Miércoles, Agosto 4, 2021

Los hábitos de compra durante la pandemia están cambiando los trabajos disponibles

PULSO – La pandemia está acelerando un cambio en el mercado laboral hacia trabajos de almacén y entrega que apoyan el comercio electrónico.

Sus hábitos de compra durante la pandemia están remodelando el mercado laboral de Estados Unidos.

La nación agregó empleos por séptimo mes consecutivo en noviembre, dijo el viernes el Departamento de Trabajo. La mayoría provino de las industrias del transporte y almacenamiento, las que empaquetan, envían y entregan bienes a los consumidores. El cambio de los hogares hacia la compra de zapatillas, comestibles e incluso automóviles en línea está provocando un exceso de contratación en las industrias de la logística.

El almacenamiento y el transporte representaron 145.000 de los 245.000 puestos de trabajo creados en noviembre, y una gran parte del crecimiento del empleo desde que el mercado laboral comenzó a recuperarse esta primavera después de una fuerte contracción debido a la pandemia del coronavirus. El minorista en línea Amazon.com Inc. ha anunciado planes para contratar a cientos de miles de trabajadores este año, incluidos los empleados de almacén y de temporada.

El cambio está creando una división en el lugar de trabajo. El empleo en EE.UU. sigue siendo un 6,5% más pequeño que en febrero, el mes anterior a la pandemia que provocó el cierre de empresas en EE.UU. Pero el empleo en el almacenamiento y las industrias relacionadas se ha disparado. Los trabajos de almacenaje han aumentado en 97.000, o un 8%, desde febrero. Los trabajos de mensajería y couriers (trabajadores que entregan mercancías) se han expandido en 182.000, o un 22%.

Gran parte del crecimiento está vinculado al gasto de los consumidores. Incluso antes de la pandemia, los hogares estadounidenses compraban cada vez más artículos minoristas en línea, como ropa, regalos y comestibles. La pandemia ha acelerado esa tendencia. Ahora, cada vez más los consumidores compran automóviles en línea, en lugar de ir a la sala de exposición.

“Solo esperamos que eso continúe mucho después de que termine la pandemia”, dijo Joe Checkler de XPO Logistics Inc., una empresa con sede en Connecticut que administra las operaciones de almacén de los principales minoristas. “Si bien la pandemia podría haberla acelerado, no hay vuelta atrás ahora”.

La compañía busca cubrir 15.000 nuevos puestos de trabajo en América del Norte, principalmente en Estados Unidos, durante la temporada alta de compras navideñas. Eso es más del doble de la cantidad de trabajadores que contrató durante la temporada alta del año pasado. La compañía ha aumentado los salarios este año para cubrir esos puestos, afirmó Checkler.

Dio un ejemplo de cómo el trabajo de la empresa podría conducir a cambios duraderos en el comercio minorista. Una importante empresa de calzado contrató recientemente a XPO para administrar sus almacenes de modo que cuando los clientes devuelvan las zapatillas, los productos puedan revenderse más rápidamente. Ese proceso solía llevar meses, expresó; XPO lo ha reducido a días.

Solo en noviembre, los trabajos de mensajería y courier aumentaron en 82.000 en comparación con el mes anterior. El año pasado, la industria agregó solo 16.000 en el mismo mes. Los trabajos de almacén aumentaron en 37.000 el mes pasado; el noviembre anterior, crecieron solo en 1.000.

Las tendencias de los consumidores podrían durar más allá de la pandemia. Aproximadamente tres de cada cuatro personas han probado un nuevo método de compra debido al coronavirus, según una encuesta reciente de la consultora McKinsey & Co. Más de la mitad de todos los consumidores tienen la intención de seguir usando la recogida en la acera y servicios de entrega de comestibles después de que termine la pandemia, mostró la encuesta. Casi el 70% de los consumidores encuestados tiene la intención de seguir comprando en línea para recoger en la tienda.

Alexander Oettl, profesor asociado de estrategia e innovación en el Instituto de Tecnología de Georgia, dijo que un lado positivo de la pandemia es que el cambio hacia el comercio electrónico ha obligado a las empresas a ser más eficientes, lo que podría traducirse en un mayor crecimiento de la productividad en los próximos años.

“Si bien gran parte de la infraestructura que ha permitido la economía del comercio electrónico ha existido, se necesita que la gente adopte y cambie el comportamiento”, lo que ocurrió durante la pandemia, señaló Oettl. “Esa ha sido una de las últimas represas que ha estado frenando una gran aceleración del cambio al comercio electrónico”.

Mientras tanto, el cambio ha afectado a otras industrias, particularmente a las que atienden a los clientes en persona. Los empleos en las tiendas de ropa y accesorios se redujeron en 322.000, o un 25%, el mes pasado en comparación con febrero. Los empleos en las tiendas de artículos deportivos se redujeron en 105.000, o un 19%.

Fuente: Pulso, Viernes 04 de Diciembre de 2020

PULSO – La pandemia está acelerando un cambio en el mercado laboral hacia trabajos de almacén y entrega que apoyan el comercio electrónico.

Sus hábitos de compra durante la pandemia están remodelando el mercado laboral de Estados Unidos.

La nación agregó empleos por séptimo mes consecutivo en noviembre, dijo el viernes el Departamento de Trabajo. La mayoría provino de las industrias del transporte y almacenamiento, las que empaquetan, envían y entregan bienes a los consumidores. El cambio de los hogares hacia la compra de zapatillas, comestibles e incluso automóviles en línea está provocando un exceso de contratación en las industrias de la logística.

El almacenamiento y el transporte representaron 145.000 de los 245.000 puestos de trabajo creados en noviembre, y una gran parte del crecimiento del empleo desde que el mercado laboral comenzó a recuperarse esta primavera después de una fuerte contracción debido a la pandemia del coronavirus. El minorista en línea Amazon.com Inc. ha anunciado planes para contratar a cientos de miles de trabajadores este año, incluidos los empleados de almacén y de temporada.

El cambio está creando una división en el lugar de trabajo. El empleo en EE.UU. sigue siendo un 6,5% más pequeño que en febrero, el mes anterior a la pandemia que provocó el cierre de empresas en EE.UU. Pero el empleo en el almacenamiento y las industrias relacionadas se ha disparado. Los trabajos de almacenaje han aumentado en 97.000, o un 8%, desde febrero. Los trabajos de mensajería y couriers (trabajadores que entregan mercancías) se han expandido en 182.000, o un 22%.

Gran parte del crecimiento está vinculado al gasto de los consumidores. Incluso antes de la pandemia, los hogares estadounidenses compraban cada vez más artículos minoristas en línea, como ropa, regalos y comestibles. La pandemia ha acelerado esa tendencia. Ahora, cada vez más los consumidores compran automóviles en línea, en lugar de ir a la sala de exposición.

“Solo esperamos que eso continúe mucho después de que termine la pandemia”, dijo Joe Checkler de XPO Logistics Inc., una empresa con sede en Connecticut que administra las operaciones de almacén de los principales minoristas. “Si bien la pandemia podría haberla acelerado, no hay vuelta atrás ahora”.

La compañía busca cubrir 15.000 nuevos puestos de trabajo en América del Norte, principalmente en Estados Unidos, durante la temporada alta de compras navideñas. Eso es más del doble de la cantidad de trabajadores que contrató durante la temporada alta del año pasado. La compañía ha aumentado los salarios este año para cubrir esos puestos, afirmó Checkler.

Dio un ejemplo de cómo el trabajo de la empresa podría conducir a cambios duraderos en el comercio minorista. Una importante empresa de calzado contrató recientemente a XPO para administrar sus almacenes de modo que cuando los clientes devuelvan las zapatillas, los productos puedan revenderse más rápidamente. Ese proceso solía llevar meses, expresó; XPO lo ha reducido a días.

Solo en noviembre, los trabajos de mensajería y courier aumentaron en 82.000 en comparación con el mes anterior. El año pasado, la industria agregó solo 16.000 en el mismo mes. Los trabajos de almacén aumentaron en 37.000 el mes pasado; el noviembre anterior, crecieron solo en 1.000.

Las tendencias de los consumidores podrían durar más allá de la pandemia. Aproximadamente tres de cada cuatro personas han probado un nuevo método de compra debido al coronavirus, según una encuesta reciente de la consultora McKinsey & Co. Más de la mitad de todos los consumidores tienen la intención de seguir usando la recogida en la acera y servicios de entrega de comestibles después de que termine la pandemia, mostró la encuesta. Casi el 70% de los consumidores encuestados tiene la intención de seguir comprando en línea para recoger en la tienda.

Alexander Oettl, profesor asociado de estrategia e innovación en el Instituto de Tecnología de Georgia, dijo que un lado positivo de la pandemia es que el cambio hacia el comercio electrónico ha obligado a las empresas a ser más eficientes, lo que podría traducirse en un mayor crecimiento de la productividad en los próximos años.

“Si bien gran parte de la infraestructura que ha permitido la economía del comercio electrónico ha existido, se necesita que la gente adopte y cambie el comportamiento”, lo que ocurrió durante la pandemia, señaló Oettl. “Esa ha sido una de las últimas represas que ha estado frenando una gran aceleración del cambio al comercio electrónico”.

Mientras tanto, el cambio ha afectado a otras industrias, particularmente a las que atienden a los clientes en persona. Los empleos en las tiendas de ropa y accesorios se redujeron en 322.000, o un 25%, el mes pasado en comparación con febrero. Los empleos en las tiendas de artículos deportivos se redujeron en 105.000, o un 19%.

Fuente: Pulso, Viernes 04 de Diciembre de 2020

TITULARES

X