Miércoles, Mayo 12, 2021

Panel de Concesiones constata más de 400 días de atraso del MOP en expansión de Aeropuerto de Santiago

DIARIO FINANCIERO – El Panel Técnico de Concesiones, organismo que dirime disputas en la industria con recomendaciones no vinculantes, dio a conocer su opinión en la discrepancia que mantenía Nueva Pudahuel, a cargo de la ampliación del Aeropuerto de Santiago, contra el Ministerio de Obras Públicas (MOP) por sobrecostos asociados a retrasos que, a su juicio, surgieron por la demora en la aprobación de ingenierías.

El organismo acreditó un total de 425 días de retrasos del MOP y de 33 días de retraso por parte de la concesionaria, pero recomendó contratar una auditoría para determinar los impactos de esos atrasos en la ruta crítica de la puesta de servicio parcial de fachadas, espigones y del edificio de estacionamiento poniente del terminal.

Se solicitó la auditoría técnica, ya que “los antecedentes aportados son insuficientes para evaluar los días de atraso del MOP aritméticamente calculados en sus revisiones del Proyecto de Ingeniería Definitiva (PID), los cuales no se relacionan necesariamente de forma directa con los resultados del procesamiento de la ruta crítica”, dice el informe.

Consultado, el ministerio señaló que se encuentra “estudiando” la recomendación. En tanto, la concesionaria no se refirió al tema. Las partes pueden ir a un arbitraje si lo estiman necesario.

¿Trabajo de excelencia?

Cuando la concesionaria Nueva Pudahuel recurrió a esta instancia el 30 de mayo, solicitó el reconocimiento y validación de los incumplimientos y retrasos en los que habría incurrido el MOP en la revisión y aprobación de los proyectos de ingeniería definitiva.

Estos atrasos, calculó la concesionaria, ascendieron a 21 meses e influyeron de tal manera en el plan original de tener listo el terminal para noviembre de 2020, situándolo ahora para mediados de 2021.

El ministerio se defendió aludiendo que esto fue por la falta de calidad técnica del proyecto de ingeniería definitiva presentada por el consorcio.

En su análisis, el Panel de Concesiones hizo una fuerte crítica respecto de cómo se da el desarrollo y aprobación de las ingenierías, que es uno de los grandes hitos de los contratos de concesión.

“Llama la atención la evidente demora que ha sufrido el proceso de entrega, revisión y aprobación del proyecto. Es difícil explicar una gestión de excelencia de las partes si, a esta fecha, a 21 meses después del inicio de la fase de construcción, el PID aún no ha sido totalmente aprobado”, dijo.

Agregó que eso no sólo refleja los atrasos en las entregas de los documentos, sino que podría ser indicio de la insuficiencia de los proyectos presentados por la concesionaria y de las observaciones que hace el MOP.

Explicó que hay una duda razonable de la completitud y suficiencia de los antecedentes presentados por la empresa, aunque no es posible desconocer que el MOP tuvo atrasos en sus revisiones. “Esto, no se condice con las necesidades de un aeropuerto en plena operación y con un alto nivel de ocupación y tráfico aéreo”, dijo al momento de hacer un llamado a redoblar esfuerzos para tener una gestión de excelencia.

En tres años, organismo entregó 22 recomendaciones

Creado en 2010, el Panel Técnico de Concesiones analizó su primera discrepancia entre el ministerio de Obras Públicas (MOP) y una concesionaria recién al quinto año de su entrada en funcionamiento. En aquella ocasión se trató del reclamo de Rutas del Desierto (de Sacyr), quien se adjudicó el tramo de acceso a Iquique, y alegó sobrecostos asociados a obras que no estaban en el contrato original. A día de hoy, según datos de la Cuenta Pública del organismo, entre 2015 y 2017 resolvieron un total de 22 discrepancias, equivalentes a 11.480.867 UF (US$ 461 millones aproximadamente).

Solo el año pasado ingresaron nueve discrepancias por 3.956.238 UF (US$ 158,7 millones), se entregaron 12 recomendaciones, hubo 77 sesiones y 11 audiencias públicas.

CEO de Latam hace crítica a terminales de la región

La imagen que están transmitiendo los aeropuertos de Latinoamérica, y particularmente el de Santiago, no es de las mejores. Esa es la visión que dejó plasmada Enrique Cueto, CEO de Latam Airlines, en la edición de septiembre de la revista de la aerolínea, Vamos.

“Como la principal línea aérea del continente, nos preocupan las falencias de nuestras terminales aéreas porque afectan lo que nosotros tratamos de cuidar con tanto esmero: la experiencia de viaje de nuestros pasajeros”, señala el ejecutivo.

Cueto hizo un llamado a las autoridades locales a modificar la forma en que se comprende la función de estos recintos. “Mientras se siga creyendo que los aeropuertos son fuente de ingresos para los gobiernos y no se concentren los esfuerzos en mejorar la experiencia de los viajeros, no avanzaremos hacia terminales amigables, accesibles y que sean una parte agradable de volar”, dijo.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Martes 04 de septiembre de 2018

DIARIO FINANCIERO – El Panel Técnico de Concesiones, organismo que dirime disputas en la industria con recomendaciones no vinculantes, dio a conocer su opinión en la discrepancia que mantenía Nueva Pudahuel, a cargo de la ampliación del Aeropuerto de Santiago, contra el Ministerio de Obras Públicas (MOP) por sobrecostos asociados a retrasos que, a su juicio, surgieron por la demora en la aprobación de ingenierías.

El organismo acreditó un total de 425 días de retrasos del MOP y de 33 días de retraso por parte de la concesionaria, pero recomendó contratar una auditoría para determinar los impactos de esos atrasos en la ruta crítica de la puesta de servicio parcial de fachadas, espigones y del edificio de estacionamiento poniente del terminal.

Se solicitó la auditoría técnica, ya que “los antecedentes aportados son insuficientes para evaluar los días de atraso del MOP aritméticamente calculados en sus revisiones del Proyecto de Ingeniería Definitiva (PID), los cuales no se relacionan necesariamente de forma directa con los resultados del procesamiento de la ruta crítica”, dice el informe.

Consultado, el ministerio señaló que se encuentra “estudiando” la recomendación. En tanto, la concesionaria no se refirió al tema. Las partes pueden ir a un arbitraje si lo estiman necesario.

¿Trabajo de excelencia?

Cuando la concesionaria Nueva Pudahuel recurrió a esta instancia el 30 de mayo, solicitó el reconocimiento y validación de los incumplimientos y retrasos en los que habría incurrido el MOP en la revisión y aprobación de los proyectos de ingeniería definitiva.

Estos atrasos, calculó la concesionaria, ascendieron a 21 meses e influyeron de tal manera en el plan original de tener listo el terminal para noviembre de 2020, situándolo ahora para mediados de 2021.

El ministerio se defendió aludiendo que esto fue por la falta de calidad técnica del proyecto de ingeniería definitiva presentada por el consorcio.

En su análisis, el Panel de Concesiones hizo una fuerte crítica respecto de cómo se da el desarrollo y aprobación de las ingenierías, que es uno de los grandes hitos de los contratos de concesión.

“Llama la atención la evidente demora que ha sufrido el proceso de entrega, revisión y aprobación del proyecto. Es difícil explicar una gestión de excelencia de las partes si, a esta fecha, a 21 meses después del inicio de la fase de construcción, el PID aún no ha sido totalmente aprobado”, dijo.

Agregó que eso no sólo refleja los atrasos en las entregas de los documentos, sino que podría ser indicio de la insuficiencia de los proyectos presentados por la concesionaria y de las observaciones que hace el MOP.

Explicó que hay una duda razonable de la completitud y suficiencia de los antecedentes presentados por la empresa, aunque no es posible desconocer que el MOP tuvo atrasos en sus revisiones. “Esto, no se condice con las necesidades de un aeropuerto en plena operación y con un alto nivel de ocupación y tráfico aéreo”, dijo al momento de hacer un llamado a redoblar esfuerzos para tener una gestión de excelencia.

En tres años, organismo entregó 22 recomendaciones

Creado en 2010, el Panel Técnico de Concesiones analizó su primera discrepancia entre el ministerio de Obras Públicas (MOP) y una concesionaria recién al quinto año de su entrada en funcionamiento. En aquella ocasión se trató del reclamo de Rutas del Desierto (de Sacyr), quien se adjudicó el tramo de acceso a Iquique, y alegó sobrecostos asociados a obras que no estaban en el contrato original. A día de hoy, según datos de la Cuenta Pública del organismo, entre 2015 y 2017 resolvieron un total de 22 discrepancias, equivalentes a 11.480.867 UF (US$ 461 millones aproximadamente).

Solo el año pasado ingresaron nueve discrepancias por 3.956.238 UF (US$ 158,7 millones), se entregaron 12 recomendaciones, hubo 77 sesiones y 11 audiencias públicas.

CEO de Latam hace crítica a terminales de la región

La imagen que están transmitiendo los aeropuertos de Latinoamérica, y particularmente el de Santiago, no es de las mejores. Esa es la visión que dejó plasmada Enrique Cueto, CEO de Latam Airlines, en la edición de septiembre de la revista de la aerolínea, Vamos.

“Como la principal línea aérea del continente, nos preocupan las falencias de nuestras terminales aéreas porque afectan lo que nosotros tratamos de cuidar con tanto esmero: la experiencia de viaje de nuestros pasajeros”, señala el ejecutivo.

Cueto hizo un llamado a las autoridades locales a modificar la forma en que se comprende la función de estos recintos. “Mientras se siga creyendo que los aeropuertos son fuente de ingresos para los gobiernos y no se concentren los esfuerzos en mejorar la experiencia de los viajeros, no avanzaremos hacia terminales amigables, accesibles y que sean una parte agradable de volar”, dijo.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Martes 04 de septiembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X