Martes, Junio 15, 2021

Informe Hídrico del MOP revela que situación de Chile es crítica

DIARIO UCHILE – El informe expuesto por el Ministerio de Obras Públicas reveló que la situación de escasez hídrica está presente en los niveles de nieve que se mantiene como reserva para el consumo humano y anunció que se está desarrollando un plan de manejo de cuencas para los sectores más afectados por la usurpación de agua.

El ministerio de Obras Públicas dio a conocer los detalles del informe de situación hídrica para la temporada 2018 – 2019, información que aporta en la gestión que tendrá que desarrollar el gobierno en sectores que por décadas han estado en escasez hídrica, como es el caso de Petorca y el valle del Aconcagua.

Según explicó el subsecretario de Obras Públicas Lucas Palacios a Radio Cooperativa, “las primeras conclusiones no son una novedad, ya que durante las últimas décadas ha ido decayendo de forma progresiva la cantidad de lluvia y nieve que se acumula en nuestra cordillera, esto ha sido durante mucho tiempo y la cordillera de los andes es donde se acumula la mayor reserva de agua que tenemos en nuestro país y lo que hace el MOP es que a través de 450 estaciones fluviométricas en una red que va desde Atacama hasta Ñuble hace una revisión del estado de la nieve que hay de reserva y, por lo tanto, la proyección de la cantidad de agua que van a traer los ríos producto del derretimiento de la nieve”.

Frente a dicho análisis, la autoridad ministerial explicitó que “en todo el país hay una situación en que está bajo el promedio de los últimos años. Lo que hemos visto en recuperación es la hoya hidrográfica del Maule y Ñuble producto de las ultimas lluvias. Mejoró un poquito, pero en todo el resto del país hay un 40 o 50 por ciento de déficit respecto del promedio, por lo tanto, no tenemos una buena situación hidrográfica para la próxima temporada”.

Sin embargo, el estado de los embalses en Atacama y Coquimbo se encuentra a la máxima capacidad, según dijo Lucas Palacios. El caso de la región Metropolitana también está controlado, ya que el embalse el Yeso está bajo el 50 por ciento, pero aún tiene reservas, mientras que el Maule y Laja en sus lagunas, se han aculado cerca de la mitad de la capacidad, “lo que permite abordar con tranquilidad las diferentes actividades productivas”, según dijo el representante del MOP.

Es así que el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios dijo que “tenemos garantizado el consumo humano al menos para dos años. Sin embargo, en sectores donde no hay embalses, como Petorca y Aconcagua, hemos adoptado medidas como la administración de cuencas”.

Para lo mismo se ha activado “un plan de embalses que contempla una inversión de 5470 millones de dólares, de los cuales mil millones están en ejecución en forma de cuatro embalses, y lo demás está pensado para el desarrollo de los próximos años”, explicó Palacios.

Asimismo, el representante del MOP aseguró que se está ejecutando un plan de inversión con las empresas sanitarias, las que entre 2011 y 2021 tendrán que invertir 637 millones de dólares destinados a mejorar la distribución de agua potable en sectores urbanos ante emergencia que puedan producirse por efectos climáticos.

Ver Artículo

Fuente: Diario Uchile, Sábado 29 de septiembre de 2018

DIARIO UCHILE – El informe expuesto por el Ministerio de Obras Públicas reveló que la situación de escasez hídrica está presente en los niveles de nieve que se mantiene como reserva para el consumo humano y anunció que se está desarrollando un plan de manejo de cuencas para los sectores más afectados por la usurpación de agua.

El ministerio de Obras Públicas dio a conocer los detalles del informe de situación hídrica para la temporada 2018 – 2019, información que aporta en la gestión que tendrá que desarrollar el gobierno en sectores que por décadas han estado en escasez hídrica, como es el caso de Petorca y el valle del Aconcagua.

Según explicó el subsecretario de Obras Públicas Lucas Palacios a Radio Cooperativa, “las primeras conclusiones no son una novedad, ya que durante las últimas décadas ha ido decayendo de forma progresiva la cantidad de lluvia y nieve que se acumula en nuestra cordillera, esto ha sido durante mucho tiempo y la cordillera de los andes es donde se acumula la mayor reserva de agua que tenemos en nuestro país y lo que hace el MOP es que a través de 450 estaciones fluviométricas en una red que va desde Atacama hasta Ñuble hace una revisión del estado de la nieve que hay de reserva y, por lo tanto, la proyección de la cantidad de agua que van a traer los ríos producto del derretimiento de la nieve”.

Frente a dicho análisis, la autoridad ministerial explicitó que “en todo el país hay una situación en que está bajo el promedio de los últimos años. Lo que hemos visto en recuperación es la hoya hidrográfica del Maule y Ñuble producto de las ultimas lluvias. Mejoró un poquito, pero en todo el resto del país hay un 40 o 50 por ciento de déficit respecto del promedio, por lo tanto, no tenemos una buena situación hidrográfica para la próxima temporada”.

Sin embargo, el estado de los embalses en Atacama y Coquimbo se encuentra a la máxima capacidad, según dijo Lucas Palacios. El caso de la región Metropolitana también está controlado, ya que el embalse el Yeso está bajo el 50 por ciento, pero aún tiene reservas, mientras que el Maule y Laja en sus lagunas, se han aculado cerca de la mitad de la capacidad, “lo que permite abordar con tranquilidad las diferentes actividades productivas”, según dijo el representante del MOP.

Es así que el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios dijo que “tenemos garantizado el consumo humano al menos para dos años. Sin embargo, en sectores donde no hay embalses, como Petorca y Aconcagua, hemos adoptado medidas como la administración de cuencas”.

Para lo mismo se ha activado “un plan de embalses que contempla una inversión de 5470 millones de dólares, de los cuales mil millones están en ejecución en forma de cuatro embalses, y lo demás está pensado para el desarrollo de los próximos años”, explicó Palacios.

Asimismo, el representante del MOP aseguró que se está ejecutando un plan de inversión con las empresas sanitarias, las que entre 2011 y 2021 tendrán que invertir 637 millones de dólares destinados a mejorar la distribución de agua potable en sectores urbanos ante emergencia que puedan producirse por efectos climáticos.

Ver Artículo

Fuente: Diario Uchile, Sábado 29 de septiembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X