Sábado, Mayo 18, 2024

Transportes analiza escenario donde pudiera requerirse planificación conjunta de operadores aéreos para no afectar conectividad del país

DIARIO FINANCIERO – En una situación como la actual, donde la demanda aérea es muy baja, existe el riesgo de que algunos operadores pudieran suspender algunas rutas dado que no es conveniente económicamente. Ese análisis fue el que llevó a la ministra de Transportes, Gloria Hutt, y de Economía, Lucas Palacios, a concretar conversaciones con la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) para evaluar espacios de coordinación en la industria.
Consultada en su cuenta pública, Hutt reconoció que en esta industria –así como en otras donde hay pocos operadores-, las decisiones que se tomen tienen que considerar los factores de libre competencia.
En esa línea, señaló que si se diera una situación como la descrita, “podría requerirse algún tipo de acuerdo para dar cobertura, para que nosotros como Estado aseguremos la conectividad, porque si cada compañía toma la decisión racional de suspender operaciones o de parar, el país entero se queda sin el servicio”.
Agregó que esto no sería posible “si es que no existe un buen resguardo de los elementos de competencia (…) sería una situación muy excepcional y de emergencia, y que se podría justificar solamente en el caso de tener que resolver una necesidad nacional”, dijo.
Tras las conversaciones, la ministra explicó que “existen los mecanismos que permiten actuar en esa forma excepcional dada la emergencia sanitaria. Esto no está pensando para una herramienta que el Estado tenga de forma permanente, sino solo en caso de que fuera necesario y que no hubiera más alternativas para poder sostener la conectividad aérea”.
De todos modos, la ministra dijo que “hasta ahora no ha sido necesario aplicarlo, es solo que en caso de ser necesario”.
Respecto a Latam, dijo que conocemos la opción de la compañía, de someterse al capítulo 11 y seguir operando, por lo que “en vista de la conectividad nacional, no debiera verse afectada”.
Balance de la gestión
En su cuenta pública, la ministra Hutt detalló que en materia de transporte aéreo, durante 2019 se movilizaron más de 26 millones de pasajeros en vuelos nacionales e internacionales, se consolidaron nuevas rutas interregionales –que no pasan por Santiago-, se habilitaron nuevas rutas directas desde Santiago a seis países de América y Europa.
Respecto al transporte público metropolitano de Santiago, dijo que se ha incorporado más de 1.051 buses con el nuevo estándar RED, lo que ha permitido elevar la calidad de viaje de 830 mil usuarios en zonas aisladas y rurales del territorio, quienes ahora cuentan con comodidades como aire acondicionado y conexión WiFi. Y el que además este año comenzará a desplegarse en otras regiones de país.
“Nuestros subsidios de zonas aisladas siguen creciendo y siguen aumentando su cobertura en todo el país. Tenemos más de mil servicios activos para transporte escolar rural, transporte de conectividad marítima, transporte de zonas aisladas y cerca de 900 que atienden específicamente a escolares”, detalló la ministra.
En tanto, en materia de telecomunicaciones, destacó las iniciativas de despliegue de fibra óptica, como el proyecto Fibra Óptica Nacional (FON) que desplegará esta infraestructura a 186 comunas en el país con un subsidio de $ 86 mil millones, y que ya fue adjudicado en casi su totalidad en abril pasado.
También se refirió a los avances en el cable Transpacífico que conectará a la región con Asia, y que ya suma el interés de distintos países sudamericanos.
“Todos nos preparamos para 5G, que es una nueva generación que permite aplicaciones hasta ahora inexistentes como, por ejemplo, pruebas de vehículos autónomos, telemedicina, educación a distancia, en que se necesitan respuestas instantáneas. Dentro de esta misma vanguardia, un proyecto desafiante es la conexión a través de un cable de fibra óptica entre América Latina y Asia, esa conexión no existe. Cuando uno mira los mapas del mundo y las coberturas de cada cable de fibra óptica submarino se ve una gran red, pero no hay ninguno que conecte América Latina con Asia”, afirmó la autoridad.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 27 de Mayo de 2020

DIARIO FINANCIERO – En una situación como la actual, donde la demanda aérea es muy baja, existe el riesgo de que algunos operadores pudieran suspender algunas rutas dado que no es conveniente económicamente. Ese análisis fue el que llevó a la ministra de Transportes, Gloria Hutt, y de Economía, Lucas Palacios, a concretar conversaciones con la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) para evaluar espacios de coordinación en la industria.
Consultada en su cuenta pública, Hutt reconoció que en esta industria –así como en otras donde hay pocos operadores-, las decisiones que se tomen tienen que considerar los factores de libre competencia.
En esa línea, señaló que si se diera una situación como la descrita, “podría requerirse algún tipo de acuerdo para dar cobertura, para que nosotros como Estado aseguremos la conectividad, porque si cada compañía toma la decisión racional de suspender operaciones o de parar, el país entero se queda sin el servicio”.
Agregó que esto no sería posible “si es que no existe un buen resguardo de los elementos de competencia (…) sería una situación muy excepcional y de emergencia, y que se podría justificar solamente en el caso de tener que resolver una necesidad nacional”, dijo.
Tras las conversaciones, la ministra explicó que “existen los mecanismos que permiten actuar en esa forma excepcional dada la emergencia sanitaria. Esto no está pensando para una herramienta que el Estado tenga de forma permanente, sino solo en caso de que fuera necesario y que no hubiera más alternativas para poder sostener la conectividad aérea”.
De todos modos, la ministra dijo que “hasta ahora no ha sido necesario aplicarlo, es solo que en caso de ser necesario”.
Respecto a Latam, dijo que conocemos la opción de la compañía, de someterse al capítulo 11 y seguir operando, por lo que “en vista de la conectividad nacional, no debiera verse afectada”.
Balance de la gestión
En su cuenta pública, la ministra Hutt detalló que en materia de transporte aéreo, durante 2019 se movilizaron más de 26 millones de pasajeros en vuelos nacionales e internacionales, se consolidaron nuevas rutas interregionales –que no pasan por Santiago-, se habilitaron nuevas rutas directas desde Santiago a seis países de América y Europa.
Respecto al transporte público metropolitano de Santiago, dijo que se ha incorporado más de 1.051 buses con el nuevo estándar RED, lo que ha permitido elevar la calidad de viaje de 830 mil usuarios en zonas aisladas y rurales del territorio, quienes ahora cuentan con comodidades como aire acondicionado y conexión WiFi. Y el que además este año comenzará a desplegarse en otras regiones de país.
“Nuestros subsidios de zonas aisladas siguen creciendo y siguen aumentando su cobertura en todo el país. Tenemos más de mil servicios activos para transporte escolar rural, transporte de conectividad marítima, transporte de zonas aisladas y cerca de 900 que atienden específicamente a escolares”, detalló la ministra.
En tanto, en materia de telecomunicaciones, destacó las iniciativas de despliegue de fibra óptica, como el proyecto Fibra Óptica Nacional (FON) que desplegará esta infraestructura a 186 comunas en el país con un subsidio de $ 86 mil millones, y que ya fue adjudicado en casi su totalidad en abril pasado.
También se refirió a los avances en el cable Transpacífico que conectará a la región con Asia, y que ya suma el interés de distintos países sudamericanos.
“Todos nos preparamos para 5G, que es una nueva generación que permite aplicaciones hasta ahora inexistentes como, por ejemplo, pruebas de vehículos autónomos, telemedicina, educación a distancia, en que se necesitan respuestas instantáneas. Dentro de esta misma vanguardia, un proyecto desafiante es la conexión a través de un cable de fibra óptica entre América Latina y Asia, esa conexión no existe. Cuando uno mira los mapas del mundo y las coberturas de cada cable de fibra óptica submarino se ve una gran red, pero no hay ninguno que conecte América Latina con Asia”, afirmó la autoridad.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 27 de Mayo de 2020

TITULARES