Domingo, Mayo 26, 2024

Ruta del Maipo inicia construcción de terceras pistas y compensación establece alza de peajes cada cuatro años

DIARIO FINANCIERO – Un conjunto de medidas de mejoramiento vial en una extensión total de 237 kilómetros está llevando a cabo Ruta del Maipo, sociedad concesionaria controlada por Intervial Chile que opera el tramo Santiago-Talca de la Ruta 5.

A los trabajos de implementación de telepeaje o free flow en Nueva Angostura -iniciados a comienzos de marzo- la empresa sumó la semana pasada la construcción de las terceras pistas entre ese punto de cobro hasta el bypass de Rancagua. Para su materialización ya adjudicaron la construcción a Ferrovial, que tiene plazo hasta fines de 2021 para tener estas obras operativas.
El gerente general de Ruta del Maipo, Miguel Carrasco, explica que este proyecto se enmarca en el plan de mejoramiento de toda esa carretera, que además de las terceras pistas hasta Rancagua incluye los estudios de ingeniería de detalle para el mismo trabajo hasta San Fernando. El ejecutivo detallá que este programa incluirá un bypass en Curicó, así como nuevas pasarelas, veredas, ciclovías, iluminación LED y cámaras de seguridad.
El ejecutivo informa que las nuevas pistas hasta San Fernando podrían iniciar su construcción al 2022, plan que significará inversiones que superan los US$ 200 millones. Para llevar a cabo todas estas obras –que excluyen los telepeajes- la concesionaria llegó a un acuerdo con el gobierno y estableció una serie de medidas de compensación. Éstas consideran el alza de los peajes del tramo en $ 100 cada cuatro años, así como la reposición del punto de cobro en el acceso al casino Monticello, donde un porcentaje de lo recaudado irá destinado a costear el proyecto.
Como estrategia de financiamiento, Ruta del Maipo escogió el endeudamiento a través de bonos. Tras una primera emisión por 1 millón de UF, Carrasco adelanta que están próximos a colocar un segundo bono por 5 millones de UF con un plazo de pago de ocho a 10 años.
Telepeajes para julio
En paralelo, la concesionaria llegó a otro acuerdo con el gobierno que establece la implementación de telepeajes en Nueva Angostura -la plaza con mayor tráfico diario del país con un promedio de 60 mil vehículos diarios-, y que en primera instancia proyectaba tener operativo en agosto. Al respecto, el ejecutivo adelanta que se estrenará antes de lo previsto el 12 de julio, coincidiendo con el inicio de las vacaciones de invierno.
Hasta el momento, la ruta ha funcionado bajo el modelo de “pare y siga” en pistas donde se paga con TAG pero que cuentan con una barrera que se levanta si la persona tiene su cuenta al día. “Esto ha permitido que la gente se familiarice con el sistema TAG y por otro, ha mantenido bajos los índices de incobrables”, enfatiza.
Carrasco estima que una vez estén operativos los telepeajes, los niveles de incobrables serán similares a los observados en autopistas urbanas, en torno a 7%. Un rango que, a juicio del ejecutivo, podría disminuir entre 1% a 2% con la derogación de un artículo de la ley que permite la circulación de vehículos sin patente durante los cinco primeros días.
Con todo, la concesión –que tiene un plazo variable- se extendería hasta el 2032. Según explica Carrasco, calcula que un año antes se alcanzarían los ingresos que darían fin a la concesión, a lo que se suman los nuevos meses de extensión del contrato por la ejecución de telepeajes.

Modificación a contratos: “Nos parece positivo”

La semana pasada, el gobierno anunció conversaciones con las operadoras de autopistas urbanas de Santiago para reducir el alza en el valor de los peajes, que está estipulada en 3,5% por sobre el IPC, iniciativa que Miguel Carrasco valoró.
“Nos parece positivo. Especialmente porque, conforme empezó a pasar el tiempo, la tarifa creció violentamente, pero el nivel de servicios ha ido bajando porque cada vez se meten más autos a la ruta. Por lo tanto, es una muy buena noticia que el Estado y las concesionarias urbanas intenten un arreglo que pase por algún mecanismo de compensación que ellos tienen que estudiar y analizar”.
-¿Cómo cuáles?
-Mecanismos hay muchos. Y ahí dependen del ingenio de cada uno de los que están en juego. Pero yo creo que es bueno que se estudie, porque esta situación afecta la imagen de la industria en general.
– Dadas las alzas que se ha visto en otras industrias que han terminado en judicializaciones, ¿cuál es el rol que deben jugar los concesionarios?
-A nadie le gusta que le suban las cosas si el nivel de servicio no es bueno. Entonces, el rol los privados en este caso es muy importante en términos de buscar mecanismos y proponer soluciones. Es un gran desafío, pero es una muy buena noticia que el gobierno se haya allanado a buscar una solución.
– ¿Cómo ve el desempeño de las autopistas interurbanas en la relación entre alza de la tarifa y servicio entregado?
-Nosotros estamos en la misma situación. Por ahora, tenemos un costo por kilómetro muchísimo más barato que el sistema urbano. No obstante, ya estamos viviendo situaciones críticas los fines de semana largos, en los que ya nadie paga feliz un peaje cuando estuvo esperando una hora. Tenemos que resolver el problema de falta de capacidad vial y, en la medida, que tengamos resuelto un mejor nivel de servicio, yo creo que la gente en general no va a tener inconvenientes en pagar un pelo más. Si tú sacas el IPC desde cuando se decidió el sistema de tarifa interurbana al día de hoy, se traduce en un aumento en torno a 2,5 veces.
-¿No les preocupa que una vez se resuelva el tema con la autopistas urbanas, el siguiente paso sean ustedes?
– Yo tengo la esperanza de que eso no ocurra, en la medida que nosotros vayamos haciendo las ampliaciones de la capacidad vial que se requieran.

Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 05 de Junio de 2019

DIARIO FINANCIERO – Un conjunto de medidas de mejoramiento vial en una extensión total de 237 kilómetros está llevando a cabo Ruta del Maipo, sociedad concesionaria controlada por Intervial Chile que opera el tramo Santiago-Talca de la Ruta 5.

A los trabajos de implementación de telepeaje o free flow en Nueva Angostura -iniciados a comienzos de marzo- la empresa sumó la semana pasada la construcción de las terceras pistas entre ese punto de cobro hasta el bypass de Rancagua. Para su materialización ya adjudicaron la construcción a Ferrovial, que tiene plazo hasta fines de 2021 para tener estas obras operativas.
El gerente general de Ruta del Maipo, Miguel Carrasco, explica que este proyecto se enmarca en el plan de mejoramiento de toda esa carretera, que además de las terceras pistas hasta Rancagua incluye los estudios de ingeniería de detalle para el mismo trabajo hasta San Fernando. El ejecutivo detallá que este programa incluirá un bypass en Curicó, así como nuevas pasarelas, veredas, ciclovías, iluminación LED y cámaras de seguridad.
El ejecutivo informa que las nuevas pistas hasta San Fernando podrían iniciar su construcción al 2022, plan que significará inversiones que superan los US$ 200 millones. Para llevar a cabo todas estas obras –que excluyen los telepeajes- la concesionaria llegó a un acuerdo con el gobierno y estableció una serie de medidas de compensación. Éstas consideran el alza de los peajes del tramo en $ 100 cada cuatro años, así como la reposición del punto de cobro en el acceso al casino Monticello, donde un porcentaje de lo recaudado irá destinado a costear el proyecto.
Como estrategia de financiamiento, Ruta del Maipo escogió el endeudamiento a través de bonos. Tras una primera emisión por 1 millón de UF, Carrasco adelanta que están próximos a colocar un segundo bono por 5 millones de UF con un plazo de pago de ocho a 10 años.
Telepeajes para julio
En paralelo, la concesionaria llegó a otro acuerdo con el gobierno que establece la implementación de telepeajes en Nueva Angostura -la plaza con mayor tráfico diario del país con un promedio de 60 mil vehículos diarios-, y que en primera instancia proyectaba tener operativo en agosto. Al respecto, el ejecutivo adelanta que se estrenará antes de lo previsto el 12 de julio, coincidiendo con el inicio de las vacaciones de invierno.
Hasta el momento, la ruta ha funcionado bajo el modelo de “pare y siga” en pistas donde se paga con TAG pero que cuentan con una barrera que se levanta si la persona tiene su cuenta al día. “Esto ha permitido que la gente se familiarice con el sistema TAG y por otro, ha mantenido bajos los índices de incobrables”, enfatiza.
Carrasco estima que una vez estén operativos los telepeajes, los niveles de incobrables serán similares a los observados en autopistas urbanas, en torno a 7%. Un rango que, a juicio del ejecutivo, podría disminuir entre 1% a 2% con la derogación de un artículo de la ley que permite la circulación de vehículos sin patente durante los cinco primeros días.
Con todo, la concesión –que tiene un plazo variable- se extendería hasta el 2032. Según explica Carrasco, calcula que un año antes se alcanzarían los ingresos que darían fin a la concesión, a lo que se suman los nuevos meses de extensión del contrato por la ejecución de telepeajes.

Modificación a contratos: “Nos parece positivo”

La semana pasada, el gobierno anunció conversaciones con las operadoras de autopistas urbanas de Santiago para reducir el alza en el valor de los peajes, que está estipulada en 3,5% por sobre el IPC, iniciativa que Miguel Carrasco valoró.
“Nos parece positivo. Especialmente porque, conforme empezó a pasar el tiempo, la tarifa creció violentamente, pero el nivel de servicios ha ido bajando porque cada vez se meten más autos a la ruta. Por lo tanto, es una muy buena noticia que el Estado y las concesionarias urbanas intenten un arreglo que pase por algún mecanismo de compensación que ellos tienen que estudiar y analizar”.
-¿Cómo cuáles?
-Mecanismos hay muchos. Y ahí dependen del ingenio de cada uno de los que están en juego. Pero yo creo que es bueno que se estudie, porque esta situación afecta la imagen de la industria en general.
– Dadas las alzas que se ha visto en otras industrias que han terminado en judicializaciones, ¿cuál es el rol que deben jugar los concesionarios?
-A nadie le gusta que le suban las cosas si el nivel de servicio no es bueno. Entonces, el rol los privados en este caso es muy importante en términos de buscar mecanismos y proponer soluciones. Es un gran desafío, pero es una muy buena noticia que el gobierno se haya allanado a buscar una solución.
– ¿Cómo ve el desempeño de las autopistas interurbanas en la relación entre alza de la tarifa y servicio entregado?
-Nosotros estamos en la misma situación. Por ahora, tenemos un costo por kilómetro muchísimo más barato que el sistema urbano. No obstante, ya estamos viviendo situaciones críticas los fines de semana largos, en los que ya nadie paga feliz un peaje cuando estuvo esperando una hora. Tenemos que resolver el problema de falta de capacidad vial y, en la medida, que tengamos resuelto un mejor nivel de servicio, yo creo que la gente en general no va a tener inconvenientes en pagar un pelo más. Si tú sacas el IPC desde cuando se decidió el sistema de tarifa interurbana al día de hoy, se traduce en un aumento en torno a 2,5 veces.
-¿No les preocupa que una vez se resuelva el tema con la autopistas urbanas, el siguiente paso sean ustedes?
– Yo tengo la esperanza de que eso no ocurra, en la medida que nosotros vayamos haciendo las ampliaciones de la capacidad vial que se requieran.

Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 05 de Junio de 2019

TITULARES