Martes, Junio 22, 2021

Rector UC: El problema del agua

UC – La inseguridad hídrica en gran parte del mundo está aumentando a medida que las poblaciones crecen, las economías se expanden y el cambio climático impacta el ciclo hidrológico.

En Chile este problema dejó de ser una crisis temporal asociada solo a la sequía para convertirse en una escasez estructural para la subsistencia. De allí la necesidad de tomar acciones para enfrentar esta situación. El rector Ignacio Sánchez aborda este tema en una carta que publica La Segunda. “Transitar hacia una nueva cultura del manejo del agua, estableciendo no solo regulaciones sino también protegiendo nuestros recursos hídricos, depende del trabajo conjunto que realicemos todos los sectores con una mirada de bien común que aborde la actual situación y el futuro que nos espera. Las universidades, con nuestra investigación y transferencia de estos resultados, nos comprometemos en esta tarea”, apunta.

“En los últimos años, con los problemas que hemos vivido producto de las crisis social y sanitaria, la escasez hídrica no ha tenido la atención que merece. Un estudio reciente del World Resources Institute (2020) señala que un cuarto de la población mundial enfrenta preocupantes niveles de escasez hídrica, a lo que se agregan además otros desafíos relacionados con el agua, como son su contaminación, lluvias irregulares que provocan graves sequías y la falta de acceso amplio al agua potable. La inseguridad hídrica en gran parte del mundo está aumentando a medida que las poblaciones crecen, las economías se expanden y el cambio climático impacta el ciclo hidrológico. Chile se encuentra entre los 30 países del mundo con mayor estrés hídrico, estimándose un agravamiento de la situación en los próximos años.

“El problema del agua, se debe abordar ya que dejó de ser una crisis temporal asociada solo a la sequía para convertirse en una escasez estructural para la subsistencia (…) Se trata de un trabajo que requiere el aporte de todos los sectores, para recuperar las confianzas y aunar voluntades. Solo así podremos generar políticas que permita avanzar hacia un futuro del agua para todos”- Rector Ignacio Sánchez.

En la UC, el Centro de Gestión y Derechos de Agua, un centro interdisciplinario, se ha posicionado en el tema hídrico y es un valioso aporte para avanzar en la adecuada gestión de este vital elemento. Esto se debe realizar considerando nuestra idiosincrasia y la naturaleza geográfica de nuestro país. El problema del agua, se debe abordar ya que dejó de ser una crisis temporal asociada solo a la sequía para convertirse en una escasez estructural para la subsistencia. De allí la necesidad de tomar acciones para enfrentar esta situación en Chile, reconociendo los problemas y las limitaciones. Una de ellas, -muy importante-, es la falta de un sistema de información integrado, que permita tomar decisiones oportunas. Se trata de un trabajo que requiere el aporte de todos los sectores, para recuperar las confianzas y aunar voluntades. Solo así podremos generar políticas que permita avanzar hacia un futuro del agua para todos.

Hay planteamientos que sugieren la necesidad de una institucionalidad independiente que ordene y lidere la gestión del agua en Chile. Por otra parte, se requiere también una política nacional, que junto con regular su uso y conservación concilie el interés público con las inversiones privadas. Dado que el agua es un bien natural que nos concierne a todos, esta planificación debiera ser participativa. Desde el ámbito de la educación y las universidades, podemos aportar en forma importante a esta nueva cultura. Hay casos ejemplares, como Israel, a la base de cuya prestigiada estrategia hídrica está la educación cívica; y Australia, que ha logrado establecer un equilibrio entre el uso y la conservación del recurso.

“Dado que el agua es un bien natural que nos concierne a todos, esta planificación debiera ser participativa. Desde el ámbito de la educación y las universidades, podemos aportar en forma importante a esta nueva cultura”- Rector Ignacio Sánchez.

Transitar hacia una nueva cultura del manejo del agua, estableciendo no solo regulaciones sino también protegiendo nuestros recursos hídricos, depende del trabajo conjunto que realicemos todos los sectores con una mirada de bien común que aborde la actual situación y el futuro que nos espera. Las universidades, con nuestra investigación y transferencia de estos resultados, nos comprometemos en esta tarea”.

Ver artículo

Fuente: UC, Lunes 24 de Mayo de 2021

UC – La inseguridad hídrica en gran parte del mundo está aumentando a medida que las poblaciones crecen, las economías se expanden y el cambio climático impacta el ciclo hidrológico.

En Chile este problema dejó de ser una crisis temporal asociada solo a la sequía para convertirse en una escasez estructural para la subsistencia. De allí la necesidad de tomar acciones para enfrentar esta situación. El rector Ignacio Sánchez aborda este tema en una carta que publica La Segunda. “Transitar hacia una nueva cultura del manejo del agua, estableciendo no solo regulaciones sino también protegiendo nuestros recursos hídricos, depende del trabajo conjunto que realicemos todos los sectores con una mirada de bien común que aborde la actual situación y el futuro que nos espera. Las universidades, con nuestra investigación y transferencia de estos resultados, nos comprometemos en esta tarea”, apunta.

“En los últimos años, con los problemas que hemos vivido producto de las crisis social y sanitaria, la escasez hídrica no ha tenido la atención que merece. Un estudio reciente del World Resources Institute (2020) señala que un cuarto de la población mundial enfrenta preocupantes niveles de escasez hídrica, a lo que se agregan además otros desafíos relacionados con el agua, como son su contaminación, lluvias irregulares que provocan graves sequías y la falta de acceso amplio al agua potable. La inseguridad hídrica en gran parte del mundo está aumentando a medida que las poblaciones crecen, las economías se expanden y el cambio climático impacta el ciclo hidrológico. Chile se encuentra entre los 30 países del mundo con mayor estrés hídrico, estimándose un agravamiento de la situación en los próximos años.

“El problema del agua, se debe abordar ya que dejó de ser una crisis temporal asociada solo a la sequía para convertirse en una escasez estructural para la subsistencia (…) Se trata de un trabajo que requiere el aporte de todos los sectores, para recuperar las confianzas y aunar voluntades. Solo así podremos generar políticas que permita avanzar hacia un futuro del agua para todos”- Rector Ignacio Sánchez.

En la UC, el Centro de Gestión y Derechos de Agua, un centro interdisciplinario, se ha posicionado en el tema hídrico y es un valioso aporte para avanzar en la adecuada gestión de este vital elemento. Esto se debe realizar considerando nuestra idiosincrasia y la naturaleza geográfica de nuestro país. El problema del agua, se debe abordar ya que dejó de ser una crisis temporal asociada solo a la sequía para convertirse en una escasez estructural para la subsistencia. De allí la necesidad de tomar acciones para enfrentar esta situación en Chile, reconociendo los problemas y las limitaciones. Una de ellas, -muy importante-, es la falta de un sistema de información integrado, que permita tomar decisiones oportunas. Se trata de un trabajo que requiere el aporte de todos los sectores, para recuperar las confianzas y aunar voluntades. Solo así podremos generar políticas que permita avanzar hacia un futuro del agua para todos.

Hay planteamientos que sugieren la necesidad de una institucionalidad independiente que ordene y lidere la gestión del agua en Chile. Por otra parte, se requiere también una política nacional, que junto con regular su uso y conservación concilie el interés público con las inversiones privadas. Dado que el agua es un bien natural que nos concierne a todos, esta planificación debiera ser participativa. Desde el ámbito de la educación y las universidades, podemos aportar en forma importante a esta nueva cultura. Hay casos ejemplares, como Israel, a la base de cuya prestigiada estrategia hídrica está la educación cívica; y Australia, que ha logrado establecer un equilibrio entre el uso y la conservación del recurso.

“Dado que el agua es un bien natural que nos concierne a todos, esta planificación debiera ser participativa. Desde el ámbito de la educación y las universidades, podemos aportar en forma importante a esta nueva cultura”- Rector Ignacio Sánchez.

Transitar hacia una nueva cultura del manejo del agua, estableciendo no solo regulaciones sino también protegiendo nuestros recursos hídricos, depende del trabajo conjunto que realicemos todos los sectores con una mirada de bien común que aborde la actual situación y el futuro que nos espera. Las universidades, con nuestra investigación y transferencia de estos resultados, nos comprometemos en esta tarea”.

Ver artículo

Fuente: UC, Lunes 24 de Mayo de 2021

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X