Miércoles, Febrero 1, 2023

Postergan por cuarta vez recepción de ofertas por concesión de La Punilla

LA DISCUSIÓN – Sin declaraciones ni explicaciones, el MOP actualizó a través del portal de la Dirección de Concesiones la fecha de recepción de ofertas técnicas, que estaba prevista para este 15 de noviembre, postergándola para el 7 de julio de 2023. Asimismo, la apertura de las ofertas económicas se trasladó desde el 13 de diciembre de 2022 al 4 de agosto de 2023, que el hito en que se define la adjudicación.

Si bien la decisión no sorprendió, generó malestar en el gremio agrícola de Ñuble y revela un evidente nivel de improvisación en el MOP, que solo un día antes del plazo informó el aplazamiento, y todavía no se publica la circular aclaratoria con la postergación.

Como se recordará, el MOP llamó a licitación el 18 de noviembre del año pasado para la segunda concesión del embalse, renombrada como Nueva La Punilla, sin embargo, con esta nueva postergación ya suman cuatro. Ello, porque a poco de asumir la actual administración, y atendiendo los cuestionamientos ambientales y sociales al proyecto, no solo desde organizaciones ciudadanas, sino que también de líderes políticos del oficialismo, se resolvió someterlo a una reevaluación por parte del consejo de ministros para la sustentabilidad, que integran los titulares de Medio Ambiente, Obras Públicas y Agricultura, entre otros. Sin embargo, hasta la fecha nada se ha comunicado sobre sus análisis o definiciones.

¿La Punilla va o no va?

Para los regantes que serán beneficiados con la megaobra, la noticia cayó muy mal. Fernando Rueda, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, que reúne a cerca de 5 mil agricultores, lamentó la incertidumbre que genera en la zona.

“Una vez confirmada la determinación del Gobierno de postergar, una vez más, la recepción de ofertas técnicas del Embalse Nueva La Punilla, lamentamos que en menos de un año tengamos cuatro prórrogas acumuladas, sin una comunicación formal de parte del Ejecutivo hacia los regantes. Seguir extendiendo la incertidumbre de miles de agricultores no es sano ni para el Gobierno ni para nosotros, que necesitamos de este proyecto para seguir subsistiendo en una región eminentemente agrícola. Seguiremos analizando esta información y esperamos entregar una declaración con mayor profundidad durante esta semana”, expresó el dirigente.

Más crítico se mostró Carlos González, presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, quien emplazó a las autoridades de gobierno y en particular, al ministro de Obras Públicas, a decirle a los agricultores “si La Punilla va o no va”.

El timonel del agro advirtió que las postergaciones son leídas como medidas dilatorias del Gobierno para no tomar una decisión durante la actual administración.

“Es como una bomba, pero una bomba que no nos sorprende, es la cuarta postergación. Es una vergüenza, eso corrobora una vez más que se están sacando el bulto, ahora lo postergaron para julio, y en julio van a volver a posponer el plazo, y así vamos a llegar a 2024 sin tener el proyecto adjudicado, y probablemente se pretenda traspasar el problema al gobierno siguiente. Yo le pregunto a las autoridades ¿por qué no dicen de una vez por todas si La Punilla va o no va? ¡Que digan la verdad! ¡Sincerémonos! No sigan engañando a los agricultores de Ñuble. ¿Hasta cuándo van a seguir jugando con el anhelo y la necesidad de la agricultura? ¿Cómo no pueden comprender que el agua es vital para que podamos producir alimentos? Llevamos 14 años de sequía, y cada año nos enfrentamos a la escasez, no tenemos agua para producir alimentos. Somos la región que tiene menos agua embalsada, con 29 millones de metros cúbicos que están en el embalse Coihueco. En cambio, la región del Maule tiene cerca de 300 millones de metros cúbicos, para qué decir más al norte, y Biobío tiene la Laguna del Laja. Y nosotros somos la segunda región más pobre. Esto es una bofetada más para la agricultura de Ñuble, esto no resiste mayor análisis”, enfatizó.

“Yo creo que los agricultores deben dejar su pasividad y ponerse en alerta frente a la situación de La Punilla. Los agricultores deben luchar por el anhelo de La Punilla. No pueden esperar a que los gobiernos hagan y deshagan con las decisiones de los productores”, añadió Carlos González.

Consultado por el trabajo que está desarrollando el consejo de ministros, el presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble recordó que el proyecto ya fue evaluado por la institucionalidad ambiental y que obtuvo su resolución de calificación ambiental en 2010. “Esto se trata de voluntad política nada más”, afirmó.

El proyecto

Se trata del proyecto de inversión pública más importante de la región de Ñuble, con un presupuesto oficial de US369 millones solo para el embalse, y cuya inversión se elevaría a US$500 millones considerando la central hidroeléctrica. Además, La Punilla es la obra más grande del plan nacional de embalses, con una capacidad de almacenamiento de 540 millones de metros cúbicos, que una vez operativa, permitirá regar con seguridad del 85% más de 70 mil hectáreas del valle del río Ñuble, beneficiando a casi 5 mil agricultores, la mayoría medianos y pequeños.

Es segunda vez que se licita La Punilla, luego de una primera concesión que se adjudicó en 2016 a la empresa italiana Astaldi.

Ver artículo

Fuente: La Discusión, Miércoles 16 de Noviembre de 2022

LA DISCUSIÓN – Sin declaraciones ni explicaciones, el MOP actualizó a través del portal de la Dirección de Concesiones la fecha de recepción de ofertas técnicas, que estaba prevista para este 15 de noviembre, postergándola para el 7 de julio de 2023. Asimismo, la apertura de las ofertas económicas se trasladó desde el 13 de diciembre de 2022 al 4 de agosto de 2023, que el hito en que se define la adjudicación.

Si bien la decisión no sorprendió, generó malestar en el gremio agrícola de Ñuble y revela un evidente nivel de improvisación en el MOP, que solo un día antes del plazo informó el aplazamiento, y todavía no se publica la circular aclaratoria con la postergación.

Como se recordará, el MOP llamó a licitación el 18 de noviembre del año pasado para la segunda concesión del embalse, renombrada como Nueva La Punilla, sin embargo, con esta nueva postergación ya suman cuatro. Ello, porque a poco de asumir la actual administración, y atendiendo los cuestionamientos ambientales y sociales al proyecto, no solo desde organizaciones ciudadanas, sino que también de líderes políticos del oficialismo, se resolvió someterlo a una reevaluación por parte del consejo de ministros para la sustentabilidad, que integran los titulares de Medio Ambiente, Obras Públicas y Agricultura, entre otros. Sin embargo, hasta la fecha nada se ha comunicado sobre sus análisis o definiciones.

¿La Punilla va o no va?

Para los regantes que serán beneficiados con la megaobra, la noticia cayó muy mal. Fernando Rueda, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, que reúne a cerca de 5 mil agricultores, lamentó la incertidumbre que genera en la zona.

“Una vez confirmada la determinación del Gobierno de postergar, una vez más, la recepción de ofertas técnicas del Embalse Nueva La Punilla, lamentamos que en menos de un año tengamos cuatro prórrogas acumuladas, sin una comunicación formal de parte del Ejecutivo hacia los regantes. Seguir extendiendo la incertidumbre de miles de agricultores no es sano ni para el Gobierno ni para nosotros, que necesitamos de este proyecto para seguir subsistiendo en una región eminentemente agrícola. Seguiremos analizando esta información y esperamos entregar una declaración con mayor profundidad durante esta semana”, expresó el dirigente.

Más crítico se mostró Carlos González, presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, quien emplazó a las autoridades de gobierno y en particular, al ministro de Obras Públicas, a decirle a los agricultores “si La Punilla va o no va”.

El timonel del agro advirtió que las postergaciones son leídas como medidas dilatorias del Gobierno para no tomar una decisión durante la actual administración.

“Es como una bomba, pero una bomba que no nos sorprende, es la cuarta postergación. Es una vergüenza, eso corrobora una vez más que se están sacando el bulto, ahora lo postergaron para julio, y en julio van a volver a posponer el plazo, y así vamos a llegar a 2024 sin tener el proyecto adjudicado, y probablemente se pretenda traspasar el problema al gobierno siguiente. Yo le pregunto a las autoridades ¿por qué no dicen de una vez por todas si La Punilla va o no va? ¡Que digan la verdad! ¡Sincerémonos! No sigan engañando a los agricultores de Ñuble. ¿Hasta cuándo van a seguir jugando con el anhelo y la necesidad de la agricultura? ¿Cómo no pueden comprender que el agua es vital para que podamos producir alimentos? Llevamos 14 años de sequía, y cada año nos enfrentamos a la escasez, no tenemos agua para producir alimentos. Somos la región que tiene menos agua embalsada, con 29 millones de metros cúbicos que están en el embalse Coihueco. En cambio, la región del Maule tiene cerca de 300 millones de metros cúbicos, para qué decir más al norte, y Biobío tiene la Laguna del Laja. Y nosotros somos la segunda región más pobre. Esto es una bofetada más para la agricultura de Ñuble, esto no resiste mayor análisis”, enfatizó.

“Yo creo que los agricultores deben dejar su pasividad y ponerse en alerta frente a la situación de La Punilla. Los agricultores deben luchar por el anhelo de La Punilla. No pueden esperar a que los gobiernos hagan y deshagan con las decisiones de los productores”, añadió Carlos González.

Consultado por el trabajo que está desarrollando el consejo de ministros, el presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble recordó que el proyecto ya fue evaluado por la institucionalidad ambiental y que obtuvo su resolución de calificación ambiental en 2010. “Esto se trata de voluntad política nada más”, afirmó.

El proyecto

Se trata del proyecto de inversión pública más importante de la región de Ñuble, con un presupuesto oficial de US369 millones solo para el embalse, y cuya inversión se elevaría a US$500 millones considerando la central hidroeléctrica. Además, La Punilla es la obra más grande del plan nacional de embalses, con una capacidad de almacenamiento de 540 millones de metros cúbicos, que una vez operativa, permitirá regar con seguridad del 85% más de 70 mil hectáreas del valle del río Ñuble, beneficiando a casi 5 mil agricultores, la mayoría medianos y pequeños.

Es segunda vez que se licita La Punilla, luego de una primera concesión que se adjudicó en 2016 a la empresa italiana Astaldi.

Ver artículo

Fuente: La Discusión, Miércoles 16 de Noviembre de 2022

TITULARES