Domingo, Julio 21, 2024

Presidente de las concesionarias e inminente alza de peajes: “Tratar de no reflejar el IPC es bastante complejo”

DIARIO FINANCIERO – Como cada año, dentro de las próximas semanas las concesionarias darán a conocer a los usuarios las nuevas tarifas de los peajes de las autopistas y rutas para 2023. Los contratos establecen que las empresas pueden ajustar el precio a la inflación, por lo que considerando las variaciones del IPC registradas este año se espera que el monto a incrementar oscile entre 12% y 13%.

En el Gobierno saben que el impacto en el bolsillo de los automovilistas será significativo, y por lo mismo el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, se ha reunido con distintas concesionarias para evaluar este tema. Sin embargo, desde la Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública (Copsa) destacan la importancia de respetar los contratos pues, según dicen, reducir la tarifa de los peajes aumentaría aún más los problemas en las arcas de las empresas, las que se vieron impactadas por el menor flujo en la pandemia, el cual se ha ido recuperando en los últimos meses.

Leonardo Daneri, presidente de Copsa es claro en este último punto. Y parte de la base de que el reajuste de los peajes por IPC está relacionado a que el costo financiero de una autopista está en UF.

Además, a este hecho agrega que toda decisión en lo que respecta a las concesiones debe ser revisada y aprobada por el Ministerio de Hacienda, de manera que “el no respetar la UF ya es un problema en muchas cosas”, incluyendo a esta cartera.

Y, explica, “hay fondos, compañías de seguros de vida, tenedores de bonos y otros inversionistas que también pueden verse afectados si uno empieza a bajar las tarifas en forma distinta a la del contrato”.

“Tratar de no reflejar el IPC es bastante complejo. Por eso hay formas y formas de conversar del tema”, sostiene.

Asimismo, el presidente de las concesionarias comenta que actualmente uno de los mayores costos de las autopistas es la mantención y reparación de las estructuras. Y apunta a la aplicación de los mecanismos de reajuste a los contratos vigentes y futuros de obras públicas del MOP sobre la base del alza de los insumos.

“Si el ministerio reconoce que el costo por construcción se incrementó hasta tres veces el IPC, evidentemente las concesiones que se encuentran en esa coyuntura están afectadas”, señala Daneri. Y explica que “si en la obra pública, que es una estructura igual que la de una concesión, los costos están escalando un 35%, el tener sólo el IPC ya es una pérdida no menor”.

Beneficio fiscal y seguridad

Leonardo Daneri destaca los “beneficios” de las autopistas en cuanto al ahorro de tiempo de traslado, y agrega que “la vía peaje es de beneficio fiscal absoluto”. De modo que, bajo su visión, la tarifa corresponde a “un impuesto que se paga in situ por una prestación y es un bien de uso público. Y el concesionario solamente es un recaudador”.

De acuerdo al presidente de Copsa, aquellos grupos de presión encarnados en movimientos como “No + TAG” han establecido “un falso concepto de que las autopistas son privadas, que los concesionarios somos los dueños y nos estamos enriqueciendo, cobrando mucho más allá del tema”. Sin embargo, dice, “las autopistas con congestión son mucho más eficientes que las vialidades comunes operadas por el Estado”.

Además, indica que los operadores corresponden a “empresas de clase mundial” que saben cómo manejar riesgos y cómo aplicar las mejores tecnologías. “Pero eso no quiere decir que tengamos que regalar cosas”, sostiene.

Y destaca la alianza entre las concesionarias y la cartera de Obras Públicas, el Ministerio Público, Carabineros, Fiscalía y la Policía de Investigaciones (PDI) -y la millonaria inversión por parte de las autopistas- para integrar mayores herramientas de seguridad vial con el fin de perseguir “eficientemente” los delitos.

“La seguridad pública está en manos del Estado, pero cuando está bastante complicada, consideramos que nuestro deber como socios es ponerla a disposición las herramientas que tenemos”, dice Daneri.

Afecto societario con el MOP

Desde Copsa, miran con optimismo la gestión de poco más de ocho meses del ministro García y afirman que mantienen una muy buena relación tanto con el jefe de la cartera de Obras Públicas, como con el actual Gobierno.

“Tenemos reuniones periódicas y, sobre todo, mucha franqueza y con la mejor de las intenciones. Somos socios de largo plazo, por lo tanto tenemos que cuidarnos mutuamente”, señala.

En este sentido, Leonardo Daneri cuenta que están “en pleno proceso de recuperación del afecto societario, que nunca debió haberse perdido”, y que es algo que desde hace bastantes años estaba “bastante deteriorado”.

Pese a realizar algunas observaciones respecto de los proyectos que incluye la cartera de concesiones 2022-2026 presentada hace algunos meses por el MOP, Daneri señala que “se mantiene la norma de que la infraestructura es una política de Estado y que las concesiones son una herramienta muy importante, sobre todo en un período en que la inversión está difícil”.

Consultado respecto del proyecto de tren Valparaíso-Santiago, el presidente de Copsa mencionó una entrevista en la cual el ministro García se refirió a dos proyectos privados de trenes rápidos, y un tercero entre el MOP y EFE, que sería presentado en los próximos días al Presidente Boric. “Yo me quedo con eso”, indicó Daneri.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 17 de Noviembre de 2022

DIARIO FINANCIERO – Como cada año, dentro de las próximas semanas las concesionarias darán a conocer a los usuarios las nuevas tarifas de los peajes de las autopistas y rutas para 2023. Los contratos establecen que las empresas pueden ajustar el precio a la inflación, por lo que considerando las variaciones del IPC registradas este año se espera que el monto a incrementar oscile entre 12% y 13%.

En el Gobierno saben que el impacto en el bolsillo de los automovilistas será significativo, y por lo mismo el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, se ha reunido con distintas concesionarias para evaluar este tema. Sin embargo, desde la Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública (Copsa) destacan la importancia de respetar los contratos pues, según dicen, reducir la tarifa de los peajes aumentaría aún más los problemas en las arcas de las empresas, las que se vieron impactadas por el menor flujo en la pandemia, el cual se ha ido recuperando en los últimos meses.

Leonardo Daneri, presidente de Copsa es claro en este último punto. Y parte de la base de que el reajuste de los peajes por IPC está relacionado a que el costo financiero de una autopista está en UF.

Además, a este hecho agrega que toda decisión en lo que respecta a las concesiones debe ser revisada y aprobada por el Ministerio de Hacienda, de manera que “el no respetar la UF ya es un problema en muchas cosas”, incluyendo a esta cartera.

Y, explica, “hay fondos, compañías de seguros de vida, tenedores de bonos y otros inversionistas que también pueden verse afectados si uno empieza a bajar las tarifas en forma distinta a la del contrato”.

“Tratar de no reflejar el IPC es bastante complejo. Por eso hay formas y formas de conversar del tema”, sostiene.

Asimismo, el presidente de las concesionarias comenta que actualmente uno de los mayores costos de las autopistas es la mantención y reparación de las estructuras. Y apunta a la aplicación de los mecanismos de reajuste a los contratos vigentes y futuros de obras públicas del MOP sobre la base del alza de los insumos.

“Si el ministerio reconoce que el costo por construcción se incrementó hasta tres veces el IPC, evidentemente las concesiones que se encuentran en esa coyuntura están afectadas”, señala Daneri. Y explica que “si en la obra pública, que es una estructura igual que la de una concesión, los costos están escalando un 35%, el tener sólo el IPC ya es una pérdida no menor”.

Beneficio fiscal y seguridad

Leonardo Daneri destaca los “beneficios” de las autopistas en cuanto al ahorro de tiempo de traslado, y agrega que “la vía peaje es de beneficio fiscal absoluto”. De modo que, bajo su visión, la tarifa corresponde a “un impuesto que se paga in situ por una prestación y es un bien de uso público. Y el concesionario solamente es un recaudador”.

De acuerdo al presidente de Copsa, aquellos grupos de presión encarnados en movimientos como “No + TAG” han establecido “un falso concepto de que las autopistas son privadas, que los concesionarios somos los dueños y nos estamos enriqueciendo, cobrando mucho más allá del tema”. Sin embargo, dice, “las autopistas con congestión son mucho más eficientes que las vialidades comunes operadas por el Estado”.

Además, indica que los operadores corresponden a “empresas de clase mundial” que saben cómo manejar riesgos y cómo aplicar las mejores tecnologías. “Pero eso no quiere decir que tengamos que regalar cosas”, sostiene.

Y destaca la alianza entre las concesionarias y la cartera de Obras Públicas, el Ministerio Público, Carabineros, Fiscalía y la Policía de Investigaciones (PDI) -y la millonaria inversión por parte de las autopistas- para integrar mayores herramientas de seguridad vial con el fin de perseguir “eficientemente” los delitos.

“La seguridad pública está en manos del Estado, pero cuando está bastante complicada, consideramos que nuestro deber como socios es ponerla a disposición las herramientas que tenemos”, dice Daneri.

Afecto societario con el MOP

Desde Copsa, miran con optimismo la gestión de poco más de ocho meses del ministro García y afirman que mantienen una muy buena relación tanto con el jefe de la cartera de Obras Públicas, como con el actual Gobierno.

“Tenemos reuniones periódicas y, sobre todo, mucha franqueza y con la mejor de las intenciones. Somos socios de largo plazo, por lo tanto tenemos que cuidarnos mutuamente”, señala.

En este sentido, Leonardo Daneri cuenta que están “en pleno proceso de recuperación del afecto societario, que nunca debió haberse perdido”, y que es algo que desde hace bastantes años estaba “bastante deteriorado”.

Pese a realizar algunas observaciones respecto de los proyectos que incluye la cartera de concesiones 2022-2026 presentada hace algunos meses por el MOP, Daneri señala que “se mantiene la norma de que la infraestructura es una política de Estado y que las concesiones son una herramienta muy importante, sobre todo en un período en que la inversión está difícil”.

Consultado respecto del proyecto de tren Valparaíso-Santiago, el presidente de Copsa mencionó una entrevista en la cual el ministro García se refirió a dos proyectos privados de trenes rápidos, y un tercero entre el MOP y EFE, que sería presentado en los próximos días al Presidente Boric. “Yo me quedo con eso”, indicó Daneri.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 17 de Noviembre de 2022

TITULARES