Jueves, Junio 24, 2021

Firma de Sacyr que opera la ruta Concepción-Cabrero pide US$12 mills. al Ministerio de Obras Públicas

EL MERCURIO – Valles del Biobío, firma concesionaria controlada por la española Sacyr y que opera la Autopista Concepción-Cabrero, acudió al Panel Técnico de Concesiones para someter a consideración del organismo una discrepancia técnico-económica con el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

En el escrito presentado por la concesionaria acusa sobrecostos financieros por atrasos imputables al fisco durante la construcción de la concesión, la que se adjudicó en 2011 y tuvo su puesta en servicio definitiva en agosto de 2018. Esos gastos adicionales, que señala la compañía, ascienden a 307.654,94 UF, cerca de US$ 12,4 millones, los que pide sean pagados por el MOP.

En el documento, Valles del Biobío explica que en octubre de 2011 suscribió un contrato de apertura de financiamiento con Corpbanca, en el formato de una línea de crédito con desembolsos por tramos asociados a las necesidades del proyecto y conforme a los estados de avances.

La concesionaria agrega que durante la etapa de construcción se generaron “atrasos imputables al fisco, en razón de la tardía entrega de terrenos expropiados y retrasos en las aprobaciones de los proyectos de ingeniería de estructuras y pasarelas”. Indica que esa tardanza fue reconocida por el Panel en el marco de una discrepancia anterior, la que fue establecida en 391 días.

La compañía indica en el escrito que el “atraso causado por el MOP implicó el desplazamiento de la puesta de servicio provisoria prevista para el día primero de julio de 2015, lo que a su vez extendió el periodo de construcción sin que la sociedad concesionaria pudiese obtener ingresos de la concesión”. A lo anterior, añade que “eso significó, en definitiva, que se devengaron intereses por un mayor periodo que el estimado, pues la deuda quedó expuesta a un mayor periodo de construcción”.

En 2017, Valles del Biobío también se enfrentó con el MOP ante el Panel. La empresa acusó retrasos -en expropiaciones y aprobaciones de proyectos- del fisco y que desembocaron en costos adicionales en esta obra de 103 km. La firma exigió que el MOP respondiera por esa situación y demandó una compensación por 3,38 millones de UF.

El Panel Técnico de Concesiones fue creado en 2010, en el marco de la nueva ley del sector, y empezó a recibir discrepancias en 2015. Este entrega recomendaciones ante divergencias técnicas y económicas que las partes pueden aceptar o rechazar y seguir en un arbitraje.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, miércoles 12 de diciembre de 2018

EL MERCURIO – Valles del Biobío, firma concesionaria controlada por la española Sacyr y que opera la Autopista Concepción-Cabrero, acudió al Panel Técnico de Concesiones para someter a consideración del organismo una discrepancia técnico-económica con el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

En el escrito presentado por la concesionaria acusa sobrecostos financieros por atrasos imputables al fisco durante la construcción de la concesión, la que se adjudicó en 2011 y tuvo su puesta en servicio definitiva en agosto de 2018. Esos gastos adicionales, que señala la compañía, ascienden a 307.654,94 UF, cerca de US$ 12,4 millones, los que pide sean pagados por el MOP.

En el documento, Valles del Biobío explica que en octubre de 2011 suscribió un contrato de apertura de financiamiento con Corpbanca, en el formato de una línea de crédito con desembolsos por tramos asociados a las necesidades del proyecto y conforme a los estados de avances.

La concesionaria agrega que durante la etapa de construcción se generaron “atrasos imputables al fisco, en razón de la tardía entrega de terrenos expropiados y retrasos en las aprobaciones de los proyectos de ingeniería de estructuras y pasarelas”. Indica que esa tardanza fue reconocida por el Panel en el marco de una discrepancia anterior, la que fue establecida en 391 días.

La compañía indica en el escrito que el “atraso causado por el MOP implicó el desplazamiento de la puesta de servicio provisoria prevista para el día primero de julio de 2015, lo que a su vez extendió el periodo de construcción sin que la sociedad concesionaria pudiese obtener ingresos de la concesión”. A lo anterior, añade que “eso significó, en definitiva, que se devengaron intereses por un mayor periodo que el estimado, pues la deuda quedó expuesta a un mayor periodo de construcción”.

En 2017, Valles del Biobío también se enfrentó con el MOP ante el Panel. La empresa acusó retrasos -en expropiaciones y aprobaciones de proyectos- del fisco y que desembocaron en costos adicionales en esta obra de 103 km. La firma exigió que el MOP respondiera por esa situación y demandó una compensación por 3,38 millones de UF.

El Panel Técnico de Concesiones fue creado en 2010, en el marco de la nueva ley del sector, y empezó a recibir discrepancias en 2015. Este entrega recomendaciones ante divergencias técnicas y económicas que las partes pueden aceptar o rechazar y seguir en un arbitraje.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, miércoles 12 de diciembre de 2018

TITULARES

X