Domingo, Mayo 16, 2021

Inversión proyectada en obras públicas acusa caída hasta mínimo de la última década

DIARIO FINANCIERO – Stock de proyectos para el quinquenio 2018-2022 totalizó US$ 8.800 millones, una merma de US$ 3.000 millones en relación al trimestre anterior. Gasto ejecutado en las iniciativas también se redujo.

El crecimiento de la actividad habría alcanzado un peak en la primera parte del año, con una expansión de 4,7% en el semestre. Los economistas anticipan una desaceleración a partir de julio debido a la base de comparación más exigente respecto al año pasado.

Entre los expertos, advierten que uno de los componentes del gasto que aún no ha dado muestras de reactivarse es la inversión, que ha respondido con cierto rezago al mayor dinamismo del Producto Interno Bruto (PIB). Algo que ratifica la Corporación de Bienes de Capital (CBC).

En un informe, la entidad advierte una fuerte caída en el catastro de proyectos de inversión en el sector obras públicas para el quinquenio 2018-2022, pasando de US$ 11.986 millones en el cuarto trimestre de 2017 a US$ 8.886 millones en el primer cuarto de este año. Esto implica una baja trimestral de 25,8%.

Asimismo, el valor de las iniciativas a cinco años se ubicó en su nivel más bajo de la última década (ver gráfico). En carpeta, la corporación considera 292 proyectos en el rubro obras públicas con cronogramas definidos en distintas etapas.

“Se presenta una baja en el stock de inversión quinquenal, debido a que la reposición de nuevos proyectos no compensó, en términos de montos de inversión, el efecto del menor gasto asociado a aquellos terminados o en fase final de obras”, explicó la CBC en su reporte.

Del total de la cartera, un 55,2% corresponde a proyectos estatales y un 44,8% a privados. La importancia del sector público queda de manifiesto en el hecho de que, desglosando por empresas estatales, municipios, otros ministerios, MOP y MOP Concesiones, se observa que la inversión esperada a cinco años de los proyectos de MOP Concesiones aporta con el 42,4% a nivel sectorial, con US$ 3.765 millones.

Por tipo de inversión, la CBC recalca iniciativas en salud, construcción y mejoramiento de caminos, terminales aéreos, puentes y carreteras, embalses, túneles y recintos penitenciarios.

Hacia adelante, la corporación anticipa un “incremento” en la cifra de obras en carpeta a cinco años, previendo la incorporación en el segundo trimestre de una batería de iniciativas como Ruta 5 Tramo Los Vilos-La Serena (más conurbación) y el plan de concesiones definido por las nuevas autoridades.

El principal gasto en el quinquenio se lo lleva la normalización del hospital Barros Luco (US$ 404 millones), el Puente sobre el Canal del Chacao (US$ 340 millones) y el Complejo Hospitalario Provincia de Ñuble (US$ 322 millones), mientras que a nivel privado, el podio lo concentran la autopista Vespucio Oriente tramo El Salto-Príncipe de Gales (US$ 812 millones), el Camino de la Fruta (US$ 591 millones) y la ampliación del Aeropuerto Internacional de Santiago (US$ 444 millones).

Cae gasto ejecutado

Otro de los indicadores de actividad que mide sectorialmente la CBC es la intensidad de la inversión, que en simple refleja el gasto realizado por las compañías en proyectos de inversión, como por ejemplo en insumos, mano de obra, equipamiento y construcción como tal.

En el primer trimestre, las compañías desembolsaron US$ 851 millones en este ítem, una caída de 5,5% respecto al último cuarto del año pasado. De esta forma, la intensidad de la inversión alcanzó su nivel mínimo desde el tercer trimestre del 2015 (ver gráfico).

“Esto se explica por proyectos que finalizaron o entraron en fase de término como: Normalización Hospital Ovalle, Hospital Gustavo Fricke, Construcción Corredor de Transporte Público Vicuña Mackenna Norte, Línea 3 de Metro, Ruta 43 La Serena – Ovalle, Puente Bicentenario (Oriente), Construcción Eje Movilidad Independencia y Autopista Santiago- Lampa, entre otros”, consignó la corporación.

Peak en demanda de empleo se alcanzó en enero de este año con 32 mil plazas

Otro de los indicadores de actividad sectorial que mide la Corporación de Bienes de Capital (CBC) es la demanda por empleo para los proyectos de inversión, la que irá de más a menos en el rubro obras públicas en los próximos cinco años.

En concreto, el peak de demanda por trabajadores para las faenas de construcción se alcanzó en enero de este año, con 32.804 plazas requeridas en 264 proyectos con ejecución de faena constructiva simultánea en ese período.

La demanda irá reduciéndose de manera constante a partir de enero del próximo año para alcanzar los 22 mil cupos necesarios, para luego caer a 13 mil un año más tarde.

En tanto que para enero de 2022, las plazas laborales necesarias para los proyectos en carpeta en el quinquenio 2018-2022 ascenderán a apenas 3.516.

Eso sí, respecto al cuarto anterior se ve una leve mejora en la demanda.

Existe un 62% de la cartera del sector que inició obras entre 2016 y 2017, y un 85%, que finalizará faenas entre 2018 y 2019.

“Es decir, los proyectos se encuentran en fases avanzadas. Eso, sumado a la baja reposición de stock, determina que la curva tiene una pendiente descendente”, explicó la corporación.

Las diferencias positivas, señala la CBC, se explican por el ingreso de proyectos como la normalización del Hospital CDT de La Serena, la normalización del Hospital Barros Luco, y el Centro Modelo de Educación y Trabajo La Laguna, entre otros.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 20 de agosto de 2018

DIARIO FINANCIERO – Stock de proyectos para el quinquenio 2018-2022 totalizó US$ 8.800 millones, una merma de US$ 3.000 millones en relación al trimestre anterior. Gasto ejecutado en las iniciativas también se redujo.

El crecimiento de la actividad habría alcanzado un peak en la primera parte del año, con una expansión de 4,7% en el semestre. Los economistas anticipan una desaceleración a partir de julio debido a la base de comparación más exigente respecto al año pasado.

Entre los expertos, advierten que uno de los componentes del gasto que aún no ha dado muestras de reactivarse es la inversión, que ha respondido con cierto rezago al mayor dinamismo del Producto Interno Bruto (PIB). Algo que ratifica la Corporación de Bienes de Capital (CBC).

En un informe, la entidad advierte una fuerte caída en el catastro de proyectos de inversión en el sector obras públicas para el quinquenio 2018-2022, pasando de US$ 11.986 millones en el cuarto trimestre de 2017 a US$ 8.886 millones en el primer cuarto de este año. Esto implica una baja trimestral de 25,8%.

Asimismo, el valor de las iniciativas a cinco años se ubicó en su nivel más bajo de la última década (ver gráfico). En carpeta, la corporación considera 292 proyectos en el rubro obras públicas con cronogramas definidos en distintas etapas.

“Se presenta una baja en el stock de inversión quinquenal, debido a que la reposición de nuevos proyectos no compensó, en términos de montos de inversión, el efecto del menor gasto asociado a aquellos terminados o en fase final de obras”, explicó la CBC en su reporte.

Del total de la cartera, un 55,2% corresponde a proyectos estatales y un 44,8% a privados. La importancia del sector público queda de manifiesto en el hecho de que, desglosando por empresas estatales, municipios, otros ministerios, MOP y MOP Concesiones, se observa que la inversión esperada a cinco años de los proyectos de MOP Concesiones aporta con el 42,4% a nivel sectorial, con US$ 3.765 millones.

Por tipo de inversión, la CBC recalca iniciativas en salud, construcción y mejoramiento de caminos, terminales aéreos, puentes y carreteras, embalses, túneles y recintos penitenciarios.

Hacia adelante, la corporación anticipa un “incremento” en la cifra de obras en carpeta a cinco años, previendo la incorporación en el segundo trimestre de una batería de iniciativas como Ruta 5 Tramo Los Vilos-La Serena (más conurbación) y el plan de concesiones definido por las nuevas autoridades.

El principal gasto en el quinquenio se lo lleva la normalización del hospital Barros Luco (US$ 404 millones), el Puente sobre el Canal del Chacao (US$ 340 millones) y el Complejo Hospitalario Provincia de Ñuble (US$ 322 millones), mientras que a nivel privado, el podio lo concentran la autopista Vespucio Oriente tramo El Salto-Príncipe de Gales (US$ 812 millones), el Camino de la Fruta (US$ 591 millones) y la ampliación del Aeropuerto Internacional de Santiago (US$ 444 millones).

Cae gasto ejecutado

Otro de los indicadores de actividad que mide sectorialmente la CBC es la intensidad de la inversión, que en simple refleja el gasto realizado por las compañías en proyectos de inversión, como por ejemplo en insumos, mano de obra, equipamiento y construcción como tal.

En el primer trimestre, las compañías desembolsaron US$ 851 millones en este ítem, una caída de 5,5% respecto al último cuarto del año pasado. De esta forma, la intensidad de la inversión alcanzó su nivel mínimo desde el tercer trimestre del 2015 (ver gráfico).

“Esto se explica por proyectos que finalizaron o entraron en fase de término como: Normalización Hospital Ovalle, Hospital Gustavo Fricke, Construcción Corredor de Transporte Público Vicuña Mackenna Norte, Línea 3 de Metro, Ruta 43 La Serena – Ovalle, Puente Bicentenario (Oriente), Construcción Eje Movilidad Independencia y Autopista Santiago- Lampa, entre otros”, consignó la corporación.

Peak en demanda de empleo se alcanzó en enero de este año con 32 mil plazas

Otro de los indicadores de actividad sectorial que mide la Corporación de Bienes de Capital (CBC) es la demanda por empleo para los proyectos de inversión, la que irá de más a menos en el rubro obras públicas en los próximos cinco años.

En concreto, el peak de demanda por trabajadores para las faenas de construcción se alcanzó en enero de este año, con 32.804 plazas requeridas en 264 proyectos con ejecución de faena constructiva simultánea en ese período.

La demanda irá reduciéndose de manera constante a partir de enero del próximo año para alcanzar los 22 mil cupos necesarios, para luego caer a 13 mil un año más tarde.

En tanto que para enero de 2022, las plazas laborales necesarias para los proyectos en carpeta en el quinquenio 2018-2022 ascenderán a apenas 3.516.

Eso sí, respecto al cuarto anterior se ve una leve mejora en la demanda.

Existe un 62% de la cartera del sector que inició obras entre 2016 y 2017, y un 85%, que finalizará faenas entre 2018 y 2019.

“Es decir, los proyectos se encuentran en fases avanzadas. Eso, sumado a la baja reposición de stock, determina que la curva tiene una pendiente descendente”, explicó la corporación.

Las diferencias positivas, señala la CBC, se explican por el ingreso de proyectos como la normalización del Hospital CDT de La Serena, la normalización del Hospital Barros Luco, y el Centro Modelo de Educación y Trabajo La Laguna, entre otros.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 20 de agosto de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X