Lunes, Marzo 4, 2024

Presidente de Aguas Andinas: “Desplegaremos todos los esfuerzos necesarios para seguir reforzando a Santiago en materia hídrica”

DIARIO FINANCIERO – “Sabemos que nos esperan grandes desafíos. Atravesamos escenarios complejos ante los cuales la empresa ha debido robustecerse y adaptarse, como la pandemia y la crisis social, que han ido definiendo nuestro rumbo, pero especialmente el cambio climático”. Con estas palabras Felipe Larraín, presidente de Aguas Andinas, dio pie a la carta contenida en la memoria 2022 de la sanitaria, a través de la cual se dirigió a los accionistas y repasó las distintas inversiones y obras ejecutadas en el marco de la emergencia hídrica.

En este sentido, Larraín destacó los 14 años consecutivos en los que el país ha estado sumido “en una profunda mega sequía”, y dijo que desde Aguas Andinas están comprometidos con actuar y no solo diagnosticar ante la urgencia, lo que se ha visto reflejado a partir del hecho de que ni la ciudad ni sus habitantes han experimentado alteraciones en el suministro de agua potable. Esto, debido a “la experiencia y esfuerzos en gestión e inversiones” reportados durante este largo período de estrés hídrico.

“La modernización de la Planta Padre Hurtado -que vino a robustecer y casi duplicar la producción de agua potable para el sector oriente de la capital- y los pozos de Cerro Negro Lo Mena, que reforzaron el servicio para la zona sur, ambas inauguradas en 2022, son claros ejemplos del camino tomado en esta dirección”, mencionó el presidente la de empresa. Y añadió que en los últimos cinco años Aguas Andinas ha invertido cerca de US$ 250 millones para hacer frente al cambio climático y sus impactos.

“No nos detendremos, desplegaremos todos los esfuerzos necesarios para seguir reforzando a Santiago en materia hídrica y para ello tenemos considerado en carpeta otros US$ 300 millones en proyectos que esperamos desplegar los próximos cinco años”, sostuvo.

Asimismo, Larraín valoró el trabajo mancomunado realizado con autoridades y la ciudadanía en general. En este sentido, destacó a los regantes de la Primera Sección del río Maipo, “quienes nos han permitido suplir el déficit hídrico cuando el caudal del río ha sido insuficiente para abastecer la demanda de la ciudad”, y extendió los agradecimientos “a las autoridades comunales que, en medio de la compleja situación hídrica, han tomado acciones decididas para velar por el cuidado del agua en sus comunas. Ese es el camino correcto.

“Sin duda, hemos avanzado, pero queda mucho por hacer. No basta con mitigar: debemos adaptarnos a la nueva realidad climática. Eso conlleva la necesidad urgente de encontrar nuevas soluciones, en línea con el rol de liderazgo de la empresa, y más infraestructura sanitaria. En esto, seremos los impulsores para que Santiago sea una ciudad mejor preparada ante las adversidades provocadas por la naturaleza, y a la vez, más conectada, moderna e inclusiva”, indicó.

Plebiscito y nueva Constitución

Por su parte, la gerente general de Aguas Andinas, Marta Colet -que dejará su cargo el próximo 2 de mayo tras el nombramiento de Daniel Tuges-, abordó otros focos de trabajo ejecutados durante el 2022, como la búsqueda y reparación de fugas en la red, “para lo cual estamos aplicando tecnologías de vanguardia que han hecho posible triplicar la eficiencia, con importantes aumentos en el volumen de agua recuperada”.

Y apuntó al proyecto de retorno de aguas depuradas desde la Biofactoría Mapocho Trebal hasta la primera sección del río Maipo, que permitirá disponer de más agua cruda en el río para abastecer las necesidades de la ciudad y, luego, entregarla en la misma cantidad a los canalistas para uso agrícola.

“Para alcanzar estos logros, ha sido fundamental el despliegue del proyecto Avanza, iniciativa que aspira a transformar la compañía y adaptarla de mejor manera a los desafíos presentes y futuros (…) Es parte de las razones que explican los éxitos cosechados en 2022”, sostuvo.

Asimismo, Colet se refirió a la crisis climática que “ha avanzado de forma mucho más acelerada de lo anticipado, lo que exige redoblar los esfuerzos para adaptarnos a escenarios donde el recurso hídrico será cada vez más escaso”. Y se abocó a la necesidad de contar con “más planificación, más innovación, más gestión integrada de las cuencas, más diálogo con las autoridades y la ciudadanía, y, sin dudas, más inversiones para poder concretar nuevas soluciones como el reúso de agua depurada”.

“Pero también, más infraestructura sanitaria y resiliente que debe ser aprobada por la autoridad”, agregó.

“En esa esfera también hubo avances, como el aumento en los niveles de seguridad con los que debe contar la infraestructura sanitaria en los procesos regulatorios. El proyecto de Constitución Política plebiscitado en septiembre de 2022 contribuyó en esa toma de consciencia, recogiendo en su redacción el derecho humano al agua y al saneamiento, así como la prioridad del consumo humano del agua frente a otros usos”, mencionó.

Y respecto a este último punto, dijo que “si bien la propuesta en general fue rechazada, esperamos que este consenso en torno al agua se traspase al nuevo proceso”.

“Para ello, esperamos seguir contribuyendo en la discusión que se realizará durante 2023, siempre con el mismo norte: ser garantes del acceso humano al agua y al saneamiento. A eso finalmente responden todas las iniciativas que he descrito previamente, y también otros esfuerzos desplegados para que los convenios de pago de cuentas que ofrece la empresa (…) lleguen a todos los clientes que los necesiten en momentos de incertidumbre económica”, concluyó.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Martes 11 de Abril de 2023

DIARIO FINANCIERO – “Sabemos que nos esperan grandes desafíos. Atravesamos escenarios complejos ante los cuales la empresa ha debido robustecerse y adaptarse, como la pandemia y la crisis social, que han ido definiendo nuestro rumbo, pero especialmente el cambio climático”. Con estas palabras Felipe Larraín, presidente de Aguas Andinas, dio pie a la carta contenida en la memoria 2022 de la sanitaria, a través de la cual se dirigió a los accionistas y repasó las distintas inversiones y obras ejecutadas en el marco de la emergencia hídrica.

En este sentido, Larraín destacó los 14 años consecutivos en los que el país ha estado sumido “en una profunda mega sequía”, y dijo que desde Aguas Andinas están comprometidos con actuar y no solo diagnosticar ante la urgencia, lo que se ha visto reflejado a partir del hecho de que ni la ciudad ni sus habitantes han experimentado alteraciones en el suministro de agua potable. Esto, debido a “la experiencia y esfuerzos en gestión e inversiones” reportados durante este largo período de estrés hídrico.

“La modernización de la Planta Padre Hurtado -que vino a robustecer y casi duplicar la producción de agua potable para el sector oriente de la capital- y los pozos de Cerro Negro Lo Mena, que reforzaron el servicio para la zona sur, ambas inauguradas en 2022, son claros ejemplos del camino tomado en esta dirección”, mencionó el presidente la de empresa. Y añadió que en los últimos cinco años Aguas Andinas ha invertido cerca de US$ 250 millones para hacer frente al cambio climático y sus impactos.

“No nos detendremos, desplegaremos todos los esfuerzos necesarios para seguir reforzando a Santiago en materia hídrica y para ello tenemos considerado en carpeta otros US$ 300 millones en proyectos que esperamos desplegar los próximos cinco años”, sostuvo.

Asimismo, Larraín valoró el trabajo mancomunado realizado con autoridades y la ciudadanía en general. En este sentido, destacó a los regantes de la Primera Sección del río Maipo, “quienes nos han permitido suplir el déficit hídrico cuando el caudal del río ha sido insuficiente para abastecer la demanda de la ciudad”, y extendió los agradecimientos “a las autoridades comunales que, en medio de la compleja situación hídrica, han tomado acciones decididas para velar por el cuidado del agua en sus comunas. Ese es el camino correcto.

“Sin duda, hemos avanzado, pero queda mucho por hacer. No basta con mitigar: debemos adaptarnos a la nueva realidad climática. Eso conlleva la necesidad urgente de encontrar nuevas soluciones, en línea con el rol de liderazgo de la empresa, y más infraestructura sanitaria. En esto, seremos los impulsores para que Santiago sea una ciudad mejor preparada ante las adversidades provocadas por la naturaleza, y a la vez, más conectada, moderna e inclusiva”, indicó.

Plebiscito y nueva Constitución

Por su parte, la gerente general de Aguas Andinas, Marta Colet -que dejará su cargo el próximo 2 de mayo tras el nombramiento de Daniel Tuges-, abordó otros focos de trabajo ejecutados durante el 2022, como la búsqueda y reparación de fugas en la red, “para lo cual estamos aplicando tecnologías de vanguardia que han hecho posible triplicar la eficiencia, con importantes aumentos en el volumen de agua recuperada”.

Y apuntó al proyecto de retorno de aguas depuradas desde la Biofactoría Mapocho Trebal hasta la primera sección del río Maipo, que permitirá disponer de más agua cruda en el río para abastecer las necesidades de la ciudad y, luego, entregarla en la misma cantidad a los canalistas para uso agrícola.

“Para alcanzar estos logros, ha sido fundamental el despliegue del proyecto Avanza, iniciativa que aspira a transformar la compañía y adaptarla de mejor manera a los desafíos presentes y futuros (…) Es parte de las razones que explican los éxitos cosechados en 2022”, sostuvo.

Asimismo, Colet se refirió a la crisis climática que “ha avanzado de forma mucho más acelerada de lo anticipado, lo que exige redoblar los esfuerzos para adaptarnos a escenarios donde el recurso hídrico será cada vez más escaso”. Y se abocó a la necesidad de contar con “más planificación, más innovación, más gestión integrada de las cuencas, más diálogo con las autoridades y la ciudadanía, y, sin dudas, más inversiones para poder concretar nuevas soluciones como el reúso de agua depurada”.

“Pero también, más infraestructura sanitaria y resiliente que debe ser aprobada por la autoridad”, agregó.

“En esa esfera también hubo avances, como el aumento en los niveles de seguridad con los que debe contar la infraestructura sanitaria en los procesos regulatorios. El proyecto de Constitución Política plebiscitado en septiembre de 2022 contribuyó en esa toma de consciencia, recogiendo en su redacción el derecho humano al agua y al saneamiento, así como la prioridad del consumo humano del agua frente a otros usos”, mencionó.

Y respecto a este último punto, dijo que “si bien la propuesta en general fue rechazada, esperamos que este consenso en torno al agua se traspase al nuevo proceso”.

“Para ello, esperamos seguir contribuyendo en la discusión que se realizará durante 2023, siempre con el mismo norte: ser garantes del acceso humano al agua y al saneamiento. A eso finalmente responden todas las iniciativas que he descrito previamente, y también otros esfuerzos desplegados para que los convenios de pago de cuentas que ofrece la empresa (…) lleguen a todos los clientes que los necesiten en momentos de incertidumbre económica”, concluyó.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Martes 11 de Abril de 2023

TITULARES