Domingo, Mayo 19, 2024

La influencia de las nuevas leyes y la infraestructura

EL MERCURIO – No solo las personas y los vehículos están involucrados en los siniestros de tránsito. La infraestructura vial juega un papel importante, por lo que es un factor a tener en consideración. Carlos Cruz, director ejecutivo del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), plantea que mientras el Ministerio de Transportes debe velar por el cumplimiento de las normas del tránsito, Obras Públicas debe también poner su atención en la aplicación de los estándares de operación y seguridad de las vías, mientras que los municipios tienen que estar al tanto de sus propias calles y otros elementos.
En ese sentido, añade que las calles y autopistas, “deben contar con lo necesario que permita un buen uso, como señaléticas, pasarelas y otros elementos”.
A juicio de Leonardo Daneri, presidente de la Asociación de Concesionarios (Copsa), la infraestructura se tiene que estudiar y mejorar de acuerdo con las cifras de accidentes y las debilidades que dan a conocer: “Cuando un automóvil patina a la entrada de un puente, choca contra la baranda y se cae al río, hay una responsabilidad del conductor, pero también de la infraestructura, porque fue la baranda la que no resistió. O cuando alguien es atropellado porque no había una pasarela, eso es muerte por falta de infraestructura”.
Cruz también propone que “se debe trabajar en que exista respeto de los automovilistas a los peatones y de los peatones a los automovilistas, trabajar en una certera convivencia vial”.
En ese sentido, el año pasado entraron en vigencia dos leyes que actualizaron la de Tránsito: la de convivencia de modos, que incluye a las bicicletas como actores viales, y la de reducción de velocidad a 50 km/h en zonas urbanas.
Este año continúa la discusión de una tercera ley para crear un Centro Automatizado de Tramitación de Infracciones (CATI) —en segundo trámite constitucional—, el que implementará fotorradares en las calles con más accidentes.
A juicio del académico de Ingeniería de la UTEM,  Álvaro Miranda, también “se debe pensar en leyes laborales que apoyen la materia. Que un conductor de camión o de bus tenga un límite de horas de conducción, eso podría prevenir muchos accidentes”.

Fuente: El Mercurio, Sábado 14 de Septiembre de 2019

EL MERCURIO – No solo las personas y los vehículos están involucrados en los siniestros de tránsito. La infraestructura vial juega un papel importante, por lo que es un factor a tener en consideración. Carlos Cruz, director ejecutivo del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), plantea que mientras el Ministerio de Transportes debe velar por el cumplimiento de las normas del tránsito, Obras Públicas debe también poner su atención en la aplicación de los estándares de operación y seguridad de las vías, mientras que los municipios tienen que estar al tanto de sus propias calles y otros elementos.
En ese sentido, añade que las calles y autopistas, “deben contar con lo necesario que permita un buen uso, como señaléticas, pasarelas y otros elementos”.
A juicio de Leonardo Daneri, presidente de la Asociación de Concesionarios (Copsa), la infraestructura se tiene que estudiar y mejorar de acuerdo con las cifras de accidentes y las debilidades que dan a conocer: “Cuando un automóvil patina a la entrada de un puente, choca contra la baranda y se cae al río, hay una responsabilidad del conductor, pero también de la infraestructura, porque fue la baranda la que no resistió. O cuando alguien es atropellado porque no había una pasarela, eso es muerte por falta de infraestructura”.
Cruz también propone que “se debe trabajar en que exista respeto de los automovilistas a los peatones y de los peatones a los automovilistas, trabajar en una certera convivencia vial”.
En ese sentido, el año pasado entraron en vigencia dos leyes que actualizaron la de Tránsito: la de convivencia de modos, que incluye a las bicicletas como actores viales, y la de reducción de velocidad a 50 km/h en zonas urbanas.
Este año continúa la discusión de una tercera ley para crear un Centro Automatizado de Tramitación de Infracciones (CATI) —en segundo trámite constitucional—, el que implementará fotorradares en las calles con más accidentes.
A juicio del académico de Ingeniería de la UTEM,  Álvaro Miranda, también “se debe pensar en leyes laborales que apoyen la materia. Que un conductor de camión o de bus tenga un límite de horas de conducción, eso podría prevenir muchos accidentes”.

Fuente: El Mercurio, Sábado 14 de Septiembre de 2019

TITULARES