Domingo, Mayo 9, 2021

Sube presión por tráfico en autopistas: flujo en principales rutas del país crece hasta 140%

DIARIO FINANCIERO – Este 2018 partió con un nuevo récord en la venta de autos nuevos. Para lamento de muchos, en el primer mes del año también se registró una nueva marca en el tráfico de dos de las principales carreteras del país.

Según estadísticas del Ministerio de Obras Públicas, la Ruta 68 (que une Santiago-Valparaíso) y la Ruta 5 Tramo Santiago-Talca, marcaron en el mes de enero un nuevo récord de tránsito vehicular: 4,2 millones y 7,5 millones de pasadas, respectivamente.

En el caso de la Ruta 5, la cifra registrada en el primer mes del año se traduce en un alza de 140% frente a igual mes de 2010, cuando transitaron 3.124.761 vehículos.

Según los expertos, la capacidad de flujo de las autopistas interurbanas está llegando al límite. Más aún, un estudio de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de 2016, realizado por la hoy ministra Gloria Hutt, pronosticaba que entre 2017 y 2019 las principales rutas de acceso a Santiago llegarán cerca de su capacidad de uso.

Y aunque se proyectan nuevas inversiones para el desarrollo de terceras pistas, habrá que esperar. Hoy en gran parte de las rutas hay dos pistas por sentido.

El programa en obras públicas del Presidente Piñera incluye eliminar las barreras de peajes en las principales rutas del país, construir 14 puentes alternativos y comenzar los estudios para una nueva carretera cuyo trazado sea a través de la costa. Esto último podría partir recién en un horizonte de cinco años más, considerando todos los análisis y estudios de ingeniería.

En el intertanto, el plan considera que la llegada a Santiago desde el norte (Ruta 5 Santiago-Los Vilos y Radial Nororiente) tenga solo telepeaje, o Tag, a partir de este 2018. Para el caso del acceso sur (Ruta 5 Santiago-Talca) la idea es que sea a partir de 2019, aunque el ministro Andrés Fontaine dijo recientemente que la idea es acelerar su puesta en marcha. Según el programa de gobierno, el plan es eliminar las barreras en la Ruta 68 hacia 2020 y en el resto de la Ruta 5, incluido el tramo La Serena-Temuco.

Terceras pistas

A mediados del año pasado, la administración Bachelet y la concesionaria Abertis, que controla la Autopista del Sol (Ruta 78), acordaron un convenio complementario que permitirá construir terceras pistas entre Santiago (Maipú) y Talagante. Las obras tendrán un costo de US$ 120 millones, que se financiarán con el aumento del plazo de concesión en 20 meses. Así, la firma extenderá el control sobre la ruta al menos hasta 2021.

Si bien se esperaba que los trabajos de ampliación partieran a fines del año pasado, para concluir en 2020, la empresa presentó una nueva Declaración de Impacto Ambiental a fines de enero, generando un retraso respecto al plan original.

En el caso de la Ruta 68, el desarrollo de terceras pistas en toda la extensión de la carretera recién se podrían iniciar una vez de que termine el contrato de concesión con Abertis, esto es, el 2023.

En enero, la administración Bachelet descartó la recompra de la ruta (que hubiese costado US$ 470 millones) y optó por mantener la concesión a cambio de exigencias para mejorarla con inversiones por hasta US$ 170 millones.

Donde el actual gobierno tendrá una injerencia directa será en el desarrollo de las terceras pistas entre Santiago y Rancagua.

Un primer sector es el comprendido entre el puente Maipo, por el norte, y el enlace Angostura (donde se une el Acceso Sur a Santiago con la Ruta 5 Sur). El segundo tramo ya está construido, y el tercero se emplazará entre el enlace Peuco (al sur de la actual plaza de peaje Angostura) y el inicio del bypass de Rancagua, por el sur.

En 2012, la administración anterior del MOP autorizó los estudios para el desarrollo de todos los tramos; ahí se visó la construcción del tramo 2 y se aprobó un presupuesto de 78 mil UF para los análisis de las otras dos etapas.

El MOP ya suscribió un acuerdo con la concesionaria para el desarrollo del tramo 3, pero el tramo 1 se mantuvo en evaluación en la administración Bachelet, y se espera que sea activado por Fontaine.

“Es de esperar que las terceras pistas hasta Rancagua estén concluidas durante este gobierno”, dijo Louis De Grange, académico de la Universidad Diego Portales.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 22 de marzo de 2018

DIARIO FINANCIERO – Este 2018 partió con un nuevo récord en la venta de autos nuevos. Para lamento de muchos, en el primer mes del año también se registró una nueva marca en el tráfico de dos de las principales carreteras del país.

Según estadísticas del Ministerio de Obras Públicas, la Ruta 68 (que une Santiago-Valparaíso) y la Ruta 5 Tramo Santiago-Talca, marcaron en el mes de enero un nuevo récord de tránsito vehicular: 4,2 millones y 7,5 millones de pasadas, respectivamente.

En el caso de la Ruta 5, la cifra registrada en el primer mes del año se traduce en un alza de 140% frente a igual mes de 2010, cuando transitaron 3.124.761 vehículos.

Según los expertos, la capacidad de flujo de las autopistas interurbanas está llegando al límite. Más aún, un estudio de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de 2016, realizado por la hoy ministra Gloria Hutt, pronosticaba que entre 2017 y 2019 las principales rutas de acceso a Santiago llegarán cerca de su capacidad de uso.

Y aunque se proyectan nuevas inversiones para el desarrollo de terceras pistas, habrá que esperar. Hoy en gran parte de las rutas hay dos pistas por sentido.

El programa en obras públicas del Presidente Piñera incluye eliminar las barreras de peajes en las principales rutas del país, construir 14 puentes alternativos y comenzar los estudios para una nueva carretera cuyo trazado sea a través de la costa. Esto último podría partir recién en un horizonte de cinco años más, considerando todos los análisis y estudios de ingeniería.

En el intertanto, el plan considera que la llegada a Santiago desde el norte (Ruta 5 Santiago-Los Vilos y Radial Nororiente) tenga solo telepeaje, o Tag, a partir de este 2018. Para el caso del acceso sur (Ruta 5 Santiago-Talca) la idea es que sea a partir de 2019, aunque el ministro Andrés Fontaine dijo recientemente que la idea es acelerar su puesta en marcha. Según el programa de gobierno, el plan es eliminar las barreras en la Ruta 68 hacia 2020 y en el resto de la Ruta 5, incluido el tramo La Serena-Temuco.

Terceras pistas

A mediados del año pasado, la administración Bachelet y la concesionaria Abertis, que controla la Autopista del Sol (Ruta 78), acordaron un convenio complementario que permitirá construir terceras pistas entre Santiago (Maipú) y Talagante. Las obras tendrán un costo de US$ 120 millones, que se financiarán con el aumento del plazo de concesión en 20 meses. Así, la firma extenderá el control sobre la ruta al menos hasta 2021.

Si bien se esperaba que los trabajos de ampliación partieran a fines del año pasado, para concluir en 2020, la empresa presentó una nueva Declaración de Impacto Ambiental a fines de enero, generando un retraso respecto al plan original.

En el caso de la Ruta 68, el desarrollo de terceras pistas en toda la extensión de la carretera recién se podrían iniciar una vez de que termine el contrato de concesión con Abertis, esto es, el 2023.

En enero, la administración Bachelet descartó la recompra de la ruta (que hubiese costado US$ 470 millones) y optó por mantener la concesión a cambio de exigencias para mejorarla con inversiones por hasta US$ 170 millones.

Donde el actual gobierno tendrá una injerencia directa será en el desarrollo de las terceras pistas entre Santiago y Rancagua.

Un primer sector es el comprendido entre el puente Maipo, por el norte, y el enlace Angostura (donde se une el Acceso Sur a Santiago con la Ruta 5 Sur). El segundo tramo ya está construido, y el tercero se emplazará entre el enlace Peuco (al sur de la actual plaza de peaje Angostura) y el inicio del bypass de Rancagua, por el sur.

En 2012, la administración anterior del MOP autorizó los estudios para el desarrollo de todos los tramos; ahí se visó la construcción del tramo 2 y se aprobó un presupuesto de 78 mil UF para los análisis de las otras dos etapas.

El MOP ya suscribió un acuerdo con la concesionaria para el desarrollo del tramo 3, pero el tramo 1 se mantuvo en evaluación en la administración Bachelet, y se espera que sea activado por Fontaine.

“Es de esperar que las terceras pistas hasta Rancagua estén concluidas durante este gobierno”, dijo Louis De Grange, académico de la Universidad Diego Portales.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 22 de marzo de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X