Jueves, Abril 25, 2024

Mejoras necesarias en la cadena logística, por Gonzalo Pérez

PORTAL PORTUARIO – En 2012, el Ministerio de Transportes presentaba el Plan de Impulso a la Carga Ferroviaria que, con una inversión por más de US$ 300 millones en infraestructura, proyectaba un incremento de los volúmenes transportados en la red de EFE, de 11,1 millones de toneladas a 23,2 millones de toneladas para el año 2020.

Pero la realidad actual es diferente. La Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) informó que en 2022 se movilizaron un total 9,4 millones de toneladas, lo que representa una disminución de un 15% de la carga, si se compara con 2012. Si esto se mide en relación al total de la carga desplazada en el país, la incidencia del modo ferroviario es aún menor.

Esta importante caída en la participación del tren de carga, pone en riesgo la eficiencia de la cadena logística ya que para contar con un sistema de transporte competitivo, el modo ferroviario es un complemento fundamental del transporte carretero.

En los países de la OCDE, donde sus costos logísticos representan la mitad de los de Chile, la participación del tren de carga es muy superior.

Una mayor eficiencia logística tiene un impacto directo en los costos para los exportadores, haciendo más competitivos sus productos en los mercados mundiales y, por lo tanto, generando mayores oportunidades para desarrollar sus actividades productivas. De igual forma, si el costo de la logística de los productos importados fuera más bajo, eso se traduciría en un menor precio de los productos que se consumen, mejorando las condiciones de vida de quienes los adquieren.

Si no se mejora la competitividad de nuestra cadena logística, con un modo ferroviario que sea un complemento real al modo carretero -donde cada uno aporte donde es más eficiente-, tendremos que enfrentarnos a un escenario en que la variable transporte sólo hará que suban los valores de los productos que consumen las personas y el costo de nuestras exportaciones. En cambio, si somos capaces de tener cadenas logísticas eficientes donde se integren puertos, carreteras, centros de intercambio modal y junto con ello se incorporen con fuerza los ferrocarriles, podremos reducir costos en transporte y, por ende, los precios de esos bienes.

Entendemos que avanzar en esta dirección es parte de la instrucción que le dio el Presidente de la República al Ministro de Transportes en el último cambio de gabinete. Cuando se refiere a “Chile sobre rieles” no está limitando esa invitación a los pasajeros, sino que también a la carga la que representa un aporte muy sustantivo al desarrollo del país.

Ver artículo

Fuente: Portal Portuario, Lunes 03 de Abril de 2023

PORTAL PORTUARIO – En 2012, el Ministerio de Transportes presentaba el Plan de Impulso a la Carga Ferroviaria que, con una inversión por más de US$ 300 millones en infraestructura, proyectaba un incremento de los volúmenes transportados en la red de EFE, de 11,1 millones de toneladas a 23,2 millones de toneladas para el año 2020.

Pero la realidad actual es diferente. La Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) informó que en 2022 se movilizaron un total 9,4 millones de toneladas, lo que representa una disminución de un 15% de la carga, si se compara con 2012. Si esto se mide en relación al total de la carga desplazada en el país, la incidencia del modo ferroviario es aún menor.

Esta importante caída en la participación del tren de carga, pone en riesgo la eficiencia de la cadena logística ya que para contar con un sistema de transporte competitivo, el modo ferroviario es un complemento fundamental del transporte carretero.

En los países de la OCDE, donde sus costos logísticos representan la mitad de los de Chile, la participación del tren de carga es muy superior.

Una mayor eficiencia logística tiene un impacto directo en los costos para los exportadores, haciendo más competitivos sus productos en los mercados mundiales y, por lo tanto, generando mayores oportunidades para desarrollar sus actividades productivas. De igual forma, si el costo de la logística de los productos importados fuera más bajo, eso se traduciría en un menor precio de los productos que se consumen, mejorando las condiciones de vida de quienes los adquieren.

Si no se mejora la competitividad de nuestra cadena logística, con un modo ferroviario que sea un complemento real al modo carretero -donde cada uno aporte donde es más eficiente-, tendremos que enfrentarnos a un escenario en que la variable transporte sólo hará que suban los valores de los productos que consumen las personas y el costo de nuestras exportaciones. En cambio, si somos capaces de tener cadenas logísticas eficientes donde se integren puertos, carreteras, centros de intercambio modal y junto con ello se incorporen con fuerza los ferrocarriles, podremos reducir costos en transporte y, por ende, los precios de esos bienes.

Entendemos que avanzar en esta dirección es parte de la instrucción que le dio el Presidente de la República al Ministro de Transportes en el último cambio de gabinete. Cuando se refiere a “Chile sobre rieles” no está limitando esa invitación a los pasajeros, sino que también a la carga la que representa un aporte muy sustantivo al desarrollo del país.

Ver artículo

Fuente: Portal Portuario, Lunes 03 de Abril de 2023

TITULARES