Sábado, Mayo 8, 2021

La importancia histórica del proyecto de soterramiento de la vía férrea para Concepción

DIARIO CONCEPCIÓN – Unir el Río Bío Bío con el resto de la ciudad ha sido un desafío de las últimas administraciones, que debido a diversos motivos, entre ellos la línea férrea que separa a Concepción con la costanera y el alto costo de generar una vía que no interrumpa el paso del tren, no han podido ser concretado.

No obstante, el pasado 2017 Ferrocarriles del Sur, Fesur, inició el estudio que permitirá soterrar la vía férrea. De esta manera se liberarán 9,5 hectáreas donde se proyecta la creación de parques y espacios públicos que logren unir ambos sectores de Concepción.

Si bien, el plan es tener en 2020 ejecutado el proyecto, no siempre fue un anhelo el unir el río con el centro de la ciudad. Es más, la estación de trenes de Concepción sirvió como límite durante décadas, ya que el espacio de agua no era visto con buenos ojos.

Así lo explicó el docente de la Universidad de Concepción y Doctor en Historia, Armando Cartes, quien señaló que el deseo de acercar la ciudad al río es una idea relativamente moderna, porque “no siempre el río se ha visto como en la actualidad, como un elemento estético que agrega valor y hace más grata a la ciudad. En otro tiempo, el río era visto como una amenaza, ya que tenía frecuentes salidas. Era una zona más bien de arrabal de la ciudad y donde se levantaba grandes polvaredas y, por lo tanto, no había ningún deseo de conectar la ciudad con el río”.

“De hecho, la estación de trenes se instaló ahí para marcar el término de la ciudad. Deliberadamente se le dio la espalda al río”, añadió.

“Con los años nos fuimos dando cuenta que el río era mucho más que una fuente de agua, que un medio de transporte, y por lo mismo entonces se comenzó a buscar, a acercarnos a él, y descubrimos fatalmente que el ferrocarril era una barrera que impedía acercarse”, indicó Cartes.

Fue en el Siglo XX que la demanda de unir la ciudad con el río fue tomando fuerza. Esto basado en el ejemplo de grandes ciudades europeas y otras más cercanas como Valdivia, comentó el docente UdeC. Sin embargo, la asociación parecía imposible por el alto costo y la difícil ingeniería que significaba soterrar la vía férrea, precisó Cartes.

“Pero por suerte hoy día observamos que hay un consenso sobre la necesidad de eliminar esta barrera física y visual, y que incluso para los penquistas es incluso mental, que nos impide disfrutar no solamente del río y su belleza, sino que de todas las oportunidades que brindan sus alrededores”, aseveró.

A modo de reflexión, Armando Cartes aseguró que Concepción se está haciendo pequeño para el casi millón de personas que habitan en la provincia. A su criterio, la capital regional necesita más áreas verdes y ampliar su casco urbano. “Hay esperanza de que si esto se concreta el casco urbano va a crecer y se va a desahogar, se va a abrir hacia el río y va a asegurar una mejor calidad de vida, más áreas verdes por habitantes, y lo que significa la cercanía al río a todos los habitantes del Gran Concepción”, precisó el docente.

Voces locales
El intendente de la Región del Bío Bío, Jorge Ulloa, aseguró que existe disposición de parte de todos los sectores para trabajar en pro del soterramiento de la vía férrea, ya que agrega valor económico y social a Concepción. “Esto nos permite unir la ciudad, no segregar el sector, y a mi por lo tanto me parece como un proyecto un hermoso desafío. Creo que es necesario hacerlo”, afirmó el representante regional.

Además aseveró que “debemos recordar que el Puente Chacabuco va a necesitar la calle correspondiente y eso será a nivel de superficie, por lo tanto nos resulta evidente pensar en lo que han planteado desde la alcaldesa Van Rysselberghe en adelante”.

Por su parte, el ex intendente, Rodrigo Díaz, indicó que bajo el Gobierno de Michelle Bachelet se dieron pasos significativos “para que ese viejo anhelo se siga masificando, siguiendo lo que ha sido el impulso de la ciudadanía que rebasa los límites de la ciudad y que día a día trata de realizar actividades en el Parque Bicentenario como corridas, festivales de rock, ferias de arte, entre otras actividades”.

En la misma línea, el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, aseguró que gracias al proyecto de soterramiento se podrá incorporar el Río Bío Bío al día a día de la ciudad, además de permitir el fin de la estigmatización social que durante años han sufrido quienes viven de un lado de la línea del tren. “Esto significa también recuperar cantidad de metros cuadrados en superficie para poder llevar a cabo otro tipo de proyectos, otro tipo de inversiones que permiten también embellecer lo que es el sector borde río”, agregó Ortiz.

“Nos gustaría tener más espacios de áreas verdes, de bulevar, donde la ciudadanía pueda transitar y pueda ser incorporado a actividades que puedan ser desarrolladas mirando hacia el Río Bío Bío“, sentenció la autoridad máxima de la comuna.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Martes 20 de marzo de 2018

DIARIO CONCEPCIÓN – Unir el Río Bío Bío con el resto de la ciudad ha sido un desafío de las últimas administraciones, que debido a diversos motivos, entre ellos la línea férrea que separa a Concepción con la costanera y el alto costo de generar una vía que no interrumpa el paso del tren, no han podido ser concretado.

No obstante, el pasado 2017 Ferrocarriles del Sur, Fesur, inició el estudio que permitirá soterrar la vía férrea. De esta manera se liberarán 9,5 hectáreas donde se proyecta la creación de parques y espacios públicos que logren unir ambos sectores de Concepción.

Si bien, el plan es tener en 2020 ejecutado el proyecto, no siempre fue un anhelo el unir el río con el centro de la ciudad. Es más, la estación de trenes de Concepción sirvió como límite durante décadas, ya que el espacio de agua no era visto con buenos ojos.

Así lo explicó el docente de la Universidad de Concepción y Doctor en Historia, Armando Cartes, quien señaló que el deseo de acercar la ciudad al río es una idea relativamente moderna, porque “no siempre el río se ha visto como en la actualidad, como un elemento estético que agrega valor y hace más grata a la ciudad. En otro tiempo, el río era visto como una amenaza, ya que tenía frecuentes salidas. Era una zona más bien de arrabal de la ciudad y donde se levantaba grandes polvaredas y, por lo tanto, no había ningún deseo de conectar la ciudad con el río”.

“De hecho, la estación de trenes se instaló ahí para marcar el término de la ciudad. Deliberadamente se le dio la espalda al río”, añadió.

“Con los años nos fuimos dando cuenta que el río era mucho más que una fuente de agua, que un medio de transporte, y por lo mismo entonces se comenzó a buscar, a acercarnos a él, y descubrimos fatalmente que el ferrocarril era una barrera que impedía acercarse”, indicó Cartes.

Fue en el Siglo XX que la demanda de unir la ciudad con el río fue tomando fuerza. Esto basado en el ejemplo de grandes ciudades europeas y otras más cercanas como Valdivia, comentó el docente UdeC. Sin embargo, la asociación parecía imposible por el alto costo y la difícil ingeniería que significaba soterrar la vía férrea, precisó Cartes.

“Pero por suerte hoy día observamos que hay un consenso sobre la necesidad de eliminar esta barrera física y visual, y que incluso para los penquistas es incluso mental, que nos impide disfrutar no solamente del río y su belleza, sino que de todas las oportunidades que brindan sus alrededores”, aseveró.

A modo de reflexión, Armando Cartes aseguró que Concepción se está haciendo pequeño para el casi millón de personas que habitan en la provincia. A su criterio, la capital regional necesita más áreas verdes y ampliar su casco urbano. “Hay esperanza de que si esto se concreta el casco urbano va a crecer y se va a desahogar, se va a abrir hacia el río y va a asegurar una mejor calidad de vida, más áreas verdes por habitantes, y lo que significa la cercanía al río a todos los habitantes del Gran Concepción”, precisó el docente.

Voces locales
El intendente de la Región del Bío Bío, Jorge Ulloa, aseguró que existe disposición de parte de todos los sectores para trabajar en pro del soterramiento de la vía férrea, ya que agrega valor económico y social a Concepción. “Esto nos permite unir la ciudad, no segregar el sector, y a mi por lo tanto me parece como un proyecto un hermoso desafío. Creo que es necesario hacerlo”, afirmó el representante regional.

Además aseveró que “debemos recordar que el Puente Chacabuco va a necesitar la calle correspondiente y eso será a nivel de superficie, por lo tanto nos resulta evidente pensar en lo que han planteado desde la alcaldesa Van Rysselberghe en adelante”.

Por su parte, el ex intendente, Rodrigo Díaz, indicó que bajo el Gobierno de Michelle Bachelet se dieron pasos significativos “para que ese viejo anhelo se siga masificando, siguiendo lo que ha sido el impulso de la ciudadanía que rebasa los límites de la ciudad y que día a día trata de realizar actividades en el Parque Bicentenario como corridas, festivales de rock, ferias de arte, entre otras actividades”.

En la misma línea, el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, aseguró que gracias al proyecto de soterramiento se podrá incorporar el Río Bío Bío al día a día de la ciudad, además de permitir el fin de la estigmatización social que durante años han sufrido quienes viven de un lado de la línea del tren. “Esto significa también recuperar cantidad de metros cuadrados en superficie para poder llevar a cabo otro tipo de proyectos, otro tipo de inversiones que permiten también embellecer lo que es el sector borde río”, agregó Ortiz.

“Nos gustaría tener más espacios de áreas verdes, de bulevar, donde la ciudadanía pueda transitar y pueda ser incorporado a actividades que puedan ser desarrolladas mirando hacia el Río Bío Bío“, sentenció la autoridad máxima de la comuna.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Martes 20 de marzo de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X