Viernes, Junio 21, 2024

Inteligencia Artificial en la construcción, por Hernán de Solminihac

LA TERCERA – “Su uso está ayudando a identificar riesgos de seguridad, a reducir los tiempos de las obras, a gestionar las iniciativas y ahorrar costos. También a mejorar el control de calidad, a predecir fallas de los equipos, a optimizar el diseño de los proyectos y el uso de energía, entre otros beneficios. Entre sus riesgos, en tanto, destaca el posible desplazamiento de ciertos trabajos de construcción, debido a la automatización que entrega esta herramienta, el mal uso de datos confidenciales, los altos costos iniciales de su implementación y adaptabilidad limitada.”

Recientemente hemos visto cómo guionistas y actores de Hollywood se han adherido a la primera huelga mundial para limitar el uso de la Inteligencia Artificial (IA), considerando que esta tecnología ha cambiado las reglas del juego de esta actividad. A partir de esta situación, surge la pregunta sobre cómo están afrontando otras industrias estos nuevos desafíos, por ejemplo, la construcción.

Lo primero que llama la atención es la rapidez con que la IA ha revolucionado la forma en que se hacen las cosas. En el caso de la construcción, su uso está ayudando a identificar riesgos de seguridad, a reducir los tiempos de las obras, a gestionar las iniciativas y ahorrar costos. También a mejorar el control de calidad, a predecir fallas de los equipos, a optimizar el diseño de los proyectos y el uso de energía, entre otros beneficios.

Entre sus riesgos, en tanto, destaca el posible desplazamiento de ciertos trabajos de construcción, debido a la automatización que entrega esta herramienta, el mal uso de datos confidenciales, los altos costos iniciales de su implementación y adaptabilidad limitada. Además, las implicancias éticas del uso de esta tecnología, así como los desafíos de integración de la IA con los sistemas de construcción y la resistencia de los trabajadores a su implementación, por miedo al cambio o la inseguridad laboral.

Considerando los beneficios y riesgos, es clave reconocer que la incorporación masiva de la IA merece un cuidadoso análisis, porque debe lograr un equilibrio en su desarrollo, especialmente en la exploración de esta tecnología en la construcción, un escenario en que sus impactos y límites aún son desconocidos.

Para lograr este equilibrio y aprovechar el potencial que ofrece esta revolución es necesario tener un enfoque integral, partiendo por generar educación y capacitaciones sobre el uso de estas herramientas. Por ejemplo, ayudar a los trabajadores en el proceso de adaptación y nuevos roles que complementen este avance tecnológico.

Asimismo, es importante invertir en investigación y desarrollo para alcanzar a obtener los beneficios de una implementación oportuna. Esto significa lograr que la IA y otras tecnologías, en general, sean cada vez más accesibles y se adapten a la realidad del país.

También es clave trabajar en sus implicancias éticas y en la seguridad de sus datos, dado que la protección de información es crucial en un negocio. Esto se encuentra directamente relacionado con la colaboración y regulación de pautas adecuadas en el uso responsable de la IA y otras tecnologías.

Los beneficios de la IA en la construcción y en otras industrias es innegable para construir un futuro y entorno más seguro, eficiente, sostenible y próspero. Adoptar y adaptar estas tecnologías es una tarea difícil y desafiante, que requiere de las capacidades y los talentos de quienes anhelan un enfoque consciente sobre los desafíos que conlleva su uso.

* El autor es profesor titular Ingeniería UC, miembro Comité Ejecutivo Clapes UC y presidente Colegio de Ingenieros de Chile.

Fuente: La Tercera, Martes 01 de Agosto de 2023

LA TERCERA – “Su uso está ayudando a identificar riesgos de seguridad, a reducir los tiempos de las obras, a gestionar las iniciativas y ahorrar costos. También a mejorar el control de calidad, a predecir fallas de los equipos, a optimizar el diseño de los proyectos y el uso de energía, entre otros beneficios. Entre sus riesgos, en tanto, destaca el posible desplazamiento de ciertos trabajos de construcción, debido a la automatización que entrega esta herramienta, el mal uso de datos confidenciales, los altos costos iniciales de su implementación y adaptabilidad limitada.”

Recientemente hemos visto cómo guionistas y actores de Hollywood se han adherido a la primera huelga mundial para limitar el uso de la Inteligencia Artificial (IA), considerando que esta tecnología ha cambiado las reglas del juego de esta actividad. A partir de esta situación, surge la pregunta sobre cómo están afrontando otras industrias estos nuevos desafíos, por ejemplo, la construcción.

Lo primero que llama la atención es la rapidez con que la IA ha revolucionado la forma en que se hacen las cosas. En el caso de la construcción, su uso está ayudando a identificar riesgos de seguridad, a reducir los tiempos de las obras, a gestionar las iniciativas y ahorrar costos. También a mejorar el control de calidad, a predecir fallas de los equipos, a optimizar el diseño de los proyectos y el uso de energía, entre otros beneficios.

Entre sus riesgos, en tanto, destaca el posible desplazamiento de ciertos trabajos de construcción, debido a la automatización que entrega esta herramienta, el mal uso de datos confidenciales, los altos costos iniciales de su implementación y adaptabilidad limitada. Además, las implicancias éticas del uso de esta tecnología, así como los desafíos de integración de la IA con los sistemas de construcción y la resistencia de los trabajadores a su implementación, por miedo al cambio o la inseguridad laboral.

Considerando los beneficios y riesgos, es clave reconocer que la incorporación masiva de la IA merece un cuidadoso análisis, porque debe lograr un equilibrio en su desarrollo, especialmente en la exploración de esta tecnología en la construcción, un escenario en que sus impactos y límites aún son desconocidos.

Para lograr este equilibrio y aprovechar el potencial que ofrece esta revolución es necesario tener un enfoque integral, partiendo por generar educación y capacitaciones sobre el uso de estas herramientas. Por ejemplo, ayudar a los trabajadores en el proceso de adaptación y nuevos roles que complementen este avance tecnológico.

Asimismo, es importante invertir en investigación y desarrollo para alcanzar a obtener los beneficios de una implementación oportuna. Esto significa lograr que la IA y otras tecnologías, en general, sean cada vez más accesibles y se adapten a la realidad del país.

También es clave trabajar en sus implicancias éticas y en la seguridad de sus datos, dado que la protección de información es crucial en un negocio. Esto se encuentra directamente relacionado con la colaboración y regulación de pautas adecuadas en el uso responsable de la IA y otras tecnologías.

Los beneficios de la IA en la construcción y en otras industrias es innegable para construir un futuro y entorno más seguro, eficiente, sostenible y próspero. Adoptar y adaptar estas tecnologías es una tarea difícil y desafiante, que requiere de las capacidades y los talentos de quienes anhelan un enfoque consciente sobre los desafíos que conlleva su uso.

* El autor es profesor titular Ingeniería UC, miembro Comité Ejecutivo Clapes UC y presidente Colegio de Ingenieros de Chile.

Fuente: La Tercera, Martes 01 de Agosto de 2023

TITULARES