra puede lograr un buen nivel de vida, salud, educación y pensiones.
Nuestras dos naciones están entre las que lideran el avance de las reglas comerciales que protegen a las pequeñas y medianas potencias, con una visión inclusiva a través de APEC y la OMC. Pero como dijo nuestro Primer Ministro, estamos en el negocio de la reconstrucción. Queremos defender las reglas, adaptarlas y velar por una mejor conectividad y mayores oportunidades.
En ningún lugar las oportunidades son más evidentes que en Asia. Muchas naciones asiáticas ya han vuelto a la vanguardia del crecimiento económico mundial. Y Asia será un motor de la próxima transformación económica: 5G, inteligencia artificial y el internet de las cosas.
Sydney es el centro digital del Pacífico Sur, y para Chile el punto de aterrizaje más cercano a través del Pacífico, que le proporciona una puerta de entrada a Asia, fiable, competitiva y abierta.
Por eso, Australia da la bienvenida al proyecto “Asia – South America Digital Gateway”, impulsado por Chile, que busca servir como una autopista digital entre Asia y América del Sur.
El recientemente anunciado proyecto del cable transoceánico brindará mejores conexiones con el mercado asiático, mejorando la competencia y seguridad del flujo de datos y traerá consigo oportunidades para que Chile se convierta en el Hub Digital del lado del Pacífico de Sudamérica.
Chile es pionero en la región, y esperamos que los beneficios que traerá este proyecto para Sudamérica abran las puertas a un mejor y más rápido desarrollo, además de brindar oportunidades en ámbitos sociales, comerciales, económicos, científicos y políticos.
Esta ruta más corta y directa entre Australia y Sudamérica facilitará nuestros intercambios científicos en temas como el clima, recursos y energía —por ejemplo en hidrógeno verde— y también nuestro intercambio de servicios en materias de educación, finanzas, agricultura y más.
Esperamos seguir haciendo esto mientras los grandes conductos de la economía digital se abren camino a lo largo de los fondos oceánicos, conectando Sudamérica y Asia, impulsados por el mercado de más rápido crecimiento de nuestra era: la demanda de los consumidores en línea.
Este año, internet se ha convertido en el medio principal para que los consumidores trabajen, se entretengan y socialicen. Esta es una tendencia que con el tiempo traerá cambios importantes que van a acelerar el proceso de digitalización, no solo en las industrias, sino que también en los hogares.
El futuro digital es enorme y el ciberespacio es una parte importante de cómo los chilenos y los australianos interactúan, hacen negocios juntos y comprenden el mundo.
Nos hemos acercado a medida que el transporte y la tecnología superan las distancias, pero eso es solo una muestra de lo que está por venir.
Todd Mercer
Embajador De Australia En Chile
Fuente: El Mercurio, Jueves 15 de Octubre de 2020

TITULARES

X