Martes, Junio 22, 2021

Intenso round enfrenta a La Reina y el MOP por mitigación en Vespucio Oriente I

LA TERCERA – El punto de fricción entre el municipio y la Dirección General de Concesiones se centra en las medidas para evitar el incremento de la congestión vehicular.

Hace poco más de un año que se comenzó a construir la autopista Américo Vespucio Oriente entre Av. El Salto y Príncipe de Gales (AVO I). Mientras avanzan los trabajos en el sector de Vitacura, en el territorio correspondiente a La Reina ya comenzaron a presentarse problemas.

El punto de fricción entre el municipio y la Dirección General de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (DGC-MOP) es el de las mitigaciones asociadas a la obra, especialmente las que deberían estar orientadas a evitar el incremento de la congestión vehicular.

En este punto, desde el municipio afirman que pese a un acuerdo previo con la cartera, “desde la DGC-MOP, y vía telefónica, nos dijeron que no está contemplada ninguna medida de mitigación para La Reina”, afirma el alcalde, José Manuel Palacios.

La historia del impasse comenzó a dibujarse hace alrededor de seis meses, cuando desde la cartera ratificaron que no se realizaría la extensión de la Av. Sánchez Fontecilla hasta calle La Cañada, con el fin de convertir dicho eje en una alternativa para descomprimir el flujo vehicular en Av. Ossa y Tobalaba.

Entonces, el municipio preparó un plan alternativo de mitigación, que según indican desde la comuna, fue presentado el 9 de mayo. El proyecto tenía un costo estimado en alrededor de 6 mil millones de pesos y contemplaba el arreglo de cerca de 15 kilómetros de veredas, además de la construcción de 18 kilómetros de ciclovías. “Si no se puede aplicar la primera medida de mitigación vial, entonces ayudemos a que la gente se baje de los autos”, explica Palacios.

La proposición contemplaba ampliar y reconstruir la ciclovía situada a un costado del canal San Carlos, que recorre 4,7 kilómetros y que permite continuar los viajes en bicicleta hacia Las Condes y Peñalolén. Dentro del informe se contemplaba, asimismo, la repavimentación de 54 kilómetros de calzadas.

La Reina tiende a mostrar problemas de congestión debido a su particular situación vial. Desde el sur, la principal salida es Av. Castillo Velasco, mientras que hacia el norte esa función la cumple la calle Valenzuela Puelma, que empalma en Av. Padre Hurtado. Por otra parte, una de las avenidas principales de la comuna es Príncipe de Gales, que termine en Av. Ossa, donde se realizarán las obras de la futura autopista.

“Hay una situación bien compleja de congestión durante hora punta. Creo que ya es tarde para empezar a realizar esas obras de mitigación. Esto debería haber estado hecho antes de que empezaran a hacer las obras de ingeniería en AVO I”, insiste el jefe comunal.

El alcalde denuncia que no han sido escuchados por “la administración. No nos han recibido, no nos han dado ninguna alternativa para compensar el no haber incluido esta obra de mitigación en el estudio de impacto ambiental y vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para compensar esa acción que no se va a ejecutar”.

“Tenemos que gritar y patalear”

En tanto, la presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos y vicepresidenta del Consejo de la Sociedad Civil de La Reina, Antonieta Garrido, cuenta que pese a que cada dos meses asistían a reuniones con la DGC-MOP, el acuerdo relacionado con la extensión de Av. Sánchez Fontecilla, sobre el que se dialogó durante las mesas de trabajo con autoridades del gobierno anterior, quedó en punto muerto.

“En junio o julio nos juntamos con Lucas Palacios (subsecretario de Obras Públicas), y él nos ratificó que no había nada”, declara la dirigenta.

“Si no nos toman en cuenta a los vecinos, tenemos que gritar y patalear. Estamos muy organizados”, advierte. En esto recibió el respaldo del alcalde, quien declara que quienes piden la adopción de medidas de mitigación “tienen toda la razón en presionar, y los vamos a apoyar”.

MOP: “Había que expropiar”

Consultados sobre el tema, desde la DGC-MOP explican que en el marco del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto AVO I, se determinó que los trabajos solicitados en Sánchez Fontecilla generaban un impacto relevante, ya que implicaban expropiar edificaciones.

En la cartera aseguran que en La Reina sí se contempla efectuar el mejoramiento y rehabilitación de las calles que se encuentran en el entorno de Av. Príncipe de Gales. “Estas intervenciones abarcan labores en Av. Américo Vespucio, Sánchez Fontecilla, Tobalaba, Av. Príncipe de Gales y el canal San Carlos”, precisan.

El alcalde Palacios consideró que estas últimas medidas “el MOP está confundiendo temas: lo que proponen no es una mitigación al problema vial que trae la obra. Lo que nosotros pedimos es generar acciones concretas que eviten una mayor congestión en las calles de la comuna. Es decir, o mejoran la vialidad para facilitar el flujo vehicular, o aumentan las alternativas al uso del auto, como las ciclovías, el transporte público o caminar”, recalca.

Ver artículo

Fuente: La Tercera, miércoles 12 de diciembre de 2018

LA TERCERA – El punto de fricción entre el municipio y la Dirección General de Concesiones se centra en las medidas para evitar el incremento de la congestión vehicular.

Hace poco más de un año que se comenzó a construir la autopista Américo Vespucio Oriente entre Av. El Salto y Príncipe de Gales (AVO I). Mientras avanzan los trabajos en el sector de Vitacura, en el territorio correspondiente a La Reina ya comenzaron a presentarse problemas.

El punto de fricción entre el municipio y la Dirección General de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (DGC-MOP) es el de las mitigaciones asociadas a la obra, especialmente las que deberían estar orientadas a evitar el incremento de la congestión vehicular.

En este punto, desde el municipio afirman que pese a un acuerdo previo con la cartera, “desde la DGC-MOP, y vía telefónica, nos dijeron que no está contemplada ninguna medida de mitigación para La Reina”, afirma el alcalde, José Manuel Palacios.

La historia del impasse comenzó a dibujarse hace alrededor de seis meses, cuando desde la cartera ratificaron que no se realizaría la extensión de la Av. Sánchez Fontecilla hasta calle La Cañada, con el fin de convertir dicho eje en una alternativa para descomprimir el flujo vehicular en Av. Ossa y Tobalaba.

Entonces, el municipio preparó un plan alternativo de mitigación, que según indican desde la comuna, fue presentado el 9 de mayo. El proyecto tenía un costo estimado en alrededor de 6 mil millones de pesos y contemplaba el arreglo de cerca de 15 kilómetros de veredas, además de la construcción de 18 kilómetros de ciclovías. “Si no se puede aplicar la primera medida de mitigación vial, entonces ayudemos a que la gente se baje de los autos”, explica Palacios.

La proposición contemplaba ampliar y reconstruir la ciclovía situada a un costado del canal San Carlos, que recorre 4,7 kilómetros y que permite continuar los viajes en bicicleta hacia Las Condes y Peñalolén. Dentro del informe se contemplaba, asimismo, la repavimentación de 54 kilómetros de calzadas.

La Reina tiende a mostrar problemas de congestión debido a su particular situación vial. Desde el sur, la principal salida es Av. Castillo Velasco, mientras que hacia el norte esa función la cumple la calle Valenzuela Puelma, que empalma en Av. Padre Hurtado. Por otra parte, una de las avenidas principales de la comuna es Príncipe de Gales, que termine en Av. Ossa, donde se realizarán las obras de la futura autopista.

“Hay una situación bien compleja de congestión durante hora punta. Creo que ya es tarde para empezar a realizar esas obras de mitigación. Esto debería haber estado hecho antes de que empezaran a hacer las obras de ingeniería en AVO I”, insiste el jefe comunal.

El alcalde denuncia que no han sido escuchados por “la administración. No nos han recibido, no nos han dado ninguna alternativa para compensar el no haber incluido esta obra de mitigación en el estudio de impacto ambiental y vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para compensar esa acción que no se va a ejecutar”.

“Tenemos que gritar y patalear”

En tanto, la presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos y vicepresidenta del Consejo de la Sociedad Civil de La Reina, Antonieta Garrido, cuenta que pese a que cada dos meses asistían a reuniones con la DGC-MOP, el acuerdo relacionado con la extensión de Av. Sánchez Fontecilla, sobre el que se dialogó durante las mesas de trabajo con autoridades del gobierno anterior, quedó en punto muerto.

“En junio o julio nos juntamos con Lucas Palacios (subsecretario de Obras Públicas), y él nos ratificó que no había nada”, declara la dirigenta.

“Si no nos toman en cuenta a los vecinos, tenemos que gritar y patalear. Estamos muy organizados”, advierte. En esto recibió el respaldo del alcalde, quien declara que quienes piden la adopción de medidas de mitigación “tienen toda la razón en presionar, y los vamos a apoyar”.

MOP: “Había que expropiar”

Consultados sobre el tema, desde la DGC-MOP explican que en el marco del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto AVO I, se determinó que los trabajos solicitados en Sánchez Fontecilla generaban un impacto relevante, ya que implicaban expropiar edificaciones.

En la cartera aseguran que en La Reina sí se contempla efectuar el mejoramiento y rehabilitación de las calles que se encuentran en el entorno de Av. Príncipe de Gales. “Estas intervenciones abarcan labores en Av. Américo Vespucio, Sánchez Fontecilla, Tobalaba, Av. Príncipe de Gales y el canal San Carlos”, precisan.

El alcalde Palacios consideró que estas últimas medidas “el MOP está confundiendo temas: lo que proponen no es una mitigación al problema vial que trae la obra. Lo que nosotros pedimos es generar acciones concretas que eviten una mayor congestión en las calles de la comuna. Es decir, o mejoran la vialidad para facilitar el flujo vehicular, o aumentan las alternativas al uso del auto, como las ciclovías, el transporte público o caminar”, recalca.

Ver artículo

Fuente: La Tercera, miércoles 12 de diciembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X