Jueves, Junio 24, 2021

¿Llegar al aeropuerto es más caro que viajar?

DIARIO FINANCIERO – El modelo “low cost” y la mayor competencia en la industria aérea ha llevado a una guerra de tarifas inédita, donde es posible comprar pasajes en avión a cualquier parte del país incluso por menos de $ 20.000. Valor que muchas veces es inferior al traslado del pasajero desde y hacia un aeropuerto local.

Un reclamo transversal, que visibilizó el CEO de Latam Airlines, Enrique Cueto, en una entrevista realizada por Diario Financiero para el especial 30 años, donde emplazó a las autoridades a tomar cartas en el asunto y a terminar con el “monopolio en tierra” que, a su juicio, ha creado el actual sistema de concesiones de los terminales aéreos del país.

“Los aeropuertos o sus dueños, es decir, gobiernos y ciudades, ven en los terminales una forma de sacar ingresos…el que da mayor porcentaje de plata… ese se gana la licitación’, no el que tiene mejor servicio, ni el que cobra más barato. Después se licitan los taxis, etc. Finalmente, ir al aeropuerto es más caro que viajar. Estacionarte es caro. No quieren que llegue Uber, en fin”, dijo en su oportunidad.

Recogiendo esta afirmación, Diario Financiero realizó un sondeo en distintas partes de Chile para comparar las tarifas de los taxis autorizados en los terminales aéreos con ruta al centro de la ciudad. Así es como comprobamos que en promedio una persona puede gastar $ 14.300 por tramo; siendo los recorridos más caros entre el aeropuerto Diego Aracena (Iquique) a Alto Hospicio y desde el aeropuerto Arturo Merino Benítez (Santiago) hasta las Condes, los que llegan a un valor de $24.000.

En la vereda contraria, los lugares donde es menos costoso el viaje al terminal aéreo son Calama y Concepción, donde el viaje sale menos de $ 10 mil por tramo (ida o vuelta). Las zonas más extremas; Arica y Punta Arenas están en la media, con valores que van entre $ 14 mil y $ 10 mil, respectivamente.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 21 de noviembre de 2018

DIARIO FINANCIERO – El modelo “low cost” y la mayor competencia en la industria aérea ha llevado a una guerra de tarifas inédita, donde es posible comprar pasajes en avión a cualquier parte del país incluso por menos de $ 20.000. Valor que muchas veces es inferior al traslado del pasajero desde y hacia un aeropuerto local.

Un reclamo transversal, que visibilizó el CEO de Latam Airlines, Enrique Cueto, en una entrevista realizada por Diario Financiero para el especial 30 años, donde emplazó a las autoridades a tomar cartas en el asunto y a terminar con el “monopolio en tierra” que, a su juicio, ha creado el actual sistema de concesiones de los terminales aéreos del país.

“Los aeropuertos o sus dueños, es decir, gobiernos y ciudades, ven en los terminales una forma de sacar ingresos…el que da mayor porcentaje de plata… ese se gana la licitación’, no el que tiene mejor servicio, ni el que cobra más barato. Después se licitan los taxis, etc. Finalmente, ir al aeropuerto es más caro que viajar. Estacionarte es caro. No quieren que llegue Uber, en fin”, dijo en su oportunidad.

Recogiendo esta afirmación, Diario Financiero realizó un sondeo en distintas partes de Chile para comparar las tarifas de los taxis autorizados en los terminales aéreos con ruta al centro de la ciudad. Así es como comprobamos que en promedio una persona puede gastar $ 14.300 por tramo; siendo los recorridos más caros entre el aeropuerto Diego Aracena (Iquique) a Alto Hospicio y desde el aeropuerto Arturo Merino Benítez (Santiago) hasta las Condes, los que llegan a un valor de $24.000.

En la vereda contraria, los lugares donde es menos costoso el viaje al terminal aéreo son Calama y Concepción, donde el viaje sale menos de $ 10 mil por tramo (ida o vuelta). Las zonas más extremas; Arica y Punta Arenas están en la media, con valores que van entre $ 14 mil y $ 10 mil, respectivamente.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 21 de noviembre de 2018

TITULARES

X