Miércoles, Mayo 12, 2021

El futuro de las concesiones en las carreteras y rutas de la Región del Bío Bío

DIARIO CONCEPCIÓN – Una de las banderas de lucha que surgieron tras el estallido social fue en materia de obras públicas, lo relacionado a las carreteras y las concesiones que ha realizado el gobierno para sus respectivas administraciones, y en base a eso, el cobro de los peajes, y el alza que sigue continuando debido a detalles técnicos.
En Bío Bío, la Ruta del Itata es el principal ejemplo, con el peaje Agua Amarilla siendo el más caro del país.
El detalle de los términos a los contratos de administración de las rutas (cuadro anexo) da muestra que existen carreteras prontas a finalizar sus respectivos contratos.
Lo anterior deja una interrogante: ¿se deben mejorar los contratos a las empresas que administran las carreteras del país o bien se debe considerar al Ministerio de Obras Públicas (MOP) como organismo encargado de poder realizar esta tarea?
Mejor conectividad
“Para el MOP las concesiones de carreteras son muy importantes porque contribuyen significativamente a mejorar dos aspectos muy relevantes, como son la seguridad vial y los tiempos de desplazamientos”, señaló Aldo Careaga, seremi (s) del MOP en Bío Bío.
La Ruta del Itata ha sido foco de críticas por el alto costo del peaje Agua Amarilla, el más alto del país, consultado sobre esta carretera en particular, Careaga comentó que “vence el 2023 su contrato de explotación, por lo que el MOP prontamente debe tomar decisiones al respecto, lo que implica que muy probablemente llegue una rebaja del peaje”.
A nivel general de concesiones de rutas en la Octava Región, el seremi (s) del MOP indicó que “podemos decir que nuestra región es una de las de mayor inversión concentrada en esta materia, lo que ha mejorado y seguirá mejorando nuestra conectividad vial y, por cierto, nuestra calidad de vida”.

Rol del Estado
Rodrigo Daroch, ex jefe de la División de Inversiones y Presupuesto del Gobierno Regional del Bío Bío, ve los próximos términos de contratos como una oportunidad para que el Estado tome la administración de rutas y carreteras.
“Autoridades del gobierno deben aprovechar al 100% esta posibilidad que se irá dando en el tiempo con el término de diversas concesiones que hoy existen en la Región. Debe haber una decisión política, de las autoridades de turno, de no aplazar, ni menos renovar dichas concesiones, sino buscar la fórmula de que sea el Estado el que lleve la administración sin un costo mayor o adicional hacia los usuarios”, sostuvo Daroch.
Respecto a una posible falta de recursos para que el MOP tome la administración de rutas y carreteras, Rodrigo Daroch expresó que “existe la real opción, a través de los gobiernos regionales, vía convenios de programación o traspasos vía cuentas consolidables. También existen casos de cofinanciamiento de presupuesto MOP-Gore”.
Concesiones 2.0
La discusión sobre el futuro de las carreteras y rutas también se traspasa al parlamento. En ese sentido, el diputado Jorge Sabag (DC), miembro de la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, declaró que “necesitamos concesiones 2.0 ya que tuvimos una primera etapa en el país desde el año 1998 en adelante, donde una de las primeras fue la Ruta del Itata que se otorgó a plazo fijo. Necesitamos concesiones más modernas, por ejemplo, que se licite con peajes más bajos. Hay que negociar con nuevas condiciones con las concesionarias para que los peajes no excedan un monto razonable para los usuarios”.
El parlamentario de las regiones de Bío Bío y Ñuble agregó que “es muy importante que en esta segunda generación de concesiones podamos liberar el acceso a las comunas. Como estas concesiones son de mantención por los próximos años debiera eliminarse estos peajes laterales y solamente cobrar un peaje troncal a un valor mucho más razonable”.
Ruta de la Madera
En Bío Bío la Ruta de la Madera es un ejemplo de una carretera que pasó a la historia por ser la primera concesionada a manos de privados, pero que con el paso del tiempo, su administración pasó al Ministerio de Obras Públicas.
“En el 2013 fue recuperada por el Estado y desde esa fecha se han invertido cerca de 10.500 millones de pesos en mantención y en algunas mejoras de la ruta”, puntualizó el seremi (s) del MOP en la Región del Bío Bío, Aldo Careaga.
Ver artículo
Fuente: Diario Concepción,  Domingo 09 de Febrero de 2020

DIARIO CONCEPCIÓN – Una de las banderas de lucha que surgieron tras el estallido social fue en materia de obras públicas, lo relacionado a las carreteras y las concesiones que ha realizado el gobierno para sus respectivas administraciones, y en base a eso, el cobro de los peajes, y el alza que sigue continuando debido a detalles técnicos.
En Bío Bío, la Ruta del Itata es el principal ejemplo, con el peaje Agua Amarilla siendo el más caro del país.
El detalle de los términos a los contratos de administración de las rutas (cuadro anexo) da muestra que existen carreteras prontas a finalizar sus respectivos contratos.
Lo anterior deja una interrogante: ¿se deben mejorar los contratos a las empresas que administran las carreteras del país o bien se debe considerar al Ministerio de Obras Públicas (MOP) como organismo encargado de poder realizar esta tarea?
Mejor conectividad
“Para el MOP las concesiones de carreteras son muy importantes porque contribuyen significativamente a mejorar dos aspectos muy relevantes, como son la seguridad vial y los tiempos de desplazamientos”, señaló Aldo Careaga, seremi (s) del MOP en Bío Bío.
La Ruta del Itata ha sido foco de críticas por el alto costo del peaje Agua Amarilla, el más alto del país, consultado sobre esta carretera en particular, Careaga comentó que “vence el 2023 su contrato de explotación, por lo que el MOP prontamente debe tomar decisiones al respecto, lo que implica que muy probablemente llegue una rebaja del peaje”.
A nivel general de concesiones de rutas en la Octava Región, el seremi (s) del MOP indicó que “podemos decir que nuestra región es una de las de mayor inversión concentrada en esta materia, lo que ha mejorado y seguirá mejorando nuestra conectividad vial y, por cierto, nuestra calidad de vida”.

Rol del Estado
Rodrigo Daroch, ex jefe de la División de Inversiones y Presupuesto del Gobierno Regional del Bío Bío, ve los próximos términos de contratos como una oportunidad para que el Estado tome la administración de rutas y carreteras.
“Autoridades del gobierno deben aprovechar al 100% esta posibilidad que se irá dando en el tiempo con el término de diversas concesiones que hoy existen en la Región. Debe haber una decisión política, de las autoridades de turno, de no aplazar, ni menos renovar dichas concesiones, sino buscar la fórmula de que sea el Estado el que lleve la administración sin un costo mayor o adicional hacia los usuarios”, sostuvo Daroch.
Respecto a una posible falta de recursos para que el MOP tome la administración de rutas y carreteras, Rodrigo Daroch expresó que “existe la real opción, a través de los gobiernos regionales, vía convenios de programación o traspasos vía cuentas consolidables. También existen casos de cofinanciamiento de presupuesto MOP-Gore”.
Concesiones 2.0
La discusión sobre el futuro de las carreteras y rutas también se traspasa al parlamento. En ese sentido, el diputado Jorge Sabag (DC), miembro de la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, declaró que “necesitamos concesiones 2.0 ya que tuvimos una primera etapa en el país desde el año 1998 en adelante, donde una de las primeras fue la Ruta del Itata que se otorgó a plazo fijo. Necesitamos concesiones más modernas, por ejemplo, que se licite con peajes más bajos. Hay que negociar con nuevas condiciones con las concesionarias para que los peajes no excedan un monto razonable para los usuarios”.
El parlamentario de las regiones de Bío Bío y Ñuble agregó que “es muy importante que en esta segunda generación de concesiones podamos liberar el acceso a las comunas. Como estas concesiones son de mantención por los próximos años debiera eliminarse estos peajes laterales y solamente cobrar un peaje troncal a un valor mucho más razonable”.
Ruta de la Madera
En Bío Bío la Ruta de la Madera es un ejemplo de una carretera que pasó a la historia por ser la primera concesionada a manos de privados, pero que con el paso del tiempo, su administración pasó al Ministerio de Obras Públicas.
“En el 2013 fue recuperada por el Estado y desde esa fecha se han invertido cerca de 10.500 millones de pesos en mantención y en algunas mejoras de la ruta”, puntualizó el seremi (s) del MOP en la Región del Bío Bío, Aldo Careaga.
Ver artículo
Fuente: Diario Concepción,  Domingo 09 de Febrero de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X