Miércoles, Mayo 12, 2021

Recomendaciones de acción para la mejora de infraestructura portuaria en Chile

MUNDO MARÍTIMO – De acuerdo al informe publicado por la Cámara Chilena de la Construcción, tendencias como la ptimización de operaciones, digitalización de información y documentación, desarrollo sustentable, políticas medioambientales, apertura de cabotaje y equidad de género son algunas de las principales tendencias en la industria marítimo-portuaria a nivel mundial, son los motivos detrás de la necesidad de mejorar la infraestructura de soporte. A continuación, las cinco claves para mejorar la infraestructura portuaria en el país: tendencias, ránking de posicionamiento mundial, la demanda de carga movilizada, la institucionalidad del país y las inversiones

Tendencias

Según detalla el informe, es necesario optimizar operaciones para mejorar los márgenes ya que “no siempre el crecimiento de la oferta asociado a buques de mayor tamaño va de la mano de incrementos proporcionales de la demanda, especialmente en puertos terminales y casos en que los volúmenes transferidos son reducidos para la escala de las naves”.

Otra marcada tendencia a nivel global y que afecta al desarrollo portuario chileno es la consideración de aspectos ambientales, que comienza a determinar nuevas opciones tecnológicas. “Las presiones por reducción de CO2, comprometidas en foros multilaterales como el Acuerdo de París, forzarán cambios en el tipo de energía que se utilice en el transporte marítimo. Tanto la reducción de costos como la disminución de emisiones de resuelven –al menos parcialmente- con el uso de gas en lugar de preóleo diésel, por lo que esta alternativa surge como una opción que tenderá a masificarse”, detalla el documento.

El cabotaje es otro tema importante que se discute como opción para el futuro. Abrir esta práctica permite a los países movilizar un mayor volumen de carga y así mejorar el uso de la capacidad, optimizando la disponibilidad existente. Al observar las estadísticas, “Chile aparece en los últimos lugares en cuanto a utilización de la capacidad disponible en sus costas”, destaca el reporte, que también menciona la creciente importancia de la equidad de género en la industria, tradicionalmente masculina. “Equilibrar la participación es un objetivo que pretende cambiar el escaso 9% de los cargos ejecutivos cubiertos por mujeres”.

Posicionamiento, inversión e institucionalidad

Contar con un posicionamiento óptimo a nivel mudial requiere hacer las inversiones adecuadas en el momento indicado, ya que éstas inciden de manera directa en la competitividad de la economía. A mejor posicionamiento, mayor competitividad. El informe detalla los montos reservados para inversión en infraestructura portuaria, que considera un total de US$2.850 millones para ampliar la capacidad en empresas portuarias del estado. A este presupuesto se le debe agregar una inversión aproximada de US$2.400 mm, que corresponde al PGE en la macrozona central, que sería “el proyecto portuario más importante del país”.

Realizar cambios institucionales también apunta a mejorar la competitividad del transporte marítimo y del comercio exterior. Los ámbitos prioritarios de trabajo son: la coordinación de servicios, digitalización de los datos, disponibilidad de áreas y servicios de respaldo a cada puerto y la definición oportuna de las inversiones en infraestructura. Además, es importante contar con una planificación para el largo plazo, considerando una visión integral de puertos con sus respectivos corredores, en un enfoque más logístico que puramente portuario.

Carga movilizada

El citado informe presenta una actualización de las proyecciones de demanda por servicios portuarios, actualizada respecto a versiones previas del ICD. Respecto al movimiento de carga, se observa en general un descenso entre 2014 y 2018, especialmente en puertos del norte (posiblemente afectados por un descenso en la actividad minera) y en Valparaíso, por segundo año consecutivo. Las cifras de 2016 y estadísticas parciales de 2017 anticipan un cambio en esa tendencia en los tres casos mencionados. Aun cuando la tendencia de crecimiento se conserva en el largo plazo, los gráficos demuestran que durante el 2016, el movimiento de carga en los puertos del estado avanzó por debajo del nivel previsto en 2013.

Ver Artículo

Fuente: Mundo Marítimo, Viernes 03 de agosto de 2018

MUNDO MARÍTIMO – De acuerdo al informe publicado por la Cámara Chilena de la Construcción, tendencias como la ptimización de operaciones, digitalización de información y documentación, desarrollo sustentable, políticas medioambientales, apertura de cabotaje y equidad de género son algunas de las principales tendencias en la industria marítimo-portuaria a nivel mundial, son los motivos detrás de la necesidad de mejorar la infraestructura de soporte. A continuación, las cinco claves para mejorar la infraestructura portuaria en el país: tendencias, ránking de posicionamiento mundial, la demanda de carga movilizada, la institucionalidad del país y las inversiones

Tendencias

Según detalla el informe, es necesario optimizar operaciones para mejorar los márgenes ya que “no siempre el crecimiento de la oferta asociado a buques de mayor tamaño va de la mano de incrementos proporcionales de la demanda, especialmente en puertos terminales y casos en que los volúmenes transferidos son reducidos para la escala de las naves”.

Otra marcada tendencia a nivel global y que afecta al desarrollo portuario chileno es la consideración de aspectos ambientales, que comienza a determinar nuevas opciones tecnológicas. “Las presiones por reducción de CO2, comprometidas en foros multilaterales como el Acuerdo de París, forzarán cambios en el tipo de energía que se utilice en el transporte marítimo. Tanto la reducción de costos como la disminución de emisiones de resuelven –al menos parcialmente- con el uso de gas en lugar de preóleo diésel, por lo que esta alternativa surge como una opción que tenderá a masificarse”, detalla el documento.

El cabotaje es otro tema importante que se discute como opción para el futuro. Abrir esta práctica permite a los países movilizar un mayor volumen de carga y así mejorar el uso de la capacidad, optimizando la disponibilidad existente. Al observar las estadísticas, “Chile aparece en los últimos lugares en cuanto a utilización de la capacidad disponible en sus costas”, destaca el reporte, que también menciona la creciente importancia de la equidad de género en la industria, tradicionalmente masculina. “Equilibrar la participación es un objetivo que pretende cambiar el escaso 9% de los cargos ejecutivos cubiertos por mujeres”.

Posicionamiento, inversión e institucionalidad

Contar con un posicionamiento óptimo a nivel mudial requiere hacer las inversiones adecuadas en el momento indicado, ya que éstas inciden de manera directa en la competitividad de la economía. A mejor posicionamiento, mayor competitividad. El informe detalla los montos reservados para inversión en infraestructura portuaria, que considera un total de US$2.850 millones para ampliar la capacidad en empresas portuarias del estado. A este presupuesto se le debe agregar una inversión aproximada de US$2.400 mm, que corresponde al PGE en la macrozona central, que sería “el proyecto portuario más importante del país”.

Realizar cambios institucionales también apunta a mejorar la competitividad del transporte marítimo y del comercio exterior. Los ámbitos prioritarios de trabajo son: la coordinación de servicios, digitalización de los datos, disponibilidad de áreas y servicios de respaldo a cada puerto y la definición oportuna de las inversiones en infraestructura. Además, es importante contar con una planificación para el largo plazo, considerando una visión integral de puertos con sus respectivos corredores, en un enfoque más logístico que puramente portuario.

Carga movilizada

El citado informe presenta una actualización de las proyecciones de demanda por servicios portuarios, actualizada respecto a versiones previas del ICD. Respecto al movimiento de carga, se observa en general un descenso entre 2014 y 2018, especialmente en puertos del norte (posiblemente afectados por un descenso en la actividad minera) y en Valparaíso, por segundo año consecutivo. Las cifras de 2016 y estadísticas parciales de 2017 anticipan un cambio en esa tendencia en los tres casos mencionados. Aun cuando la tendencia de crecimiento se conserva en el largo plazo, los gráficos demuestran que durante el 2016, el movimiento de carga en los puertos del estado avanzó por debajo del nivel previsto en 2013.

Ver Artículo

Fuente: Mundo Marítimo, Viernes 03 de agosto de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X