Miércoles, Enero 26, 2022

Tres claves para entender cómo funcionará el nuevo sistema de transporte público

LA DISCUSIÓN – La intercomuna Chillán-Chillán Viejo están ad portas de incorporar el Perímetro de Exclusión, un sistema de regulación del transporte urbano mayor, es decir, las micros y taxibuses de la ciudad. Está compuesto por 10 líneas de recorrido urbano que cubren Chillán y Chillán Viejo, hasta los sectores periféricos de Las Mariposas al oriente, Iansa al norte, Huape al poniente y el límite urbano sur de Chillán Viejo

Consiste, de acuerdo a Bárbara Kopplin Lanata, ingeniera Civil Eléctrica y Seremi de Transportes y Telecomunicaciones de Ñuble, en “una regulación entre operadores de transporte urbano mayor y el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones que mejorará la calidad del servicio de la locomoción y con esto, mejorar la calidad de vida de miles de chillanejos y chillanvejanos”.

En términos más técnicos es “una medida regulatoria mediante la cual el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones podrá establecer una regulación operacional para el sistema de Transporte Público Mayor (taxibuses-micros) de acuerdo a las necesidades propias de cada ciudad y su dinámica de viajes. Y agregó que “podrán tener una duración máxima de siete años, con posibilidad de prórroga hasta por un máximo de tres años, previo pronunciamiento favorable del Panel de Expertos establecido en el artículo 14 de la ley N° 20.378. Para el caso del Perímetro de Exclusión de Chillán y Chillán Viejo, la duración es de cinco años, con posibilidad de prórroga hasta por un máximo de dos años”, afirmó.

El aporte fiscal que realizará el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones será de cerca de $2.340 millones anuales dirigido a la totalidad de las empresas de transporte público actuales, subsidio tanto para la tarifa como para la operación. Y está proyectado para ser ejecutado en noviembre de este año.

Humberto Llanos, presidente de la Asociación Gremial de dueños de Taxibuses de Chillán, afirmó que “en este minuto entre los requisitos que nos piden están: seguro de conductores, póliza de garantía y en esa etapa estamos, juntando la documentación legal y solicitando las cotizaciones de las pólizas de seguro conductor y de garantías; apenas la tengamos firmamos contrato y entiendo que parte a los 10 días, esperamos durante noviembre”.

“Este trabajo en conjunto se realiza con el objetivo de que esta regulación se implemente de forma rápida y eficiente y de esta forma, cumplir con uno de los objetivos de nuestro Ministerio el cual es mejorar el sistema de transporte público en regiones, con vehículos más seguros y con una frecuencia, regularidad y puntualidad del servicio que mejore la calidad de vida de miles de vecinos de la intercomuna”, aseguró la seremi Bárbara Kopplin.

Micros y taxibuses nuevos

Entre los requerimientos que solicita el Ministerio de Transporte para poner a andar este Perímetro de Exclusión está el mejoramiento de las micros y taxibuses del sistema. Estas no pueden tener una antigüedad mayor a los 20 años. En relación a esto, la seremi de Transporte indicó que dentro de los avances está “la incorporación de una plan de mejora de la antigüedad de la flota para tener en circulación máquinas más modernas”.

El presidente de la Asociación Gremial de dueños de Taxibuses de Chillán, confirmó que “van a llegar entre 35 y 40 buses nuevos, en su gran mayoría con plataforma de acceso universal, con un sistema electro neumático, para que pueda acceder una silla de ruedas. Llegan a finales de noviembre y esto se ejecutará dentro del marco renueva tu micro, que financia una parte; teniendo en cuenta que una máquina tiene un costo de 90 mil dólares”.

“Estamos en un promedio de antigüedad de 12 años, la normativa legal dice que los buses tienen que tener 20 años máximo. Además, nos regulan como operadores, tenemos un manual de normas gráficas, por lo que vamos a tener que definir un código de pintura para unificar la presentación de la flota”. En estos momentos cada línea tiene un color característico, y esperan seguir manteniéndolo para no confundir a los usuarios, aseguró el dirigente gremial.

Tres claves para entender los cambios
1- Incorporación de GPS y App

Esta medida viene a dar claridad a los tiempos de transporte, los recorridos, frecuencia de los recorridos y puntualidad del servicio. Toda la información recopilada por el GPS será incorporada en tiempo real a una aplicación para descargar en los smartphones, que será promocionada al mismo tiempo de inicio del Perímetro de Exclusión y que está siendo diseñada por el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones.

La App mostrará el lugar donde se encuentra la micro de la línea que se requiera, indica la hora, las calles, la velocidad en la que se dirige y la distancia donde se encuentra, información que actualiza cada 30 segundos.

Tanto el GPS como la aplicación deben estar funcionales desde el día uno de la puesta en marcha en los 320 taxibuses, sistema que ya se venía incorporando en los distintos recorridos de la ciudad desde hace 10 años.

2- Cámaras de seguridad

La flota completa del transporte mayor urbano, compuesta por más de 300 máquinas, debe contar con tres cámaras de seguridad: una en pasillo, otra en la puerta y, por último, una que apunte al conductor.

Estas se deberán incorporar de manera gradual, el plazo máximo para su instalación es de 12 meses. En estos momentos, hay entre 90 a 100 buses con cámara, correspondientes a las líneas 4, 6 y 7. En cuanto a otras líneas están en periodo de prueba y se espera que para final de año ya estén implementadas.

Además, se contará con un COF, es decir, un Centro de Operación de Flota, que básicamente es una central de monitoreo donde se irán revisando las cámaras y el comportamiento de los usuarios y de los mismos buses.

3- Cobro electrónico y tarifas

El mayor cambio del Perímetro de Exclusión incluye la manera en que se paga. Este va a sufrir una transición desde el efectivo al recaudo electrónico. Este último se implementará mediante totems donde se podrá hacer el pago de tres maneras: con una tarjeta (similar a la BIP!) que cuenta con un chip y se recarga con dinero; con un código QR que arroja el teléfono desde la aplicación; y con una tarjeta visa o mastercard.

Además, incorporará una cantidad adecuada de puntos de ventas y recarga de las tarjetas, no solo en la oficina gremial sino también en almacenes en toda la conurbación chillaneja.

En cuanto al tiempo de aplicación de esta medida, tiene un periodo de marcha blanca de 12 meses con una posibilidad de una prórroga máxima de seis meses más. Tiempo en el cual se espera hacer una campaña de difusión y marketing y, también, funcionará con un sistema híbrido de recaudo en efectivo e híbrido.

En caso de los tótems estos ya están siendo evaluados por la Seremía de Transportes y Telecomunicaciones y la empresa Sonda, quienes son los que implementan el Transantiago, todo bajo el estándar técnico del ministerio.

En relación a la tarifa, hoy está regulada por el decreto 212 del Reglamento de los servicios nacionales de Transporte Público de Pasajeros, que les permite a las agrupaciones de microbuses regular las tarifas del transporte público, informándoles con 30 días de anticipación de la Seremía de Transporte y Telecomunicaciones.

Sin embargo, con este Perímetro de Exclusión la tarifa será regulada por un polinomio que variará de acuerdo a cuatro factores: el IPC, el precio del dólar, la cotización del diesel (combustible) y el costo de la mano de obra, lo que producirá cambios constantes, pues indica si sube o baja el valor del pasaje.

Ver artículo

Fuente: La Discusión, Sábado 23 de Octubre de 2021

LA DISCUSIÓN – La intercomuna Chillán-Chillán Viejo están ad portas de incorporar el Perímetro de Exclusión, un sistema de regulación del transporte urbano mayor, es decir, las micros y taxibuses de la ciudad. Está compuesto por 10 líneas de recorrido urbano que cubren Chillán y Chillán Viejo, hasta los sectores periféricos de Las Mariposas al oriente, Iansa al norte, Huape al poniente y el límite urbano sur de Chillán Viejo

Consiste, de acuerdo a Bárbara Kopplin Lanata, ingeniera Civil Eléctrica y Seremi de Transportes y Telecomunicaciones de Ñuble, en “una regulación entre operadores de transporte urbano mayor y el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones que mejorará la calidad del servicio de la locomoción y con esto, mejorar la calidad de vida de miles de chillanejos y chillanvejanos”.

En términos más técnicos es “una medida regulatoria mediante la cual el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones podrá establecer una regulación operacional para el sistema de Transporte Público Mayor (taxibuses-micros) de acuerdo a las necesidades propias de cada ciudad y su dinámica de viajes. Y agregó que “podrán tener una duración máxima de siete años, con posibilidad de prórroga hasta por un máximo de tres años, previo pronunciamiento favorable del Panel de Expertos establecido en el artículo 14 de la ley N° 20.378. Para el caso del Perímetro de Exclusión de Chillán y Chillán Viejo, la duración es de cinco años, con posibilidad de prórroga hasta por un máximo de dos años”, afirmó.

El aporte fiscal que realizará el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones será de cerca de $2.340 millones anuales dirigido a la totalidad de las empresas de transporte público actuales, subsidio tanto para la tarifa como para la operación. Y está proyectado para ser ejecutado en noviembre de este año.

Humberto Llanos, presidente de la Asociación Gremial de dueños de Taxibuses de Chillán, afirmó que “en este minuto entre los requisitos que nos piden están: seguro de conductores, póliza de garantía y en esa etapa estamos, juntando la documentación legal y solicitando las cotizaciones de las pólizas de seguro conductor y de garantías; apenas la tengamos firmamos contrato y entiendo que parte a los 10 días, esperamos durante noviembre”.

“Este trabajo en conjunto se realiza con el objetivo de que esta regulación se implemente de forma rápida y eficiente y de esta forma, cumplir con uno de los objetivos de nuestro Ministerio el cual es mejorar el sistema de transporte público en regiones, con vehículos más seguros y con una frecuencia, regularidad y puntualidad del servicio que mejore la calidad de vida de miles de vecinos de la intercomuna”, aseguró la seremi Bárbara Kopplin.

Micros y taxibuses nuevos

Entre los requerimientos que solicita el Ministerio de Transporte para poner a andar este Perímetro de Exclusión está el mejoramiento de las micros y taxibuses del sistema. Estas no pueden tener una antigüedad mayor a los 20 años. En relación a esto, la seremi de Transporte indicó que dentro de los avances está “la incorporación de una plan de mejora de la antigüedad de la flota para tener en circulación máquinas más modernas”.

El presidente de la Asociación Gremial de dueños de Taxibuses de Chillán, confirmó que “van a llegar entre 35 y 40 buses nuevos, en su gran mayoría con plataforma de acceso universal, con un sistema electro neumático, para que pueda acceder una silla de ruedas. Llegan a finales de noviembre y esto se ejecutará dentro del marco renueva tu micro, que financia una parte; teniendo en cuenta que una máquina tiene un costo de 90 mil dólares”.

“Estamos en un promedio de antigüedad de 12 años, la normativa legal dice que los buses tienen que tener 20 años máximo. Además, nos regulan como operadores, tenemos un manual de normas gráficas, por lo que vamos a tener que definir un código de pintura para unificar la presentación de la flota”. En estos momentos cada línea tiene un color característico, y esperan seguir manteniéndolo para no confundir a los usuarios, aseguró el dirigente gremial.

Tres claves para entender los cambios
1- Incorporación de GPS y App

Esta medida viene a dar claridad a los tiempos de transporte, los recorridos, frecuencia de los recorridos y puntualidad del servicio. Toda la información recopilada por el GPS será incorporada en tiempo real a una aplicación para descargar en los smartphones, que será promocionada al mismo tiempo de inicio del Perímetro de Exclusión y que está siendo diseñada por el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones.

La App mostrará el lugar donde se encuentra la micro de la línea que se requiera, indica la hora, las calles, la velocidad en la que se dirige y la distancia donde se encuentra, información que actualiza cada 30 segundos.

Tanto el GPS como la aplicación deben estar funcionales desde el día uno de la puesta en marcha en los 320 taxibuses, sistema que ya se venía incorporando en los distintos recorridos de la ciudad desde hace 10 años.

2- Cámaras de seguridad

La flota completa del transporte mayor urbano, compuesta por más de 300 máquinas, debe contar con tres cámaras de seguridad: una en pasillo, otra en la puerta y, por último, una que apunte al conductor.

Estas se deberán incorporar de manera gradual, el plazo máximo para su instalación es de 12 meses. En estos momentos, hay entre 90 a 100 buses con cámara, correspondientes a las líneas 4, 6 y 7. En cuanto a otras líneas están en periodo de prueba y se espera que para final de año ya estén implementadas.

Además, se contará con un COF, es decir, un Centro de Operación de Flota, que básicamente es una central de monitoreo donde se irán revisando las cámaras y el comportamiento de los usuarios y de los mismos buses.

3- Cobro electrónico y tarifas

El mayor cambio del Perímetro de Exclusión incluye la manera en que se paga. Este va a sufrir una transición desde el efectivo al recaudo electrónico. Este último se implementará mediante totems donde se podrá hacer el pago de tres maneras: con una tarjeta (similar a la BIP!) que cuenta con un chip y se recarga con dinero; con un código QR que arroja el teléfono desde la aplicación; y con una tarjeta visa o mastercard.

Además, incorporará una cantidad adecuada de puntos de ventas y recarga de las tarjetas, no solo en la oficina gremial sino también en almacenes en toda la conurbación chillaneja.

En cuanto al tiempo de aplicación de esta medida, tiene un periodo de marcha blanca de 12 meses con una posibilidad de una prórroga máxima de seis meses más. Tiempo en el cual se espera hacer una campaña de difusión y marketing y, también, funcionará con un sistema híbrido de recaudo en efectivo e híbrido.

En caso de los tótems estos ya están siendo evaluados por la Seremía de Transportes y Telecomunicaciones y la empresa Sonda, quienes son los que implementan el Transantiago, todo bajo el estándar técnico del ministerio.

En relación a la tarifa, hoy está regulada por el decreto 212 del Reglamento de los servicios nacionales de Transporte Público de Pasajeros, que les permite a las agrupaciones de microbuses regular las tarifas del transporte público, informándoles con 30 días de anticipación de la Seremía de Transporte y Telecomunicaciones.

Sin embargo, con este Perímetro de Exclusión la tarifa será regulada por un polinomio que variará de acuerdo a cuatro factores: el IPC, el precio del dólar, la cotización del diesel (combustible) y el costo de la mano de obra, lo que producirá cambios constantes, pues indica si sube o baja el valor del pasaje.

Ver artículo

Fuente: La Discusión, Sábado 23 de Octubre de 2021

TITULARES

X