Sábado, Febrero 4, 2023

“Trataremos de licitar todas las obras programadas durante este primer semestre”

DIARIO EL DÍA – A casi dos meses de que se registrara el primer caso de coronavirus en el país, el titular regional de la cartera descartó que, hasta el momento, estén previstos eventuales recortes presupuestarios en el ministerio, dejando en claro que, bajo el actual contexto de emergencia sanitaria, la continuidad de las obras emblemáticas está asegurada.
“Por el momento, nosotros tenemos, en general todas las obras ejecutándose”.
Con esa aseveración, el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman intentó descartar cualquier temor existente tanto, sobre eventuales suspensiones de proyectos emblemáticos en la región como de recortes presupuestarios a raíz de la pandemia del coronavirus.
En ese sentido indica, lo único que podría verse alterado, serían los plazos de dichas obras, tanto en su itinerario de adjudicación, como de entrega.
“Vamos a hacer los esfuerzos para cumplir con los plazos, pero a la vez, vamos a dar flexibilidad. Porque aquí hay conversaciones con los vecinos también, pues las localidades nos están pidiendo en algunos sectores implementar ciertos turnos específicos debido al coronavirus. Eso significa que reprogramar y contar con menos gente de la que teníamos estimada (en las faenas)” sostiene la autoridad.
“Eso va a generar quizás algunos retrasos en algunas partidas de las obras”, señala, pero ante el temor existente en algunas localidades por la concentración de muchos trabajadores en plena pandemia, Herman explicó que “lo que estamos buscando es que precisamente las empresas tomen los resguardos y las medidas de control necesarias con sus trabajadores, y que se hagan los esfuerzos para poder poner en practica test rápidos para ellos”.
Aplacar temores
En efecto, si bien las obras más emblemáticas existentes en la región – como el proyecto de modernización de la ruta 5 Norte entre Coquimbo y La Serena, la ampliación del puerto de Coquimbo o las obras faltantes de la ruta D-43- continúan con sus respectivos itinerarios, hay otras que – sin quedar suspendidas – han tenido que enfrentar problemas con las comunidades aledañas a las obras, temerosas de que la concentración de personas foráneas a ellas, puedan convertirse en focos de contagio de coronavirus.
Los proyectos viales Carén-Tulahuén y Culimo-Tilama, son ejemplos de ello.
“En el primer caso, tenemos una gran cantidad de trabajadores en esa obra, por lo que en estos momentos estamos viendo como retomamos de mejor forma esa obra. En el caso de la obra Culimo-Tilama en Los Vilos, los vecinos pidieron medidas más drásticas, como la toma del test rápido a los trabajadores, y a la vez, establecer un control de acceso a las localidades por parte de la empresa. Afortunadamente, con la colaboración de la empresa, ese problema ya se destrabó”, afirmó Herman.
Levantar la economía
De todas formas, la autoridad insistió en que la marcha de proyectos sigue con normalidad, señalando que en estos momentos “se está cumpliendo nuestra proyección presupuestaria y no hemos tenido que interrumpir con obras”.
En ese sentido, el titular regional de la cartera, aseguró que desde nivel central “la instrucción ha sido tratar de licitar todas las obras programadas y que esas licitaciones se hagan durante el primer semestre. No existe recorte presupuestario, y por eso trataremos de adelantar todos los procesos administrativos como las bases de licitación”, afirmó.
“De esa manera”, agrega, “el objetivo es que éstas se empiecen a ejecutar en noviembre y octubre y de esa manera, se pueda reactivar económicamente el país”.
Ver artículo
Fuente: Diario El Día, Domingo 26 de Abril de 2020
 

DIARIO EL DÍA – A casi dos meses de que se registrara el primer caso de coronavirus en el país, el titular regional de la cartera descartó que, hasta el momento, estén previstos eventuales recortes presupuestarios en el ministerio, dejando en claro que, bajo el actual contexto de emergencia sanitaria, la continuidad de las obras emblemáticas está asegurada.
“Por el momento, nosotros tenemos, en general todas las obras ejecutándose”.
Con esa aseveración, el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman intentó descartar cualquier temor existente tanto, sobre eventuales suspensiones de proyectos emblemáticos en la región como de recortes presupuestarios a raíz de la pandemia del coronavirus.
En ese sentido indica, lo único que podría verse alterado, serían los plazos de dichas obras, tanto en su itinerario de adjudicación, como de entrega.
“Vamos a hacer los esfuerzos para cumplir con los plazos, pero a la vez, vamos a dar flexibilidad. Porque aquí hay conversaciones con los vecinos también, pues las localidades nos están pidiendo en algunos sectores implementar ciertos turnos específicos debido al coronavirus. Eso significa que reprogramar y contar con menos gente de la que teníamos estimada (en las faenas)” sostiene la autoridad.
“Eso va a generar quizás algunos retrasos en algunas partidas de las obras”, señala, pero ante el temor existente en algunas localidades por la concentración de muchos trabajadores en plena pandemia, Herman explicó que “lo que estamos buscando es que precisamente las empresas tomen los resguardos y las medidas de control necesarias con sus trabajadores, y que se hagan los esfuerzos para poder poner en practica test rápidos para ellos”.
Aplacar temores
En efecto, si bien las obras más emblemáticas existentes en la región – como el proyecto de modernización de la ruta 5 Norte entre Coquimbo y La Serena, la ampliación del puerto de Coquimbo o las obras faltantes de la ruta D-43- continúan con sus respectivos itinerarios, hay otras que – sin quedar suspendidas – han tenido que enfrentar problemas con las comunidades aledañas a las obras, temerosas de que la concentración de personas foráneas a ellas, puedan convertirse en focos de contagio de coronavirus.
Los proyectos viales Carén-Tulahuén y Culimo-Tilama, son ejemplos de ello.
“En el primer caso, tenemos una gran cantidad de trabajadores en esa obra, por lo que en estos momentos estamos viendo como retomamos de mejor forma esa obra. En el caso de la obra Culimo-Tilama en Los Vilos, los vecinos pidieron medidas más drásticas, como la toma del test rápido a los trabajadores, y a la vez, establecer un control de acceso a las localidades por parte de la empresa. Afortunadamente, con la colaboración de la empresa, ese problema ya se destrabó”, afirmó Herman.
Levantar la economía
De todas formas, la autoridad insistió en que la marcha de proyectos sigue con normalidad, señalando que en estos momentos “se está cumpliendo nuestra proyección presupuestaria y no hemos tenido que interrumpir con obras”.
En ese sentido, el titular regional de la cartera, aseguró que desde nivel central “la instrucción ha sido tratar de licitar todas las obras programadas y que esas licitaciones se hagan durante el primer semestre. No existe recorte presupuestario, y por eso trataremos de adelantar todos los procesos administrativos como las bases de licitación”, afirmó.
“De esa manera”, agrega, “el objetivo es que éstas se empiecen a ejecutar en noviembre y octubre y de esa manera, se pueda reactivar económicamente el país”.
Ver artículo
Fuente: Diario El Día, Domingo 26 de Abril de 2020
 

TITULARES