Domingo, Agosto 1, 2021

Rechazan recursos contra expansión del puerto de Valparaíso

DIARIO FINANCIERO –  La Comisión de Evaluación Ambiental de Valparaíso rechazó ayer los recursos de invalidación que presentaron cuatro instituciones contra el permiso ambiental del proyecto que busca ampliar el terminal 2 del puerto de esa ciudad, más conocido como TCVAL.
Esto despeja un frente para la iniciativa que ha sido fuertemente golpeada el último año, tanto por ciudadanos que se oponen , como por el desistimiento de la firma encargada de la obra, Aleatica, la que había comprado las concesiones de la española OHL.
Fue a comienzos de marzo de 2019 que el fondo australiano hizo efectiva la cláusula de salida del contrato, argumentando que “las excesivas demoras -más allá de cualquier plazo razonable- en la tramitación ambiental del proyecto” eran determinantes en su decisión.
“Estos retrasos impactaron negativamente la valoración económica del proyecto, pues privaron a TCVAL de valiosos años de operación del proyecto, generando pérdidas que no se podrían recuperar bajo el plazo máximo de la concesión”, explicó en dicha oportunidad.
Una vez ejecutada la cláusula, se estableció un plazo de dos años para que la concesionaria abandone de manera paulatina la operación. Por ello, es que actualmente Aleatica opera los sitios 6, 7 y 8 de TCVAL. Pero eso no es todo, ya que la firma tiene hasta octubre de este año para retractarse de su decisión, por lo que la determinación de la comisión evaluadora podría abrir una puerta a reevaluar el camino.
De todos modos, los reclamantes aún pueden recurrir al Tribunal Ambiental, y posterior a ello, a la Suprema, si así lo quisieran.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 22 de Enero de 2020

DIARIO FINANCIERO –  La Comisión de Evaluación Ambiental de Valparaíso rechazó ayer los recursos de invalidación que presentaron cuatro instituciones contra el permiso ambiental del proyecto que busca ampliar el terminal 2 del puerto de esa ciudad, más conocido como TCVAL.
Esto despeja un frente para la iniciativa que ha sido fuertemente golpeada el último año, tanto por ciudadanos que se oponen , como por el desistimiento de la firma encargada de la obra, Aleatica, la que había comprado las concesiones de la española OHL.
Fue a comienzos de marzo de 2019 que el fondo australiano hizo efectiva la cláusula de salida del contrato, argumentando que “las excesivas demoras -más allá de cualquier plazo razonable- en la tramitación ambiental del proyecto” eran determinantes en su decisión.
“Estos retrasos impactaron negativamente la valoración económica del proyecto, pues privaron a TCVAL de valiosos años de operación del proyecto, generando pérdidas que no se podrían recuperar bajo el plazo máximo de la concesión”, explicó en dicha oportunidad.
Una vez ejecutada la cláusula, se estableció un plazo de dos años para que la concesionaria abandone de manera paulatina la operación. Por ello, es que actualmente Aleatica opera los sitios 6, 7 y 8 de TCVAL. Pero eso no es todo, ya que la firma tiene hasta octubre de este año para retractarse de su decisión, por lo que la determinación de la comisión evaluadora podría abrir una puerta a reevaluar el camino.
De todos modos, los reclamantes aún pueden recurrir al Tribunal Ambiental, y posterior a ello, a la Suprema, si así lo quisieran.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 22 de Enero de 2020

TITULARES

X