Lunes, Mayo 17, 2021

Fondo espejo del Transantiago: Crearán figura ministerial para impulsar proyectos regionales

EL MERCURIO – Más allá del Transantiago y su próxima licitación, un tema relevante es la mejora del transporte en las regiones. Se trata de una situación que, a lo largo de los años, se ha intentado solucionar para que el foco no sea solo la capital.

De hecho, uno de los problemas está en el uso del fondo espejo del Transantiago —que este año supera los US$ 858 millones—, ya que los recursos no siempre se utilizan para el transporte. Sin embargo, el Gobierno tiene en camino una política para solucionar esto.

Los recursos espejo

La ministra Gloria Hutt plantea una propuesta que ya tiene avances: la creación de un encargado ministerial que promueva las iniciativas relacionadas a la movilidad para las regiones.

La idea apunta a que esta nueva figura recorra el país y presente los proyectos de transportes a los gobiernos regionales, encargados de administrar parte de los fondos.

Esto, porque la gestión de los recursos espejo no la hace solo el ministerio. El fondo, creado por ley en 2009, nació como un aporte para las regiones que iguala el subsidio estatal al Transantiago. Un tercio es administrado por Transportes y los otros dos tercios llegan al Fondo de Apoyo Regional (FAR).

Precisamente es en esta instancia donde nacen algunas de las complejidades. Esto, porque el dinero del FAR es administrado por los gobiernos regionales, y los proyectos en los que se utiliza son elegidos por los consejos de cada zona y no solo terminan en movilidad, sino que en otras áreas, como salud o educación.

Los detalles

“El rol planificador en los sistemas de transporte es fundamental”, afirma la secretaria de Estado. En esa línea, apunta a que “el trabajo conjunto entre instituciones que planifican y otras que ejecutan obras genere sinergias positivas y un círculo virtuoso de una ejecución potente y una planificación pensada en el uso eficiente de los recursos”.

Para lograr esto, el ministerio ha trabajado en la creación de comités técnicos y ejecutivos —para el Desarrollo Regional del Transporte— que analizan las necesidades de las regiones y, de acuerdo al diagnóstico, precisan la cartera de proyectos para cada zona.

Estas mesas son organizadas por la Coordinación de Planificación y Desarrollo (PyD) del ministerio, mientras que su ejecución está a cargo de los coordinadores regionales de PyD y las seremis de Transportes.

En regiones como Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins y Los Ríos se ha implementado de manera paulatina el esquema. Los comités se reúnen cada dos meses con autoridades como Vivienda, Desarrollo Social, Obras Públicas, y, por supuesto, el gobierno regional respectivo.

Además del trabajo de ese modelo, también se llevan a cabo mesas técnicas cada dos semanas, que tienen como fin analizar la cartera de iniciativas y generar recomendaciones para la toma de decisión de los recursos del FAR.

Alternativas

Para Cristián Balmaceda, presidente de la Asociación de Municipios Rurales (Amur), “esto se debe trabajar con las municipalidades, ya que somos quienes conocemos la realidad y las necesidades”.

Mientras, Iván Poduje, urbanista y director de la Fundación Espacio Público, asegura: “Me parece una buena idea, pero no debe estar orientada solo a la planificación, sino que también a obras que se puedan hacer a corto plazo, para que sea un sistema proactivo de proyectos”.

Cambios al Fondo de Apoyo Regional

La comisión de Transportes del Senado discute una iniciativa —ingresada en enero por el Ejecutivo— que busca modificar el Fondo de Apoyo Regional (FAR).

El proyecto pretende que los recursos, parte del fondo espejo del Transantiago y que son administrados por los gobiernos regionales, sean utilizados en el área de transportes. Para eso, se introducen cambios en uno de los artículos de la actual Ley 20.378: que el fondo estará enfocado en el financiamiento de “iniciativas de infraestructura o de mejoramiento del transporte”.

Para el senador Francisco Chahuán (RN), integrante de la comisión, la iniciativa es importante, ya que el FAR presenta varios problemas desde su inicio. El parlamentario afirma que “hemos sostenido que esos fondos deben ser comprometidos para infraestructura y no como ahora, que se usan para áreas que no tienen ningún vínculo con la conectividad”.

Añade que en la comisión “se ha solicitado en oficio a cada una de las regiones que aclaren en qué se han utilizado los recursos, para analizar los casos”.

Sobre la discusión del proyecto de ley, en primer trámite, explica que “hemos recibido a distintos actores, incluyendo el ministerio, para efectos de ver cómo mejoramos la ley y la transparencia en la ejecución de los fondos”.

Agrega que, en el marco de los cambios que vienen para el transporte, como la próxima licitación del transporte de Santiago, la tramitación de la ley relacionada con el subsidio al Transantiago “va en la dirección correcta, especialmente en el sentido de qué tipo de inversión deben ser las realizadas con los recursos del FAR. Porque esperamos que con esta norma se mejore la ejecución en regiones de los dineros”.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 17 de agosto de 2018

EL MERCURIO – Más allá del Transantiago y su próxima licitación, un tema relevante es la mejora del transporte en las regiones. Se trata de una situación que, a lo largo de los años, se ha intentado solucionar para que el foco no sea solo la capital.

De hecho, uno de los problemas está en el uso del fondo espejo del Transantiago —que este año supera los US$ 858 millones—, ya que los recursos no siempre se utilizan para el transporte. Sin embargo, el Gobierno tiene en camino una política para solucionar esto.

Los recursos espejo

La ministra Gloria Hutt plantea una propuesta que ya tiene avances: la creación de un encargado ministerial que promueva las iniciativas relacionadas a la movilidad para las regiones.

La idea apunta a que esta nueva figura recorra el país y presente los proyectos de transportes a los gobiernos regionales, encargados de administrar parte de los fondos.

Esto, porque la gestión de los recursos espejo no la hace solo el ministerio. El fondo, creado por ley en 2009, nació como un aporte para las regiones que iguala el subsidio estatal al Transantiago. Un tercio es administrado por Transportes y los otros dos tercios llegan al Fondo de Apoyo Regional (FAR).

Precisamente es en esta instancia donde nacen algunas de las complejidades. Esto, porque el dinero del FAR es administrado por los gobiernos regionales, y los proyectos en los que se utiliza son elegidos por los consejos de cada zona y no solo terminan en movilidad, sino que en otras áreas, como salud o educación.

Los detalles

“El rol planificador en los sistemas de transporte es fundamental”, afirma la secretaria de Estado. En esa línea, apunta a que “el trabajo conjunto entre instituciones que planifican y otras que ejecutan obras genere sinergias positivas y un círculo virtuoso de una ejecución potente y una planificación pensada en el uso eficiente de los recursos”.

Para lograr esto, el ministerio ha trabajado en la creación de comités técnicos y ejecutivos —para el Desarrollo Regional del Transporte— que analizan las necesidades de las regiones y, de acuerdo al diagnóstico, precisan la cartera de proyectos para cada zona.

Estas mesas son organizadas por la Coordinación de Planificación y Desarrollo (PyD) del ministerio, mientras que su ejecución está a cargo de los coordinadores regionales de PyD y las seremis de Transportes.

En regiones como Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins y Los Ríos se ha implementado de manera paulatina el esquema. Los comités se reúnen cada dos meses con autoridades como Vivienda, Desarrollo Social, Obras Públicas, y, por supuesto, el gobierno regional respectivo.

Además del trabajo de ese modelo, también se llevan a cabo mesas técnicas cada dos semanas, que tienen como fin analizar la cartera de iniciativas y generar recomendaciones para la toma de decisión de los recursos del FAR.

Alternativas

Para Cristián Balmaceda, presidente de la Asociación de Municipios Rurales (Amur), “esto se debe trabajar con las municipalidades, ya que somos quienes conocemos la realidad y las necesidades”.

Mientras, Iván Poduje, urbanista y director de la Fundación Espacio Público, asegura: “Me parece una buena idea, pero no debe estar orientada solo a la planificación, sino que también a obras que se puedan hacer a corto plazo, para que sea un sistema proactivo de proyectos”.

Cambios al Fondo de Apoyo Regional

La comisión de Transportes del Senado discute una iniciativa —ingresada en enero por el Ejecutivo— que busca modificar el Fondo de Apoyo Regional (FAR).

El proyecto pretende que los recursos, parte del fondo espejo del Transantiago y que son administrados por los gobiernos regionales, sean utilizados en el área de transportes. Para eso, se introducen cambios en uno de los artículos de la actual Ley 20.378: que el fondo estará enfocado en el financiamiento de “iniciativas de infraestructura o de mejoramiento del transporte”.

Para el senador Francisco Chahuán (RN), integrante de la comisión, la iniciativa es importante, ya que el FAR presenta varios problemas desde su inicio. El parlamentario afirma que “hemos sostenido que esos fondos deben ser comprometidos para infraestructura y no como ahora, que se usan para áreas que no tienen ningún vínculo con la conectividad”.

Añade que en la comisión “se ha solicitado en oficio a cada una de las regiones que aclaren en qué se han utilizado los recursos, para analizar los casos”.

Sobre la discusión del proyecto de ley, en primer trámite, explica que “hemos recibido a distintos actores, incluyendo el ministerio, para efectos de ver cómo mejoramos la ley y la transparencia en la ejecución de los fondos”.

Agrega que, en el marco de los cambios que vienen para el transporte, como la próxima licitación del transporte de Santiago, la tramitación de la ley relacionada con el subsidio al Transantiago “va en la dirección correcta, especialmente en el sentido de qué tipo de inversión deben ser las realizadas con los recursos del FAR. Porque esperamos que con esta norma se mejore la ejecución en regiones de los dineros”.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 17 de agosto de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X