Miércoles, Julio 28, 2021

MOP mantiene postura de no modificar el contrato del aeropuerto y despeja el camino para ir al Ciadi

DIARIO FINANCIERO – El 19 de julio se termina el plazo de seis meses que tienen los operadores de Nuevo Pudahuel -ADP y Vinci- y el Estado para dirimir las diferencias sobre la concesión del terminal de Santiago.

El ministro de Obras Públicas (MOP), Alfredo Moreno, se mantiene firme respecto de no realizar modificaciones al contrato que tiene su cartera con las empresas que hoy tienen la concesión del aeropuerto que sirve a la ciudad de Santiago.

“En lo que refiere a la operación del contrato, como ya lo ha señalado el Panel Técnico, no es el momento; no corresponde tener una discusión sobre ese tema”, dijo la autoridad al ser consultado.

Mientras, el reloj avanza. Este 19 de julio vence el plazo de seis meses para que todas las partes involucradas puedan dirimir las diferencias y evitar iniciar una demanda arbitral ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi).

La acción contra el Estado la interpondrían los operadores de Nuevo Pudahuel -las francesas Aéroports de Paris (ADP) y Vinci Airports- quienes, el pasado 19 de enero, informaron su intención de acudir al organismo internacional.

Y es que, a su juicio, es vital que el MOP alargue el contrato de operación del terminal aéreo -que inició en 2015 y tiene una duración de 20 años- para permitirles amortiguar las pérdidas que ha provocado la pandemia.

Según consta en el procedimiento, antes de abrir un proceso arbitral en el Ciadi, ambas partes deben negociar durante seis meses. En este tiempo, podrían llegar a entendimientos y la empresa desistir de la demanda.

En este período, explicó Moreno, se llevaron a cabo reuniones bajo confidencialidad entre los controladores y el MOP -con el Ciadi de intermediario-, y se han mantenido las mesas de trabajo que iniciaron el año pasado en las cuales “hemos señalado que tenemos toda la disposición a seguir trabajando y poder avanzar en los temas de operación del aeropuerto”.

“Esta es una infraestructura impresionante, que tenemos disponible y que hoy tiene un bajo uso. Por lo tanto, se puede utilizar en forma más eficaz, reduciendo costos. Podemos trabajar en conjunto en eso; de hecho lo hemos hecho y creemos que se pueden hacer más cosas en esa línea”, sostuvo el ministro.

Moreno también se refirió a los trabajos de construcción del nuevo terminal del aeropuerto que está llevando a cabo Nuevo Pudahuel y que está pronto a ser inaugurado. “En lo que refiere a los temas de construcción, donde tenemos distintas diferencias, se puede buscar de qué manera se pueden resolver”, apuntó. Y es que, además de las acciones de los controladores, Nuevo Pudahuel presentó en marzo una discrepancia al Panel Técnico de Concesiones contra el MOP, ofreciendo dos mecanismos para reestablecer el equilibrio económico del acuerdo, evitando así riesgos de quiebra.

Pero, el Panel -organismo que dirime disputas en el sector- concluyó que eran improcedentes. Sin embargo, abrió la posibilidad a que los involucrados pudieran tener conversaciones al respecto. “El marco contractual habilita al MOP para sostener conversaciones, con el propósito de revisar o flexibilizar el contrato de concesión, de común acuerdo con su contraparte”, sostuvo.

La situación se da en medio de un escenario difícil para la industria. Desde marzo, las fronteras se encuentran cerradas y seguirán así hasta el 15 de julio, lo que ha impactado de forma directa el tráfico de pasajeros. En mayo, los viajeros de vuelos nacionales sumaron 458.178, mientras que los internacionales llegaron a 33.418, y la comparación de ese total con el mismo mes de 2019 arroja una disminución de 75,4%.

Terminal 2 en la recta final:
se prepara para abrir sus puertas en septiembre

Ya con una buena parte de máquinas instaladas se encuentra el Terminal 2 del Aeropuerto Arturo Merino Benítez, que pasará a albergar todos los vuelos internacionales.
Con un avance de entre el 95% y 97% de la obra, la concesionaria Nuevo Pudahuel se encuentra afinando los últimos detalles de la construcción de más de 200.000 metros cuadrados, que incluye cuatro espigones.
Estima que la inauguración se lleve a cabo en las primeras semanas de septiembre. Algunas particularidades que tiene este nuevo terminal es que cuenta con tecnología self back drop, donde uno puede embarcar su maleta de forma autónoma. Otra tecnología que se va a utilizar son las Etiquetas RFID de identificación por radio frecuencia de los equipajes de llegadas, para permitir un control automatizado de SAG y Aduanas. La inversión total de esta obra se cifra en cerca de US$ 1.000 millones.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 02 de Julio de 2021

DIARIO FINANCIERO – El 19 de julio se termina el plazo de seis meses que tienen los operadores de Nuevo Pudahuel -ADP y Vinci- y el Estado para dirimir las diferencias sobre la concesión del terminal de Santiago.

El ministro de Obras Públicas (MOP), Alfredo Moreno, se mantiene firme respecto de no realizar modificaciones al contrato que tiene su cartera con las empresas que hoy tienen la concesión del aeropuerto que sirve a la ciudad de Santiago.

“En lo que refiere a la operación del contrato, como ya lo ha señalado el Panel Técnico, no es el momento; no corresponde tener una discusión sobre ese tema”, dijo la autoridad al ser consultado.

Mientras, el reloj avanza. Este 19 de julio vence el plazo de seis meses para que todas las partes involucradas puedan dirimir las diferencias y evitar iniciar una demanda arbitral ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi).

La acción contra el Estado la interpondrían los operadores de Nuevo Pudahuel -las francesas Aéroports de Paris (ADP) y Vinci Airports- quienes, el pasado 19 de enero, informaron su intención de acudir al organismo internacional.

Y es que, a su juicio, es vital que el MOP alargue el contrato de operación del terminal aéreo -que inició en 2015 y tiene una duración de 20 años- para permitirles amortiguar las pérdidas que ha provocado la pandemia.

Según consta en el procedimiento, antes de abrir un proceso arbitral en el Ciadi, ambas partes deben negociar durante seis meses. En este tiempo, podrían llegar a entendimientos y la empresa desistir de la demanda.

En este período, explicó Moreno, se llevaron a cabo reuniones bajo confidencialidad entre los controladores y el MOP -con el Ciadi de intermediario-, y se han mantenido las mesas de trabajo que iniciaron el año pasado en las cuales “hemos señalado que tenemos toda la disposición a seguir trabajando y poder avanzar en los temas de operación del aeropuerto”.

“Esta es una infraestructura impresionante, que tenemos disponible y que hoy tiene un bajo uso. Por lo tanto, se puede utilizar en forma más eficaz, reduciendo costos. Podemos trabajar en conjunto en eso; de hecho lo hemos hecho y creemos que se pueden hacer más cosas en esa línea”, sostuvo el ministro.

Moreno también se refirió a los trabajos de construcción del nuevo terminal del aeropuerto que está llevando a cabo Nuevo Pudahuel y que está pronto a ser inaugurado. “En lo que refiere a los temas de construcción, donde tenemos distintas diferencias, se puede buscar de qué manera se pueden resolver”, apuntó. Y es que, además de las acciones de los controladores, Nuevo Pudahuel presentó en marzo una discrepancia al Panel Técnico de Concesiones contra el MOP, ofreciendo dos mecanismos para reestablecer el equilibrio económico del acuerdo, evitando así riesgos de quiebra.

Pero, el Panel -organismo que dirime disputas en el sector- concluyó que eran improcedentes. Sin embargo, abrió la posibilidad a que los involucrados pudieran tener conversaciones al respecto. “El marco contractual habilita al MOP para sostener conversaciones, con el propósito de revisar o flexibilizar el contrato de concesión, de común acuerdo con su contraparte”, sostuvo.

La situación se da en medio de un escenario difícil para la industria. Desde marzo, las fronteras se encuentran cerradas y seguirán así hasta el 15 de julio, lo que ha impactado de forma directa el tráfico de pasajeros. En mayo, los viajeros de vuelos nacionales sumaron 458.178, mientras que los internacionales llegaron a 33.418, y la comparación de ese total con el mismo mes de 2019 arroja una disminución de 75,4%.

Terminal 2 en la recta final:
se prepara para abrir sus puertas en septiembre

Ya con una buena parte de máquinas instaladas se encuentra el Terminal 2 del Aeropuerto Arturo Merino Benítez, que pasará a albergar todos los vuelos internacionales.
Con un avance de entre el 95% y 97% de la obra, la concesionaria Nuevo Pudahuel se encuentra afinando los últimos detalles de la construcción de más de 200.000 metros cuadrados, que incluye cuatro espigones.
Estima que la inauguración se lleve a cabo en las primeras semanas de septiembre. Algunas particularidades que tiene este nuevo terminal es que cuenta con tecnología self back drop, donde uno puede embarcar su maleta de forma autónoma. Otra tecnología que se va a utilizar son las Etiquetas RFID de identificación por radio frecuencia de los equipajes de llegadas, para permitir un control automatizado de SAG y Aduanas. La inversión total de esta obra se cifra en cerca de US$ 1.000 millones.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 02 de Julio de 2021

TITULARES

X