Martes, Mayo 28, 2024

Nuevo Pudahuel acude por octava vez al panel de concesiones por sobrecostos en el aeropuerto

DIARIO FINANCIERO –  Por octava vez la concesionaria del Aeropuerto de Santiago, Nuevo Pudahuel, llevó al Ministerio de Obras Públicas (MOP) ante el panel técnico de concesiones. Esta vez, solicitó una compensación por hasta 103.452 UF (unos $ 2.970 millones), debido a mayores costos por obras adicionales solicitadas por la autoridad y que no estaban contempladas en el contrato.
En el escrito de 29 páginas presentado ante la entidad no vinculante, la concesionaria, que es asesorada por Víctor Ríos del estudio Molina Ríos Abogados, explicó que la discrepancia se produjo en torno a si era necesario o no la incorporación de una protección anti-incendios en la techumbre del proyecto.
Según explica la sociedad franco italiana en el documento, el proyecto se ejecutó bajo la norma NFPA (National Fire Protection Association) de Estados Unidos, y esta no exige protección al fuego, sino que solo que durante un incendio no colapse la estructura de la techumbre en su conjunto.
“Así, si un gran incendio calienta un arrostramiento horizontal (elementos secundarios que impiden deformaciones a la estructura principal), este podría deformarse sin afectar la estabilidad estructural de la techumbre durante dicho evento, que no colapsará”, explicó Nuevo Pudahuel.
Además, argumenta que el centro de estudios IDIEM elaboró un estudio prestacional para el nuevo Terminal 2 del Aeropuerto de Santiago, donde concluyó que las estructuras ubicadas por sobre 5,2 metros con respecto al piso inferior no requieren protección contra incendio. “Este criterio resulta especialmente aplicable a los arrostramientos horizontales, que en su gran mayoría (más del 83%) están ubicados por sobre esa altura”, señala la concesionaria.
La compensación solicitada
Finalmente, Nuevo Pudahuel ejecutó algunas de las obras de protección contra este tipo de siniestros en el terminal 2 y los espigones T2D y T2F (incluyendo conectores) entre el 17 de enero y el 30 de abril de este año, por lo que solicitó al panel que el MOP una compensación por costos directos ascendientes a 8.079 UF.
Además, solicita el pago de los sobrecostos a contar del 1 de mayo, que incluyen mayores costos indirectos y gastos generales asociados a mayores costos directos (2.201 UF) y 541 UF por las utilidades asociadas a dichos sobrecostos.
Sumado a todo lo anterior, la concesionaria calculó que los costos adicionales estimativos para las obras a ejecutar en áreas donde el cielo ya está completamente cerrado podrían llegar a 54.217 UF. Y si se consideran los sobrecostos de prolongación calculados asociados a dicho mes adicional, alcanzarían del orden de los UF 103.452, incluyendo utilidades.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 16 de Junio de 2020

DIARIO FINANCIERO –  Por octava vez la concesionaria del Aeropuerto de Santiago, Nuevo Pudahuel, llevó al Ministerio de Obras Públicas (MOP) ante el panel técnico de concesiones. Esta vez, solicitó una compensación por hasta 103.452 UF (unos $ 2.970 millones), debido a mayores costos por obras adicionales solicitadas por la autoridad y que no estaban contempladas en el contrato.
En el escrito de 29 páginas presentado ante la entidad no vinculante, la concesionaria, que es asesorada por Víctor Ríos del estudio Molina Ríos Abogados, explicó que la discrepancia se produjo en torno a si era necesario o no la incorporación de una protección anti-incendios en la techumbre del proyecto.
Según explica la sociedad franco italiana en el documento, el proyecto se ejecutó bajo la norma NFPA (National Fire Protection Association) de Estados Unidos, y esta no exige protección al fuego, sino que solo que durante un incendio no colapse la estructura de la techumbre en su conjunto.
“Así, si un gran incendio calienta un arrostramiento horizontal (elementos secundarios que impiden deformaciones a la estructura principal), este podría deformarse sin afectar la estabilidad estructural de la techumbre durante dicho evento, que no colapsará”, explicó Nuevo Pudahuel.
Además, argumenta que el centro de estudios IDIEM elaboró un estudio prestacional para el nuevo Terminal 2 del Aeropuerto de Santiago, donde concluyó que las estructuras ubicadas por sobre 5,2 metros con respecto al piso inferior no requieren protección contra incendio. “Este criterio resulta especialmente aplicable a los arrostramientos horizontales, que en su gran mayoría (más del 83%) están ubicados por sobre esa altura”, señala la concesionaria.
La compensación solicitada
Finalmente, Nuevo Pudahuel ejecutó algunas de las obras de protección contra este tipo de siniestros en el terminal 2 y los espigones T2D y T2F (incluyendo conectores) entre el 17 de enero y el 30 de abril de este año, por lo que solicitó al panel que el MOP una compensación por costos directos ascendientes a 8.079 UF.
Además, solicita el pago de los sobrecostos a contar del 1 de mayo, que incluyen mayores costos indirectos y gastos generales asociados a mayores costos directos (2.201 UF) y 541 UF por las utilidades asociadas a dichos sobrecostos.
Sumado a todo lo anterior, la concesionaria calculó que los costos adicionales estimativos para las obras a ejecutar en áreas donde el cielo ya está completamente cerrado podrían llegar a 54.217 UF. Y si se consideran los sobrecostos de prolongación calculados asociados a dicho mes adicional, alcanzarían del orden de los UF 103.452, incluyendo utilidades.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 16 de Junio de 2020

TITULARES