Sábado, Junio 15, 2024

Transantiago: velocidad media llegó a punto más bajo por alza en parque automotor y tacos

EL MERCURIO – En una ciudad como Santiago, que crece día a día, los tiempos de traslado se han acrecentado, especialmente en el caso del transporte público.
Y así lo refleja el Transantiago, el sistema de micros de la capital: según el informe de gestión 2018 del Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM), en noviembre pasado se observó la velocidad promedio más baja desde la modificación de 2012 —que implicó cambios de colores, recorridos y en los contratos de las empresas—, ya que los servicios de hora punta en la mañana alcanzaron solo los 16,5 km/h.
En cambio, en 2012, el registro para el día era de 21,3 km/h, con la franja matinal punta alcanzando los 19,2 km/h. Más aún, ese año, en enero, la velocidad fue de 22,7 km/h para la jornada diaria.
Razones de la baja
El DTPM explica que el fenómeno que afecta al Transantiago no es aislado, ya que también ocurre con los vehículos particulares, que también “han experimentado una caída de velocidad promedio en los últimos años, a una tasa anual de alrededor de un 3%, principalmente por el aumento de congestión, derivado de la creciente motorización”.
En esos factores concuerdan los expertos, quienes apuntan a que el aumento en el parque automotor ha agudizado los tacos: “Por lejos la principal razón de la baja en velocidad es la incorporación de nuevos autos al sistema de transporte de la ciudad”, afirma Ángelo Guevara, académico de Ingeniería Civil de la U. de Chile.
Añade que “la principal manera de resolverlo es separando el transporte público del privado… Los buses siempre serán más lentos por las paradas y por aceleración y frenado”.
A juicio de Alejandro Torres, académico de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la U. Central, “cada vez tenemos más vehículos en las calles; entonces, si en un espacio se suman estos números, los buses se ven perjudicados inmediatamente”.
Infraestructura vial
Para tratar de revertir la tendencia, se han construido corredores y pistas solo bus. En el caso de estas últimas, mientras en 2012 había 119 km, el año pasado sumaban 205 km.
Además, de acuerdo con el DTPM, este año se adicionarán 20 km de las pistas solo bus “para privilegiar el tránsito exclusivo de buses”.
Al respecto, Torres advierte que esas vías “deben ser realmente para los servicios y no autos particulares, incluyendo los taxis, porque si se respetaran como tal, podrían ser una medida completamente exitosa”.

“Las pistas solo bus deben ser realmente para los servicios y no autos particulares, porque si se respetaran, podría ser una medida exitosa”.
Alejandro Torres
Académico de Ingeniería y Arquitectura de la U. Central

 

“Si los buses no están segregados de los autos, serán aun más lentos por las paradas y por aceleración y frenado”.
Ángelo Guevara
Académico de Ingeniería Civil de la U. de Chile

Fuente: El Mercurio, Martes 11 de Junio de 2019

EL MERCURIO – En una ciudad como Santiago, que crece día a día, los tiempos de traslado se han acrecentado, especialmente en el caso del transporte público.
Y así lo refleja el Transantiago, el sistema de micros de la capital: según el informe de gestión 2018 del Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM), en noviembre pasado se observó la velocidad promedio más baja desde la modificación de 2012 —que implicó cambios de colores, recorridos y en los contratos de las empresas—, ya que los servicios de hora punta en la mañana alcanzaron solo los 16,5 km/h.
En cambio, en 2012, el registro para el día era de 21,3 km/h, con la franja matinal punta alcanzando los 19,2 km/h. Más aún, ese año, en enero, la velocidad fue de 22,7 km/h para la jornada diaria.
Razones de la baja
El DTPM explica que el fenómeno que afecta al Transantiago no es aislado, ya que también ocurre con los vehículos particulares, que también “han experimentado una caída de velocidad promedio en los últimos años, a una tasa anual de alrededor de un 3%, principalmente por el aumento de congestión, derivado de la creciente motorización”.
En esos factores concuerdan los expertos, quienes apuntan a que el aumento en el parque automotor ha agudizado los tacos: “Por lejos la principal razón de la baja en velocidad es la incorporación de nuevos autos al sistema de transporte de la ciudad”, afirma Ángelo Guevara, académico de Ingeniería Civil de la U. de Chile.
Añade que “la principal manera de resolverlo es separando el transporte público del privado… Los buses siempre serán más lentos por las paradas y por aceleración y frenado”.
A juicio de Alejandro Torres, académico de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la U. Central, “cada vez tenemos más vehículos en las calles; entonces, si en un espacio se suman estos números, los buses se ven perjudicados inmediatamente”.
Infraestructura vial
Para tratar de revertir la tendencia, se han construido corredores y pistas solo bus. En el caso de estas últimas, mientras en 2012 había 119 km, el año pasado sumaban 205 km.
Además, de acuerdo con el DTPM, este año se adicionarán 20 km de las pistas solo bus “para privilegiar el tránsito exclusivo de buses”.
Al respecto, Torres advierte que esas vías “deben ser realmente para los servicios y no autos particulares, incluyendo los taxis, porque si se respetaran como tal, podrían ser una medida completamente exitosa”.

“Las pistas solo bus deben ser realmente para los servicios y no autos particulares, porque si se respetaran, podría ser una medida exitosa”.
Alejandro Torres
Académico de Ingeniería y Arquitectura de la U. Central

 

“Si los buses no están segregados de los autos, serán aun más lentos por las paradas y por aceleración y frenado”.
Ángelo Guevara
Académico de Ingeniería Civil de la U. de Chile

Fuente: El Mercurio, Martes 11 de Junio de 2019

TITULARES