Martes, Junio 15, 2021

Entel inicia carrera por el 5G: espera tener instaladas 80% de las antenas comprometidas el primer año

DIARIO FINANCIERO – El gerente de Regulación y Asuntos Corporativos dijo que parten con “buen pie” esta nueva etapa tecnológica. “Tenemos los mejores clientes 4G y sabemos administrar tanto una red fija como móvil”.

Entel sólo está esperando el decreto de concesión de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) para comenzar a construir la primera fase de su plan y desplegar 5G en Chile.

La compañía destinará una inversión de US$ 230 millones en los próximos dos años para armar su red de quinta generación y, como primer hito, levantará 1.094 antenas -equivalentes al 80% de su proyecto técnico- para junio de 2022.

“Esperamos que durante este mes el gobierno nos otorgue la autorización para comenzar con la construcción de las estaciones base, que son parte de la primera fase de nuestro plan. Nos hemos estado preparando mucho para entregar rápido más de mil antenas en entornos rurales y urbanos. Sólo en 2021, la inversión que contemplamos es de US$ 177 millones. Estamos muy entusiasmados con este nuevo proyecto”, explicó el gerente de Regulación y Asuntos Corporativos, Manuel Araya.

En los próximos cinco años, Chile tendrá que triplicar el número de antenas actuales, con 60 mil torres en todo el país a nivel industria. Y, si bien el proyecto técnico que Entel comprometió durante la licitación que encabeza la subsecretaria Pamela Gidi cuenta con un portafolio de 1.384 antenas, es sólo la primera parte de avance de un crecimiento progresivo.

“Las torres que construiremos son nuestro compromiso con el Estado en los dos primeros años y apuntan a continuar con la ampliación de nuestra cobertura. Y es que al inicio de un despliegue tecnológico como éste, no serán muchos los terminales 5G; entonces se hace un mix para seguir robusteciendo nuestra red 4G, que poco a poco se transforma en una de quinta generación”, dijo el ejecutivo.

Las ventajas de la compañía

Araya sostuvo que Entel parte “con buen pie” la carrera por desplegar 5G, producto de su base de abonados móviles que, según Subtel, suman unos 6,2 millones de contratos. Si bien no hay una fecha concreta aún para el inicio comercial de esta tecnología, explicó que se han preparado con mucha anterioridad para liderar el segmento en los próximos años.

“Hay dos cosas fundamentales que se necesitan para liderar 5G: capacidad de espectro y compromisos de inversión. Nosotros tenemos ambas cosas”, dijo.

Agregó que el paso de 4G a 5G será más continuo que en la década pasada, cuando se transitó de 3G a la red de cuarta generación. “La diferencia es que ahora pasaremos de la transmisión de datos a una hiperconexión y no nos cambiaremos de la voz a los datos. Por esta razón, uno de los activos más valiosos de Entel es que tiene casi el 35% del mercado móvil; personas valiosas porque producen mucho tráfico y nos empujará en el 5G. Además, como es un usuario exigente, nos alentarán a ser más innovadores”, sostuvo.

Con ese escenario, el ejecutivo aseguró que Entel cuenta con las herramientas y experiencia necesaria para administrar una red con altos volúmenes de tráfico, como será 5G. Esto, porque la compañía ha estado incursionando en el manejo de redes más complejas con el lanzamiento de 4G Plus en 2018 y, posteriormente, con su servicio Bafi (banda ancha fija), además de la construcción de fibra óptica.

“Sabemos cómo administrar una red de alta velocidad como será 5G, porque hemos manejado conexiones fijas y móviles. E incluso hemos dado un paso más allá y experimentamos en los últimos años con tecnologías adyacentes, como es la Inteligencia Artificial, Cloud, Analytics. Esto significó abrir una nueva división en la compañía, llamada Ocean Entel que, aunque se pensó en un público corporativo, sabemos que las tendencias son hacia la convergencia y que las personas van a necesitarlo. El 5G es un habilitador de la hiperconectividad”, apuntó el ejecutivo.

“Lo más eficiente es que firmas con fibra óptica
la compartan y compitamos por servicios”

El 5G no es lo único que tiene en mente Entel. También está dando pasos para mejorar su posición en el mercado de fibra óptica, donde el rol que jueguen nuevos actores mayoristas -como KKR, firma que compró el 60% de Infraco de Movistar y pretende próximamente abrir el negocio- permitirá catalizar la competencia.
“Estamos esperando que saquen la oferta (KKR), porque creemos en ese mercado y, de hecho, nosotros mismos en nuestras construcciones ofrecemos a otros competidores (utilizarla); por eso esperamos que los demás se sumen”, dijo.
Manuel Araya explicó que, a diferencia de lo que sucede en el negocio móvil, donde es más fácil que coexistan infraestructuras, en el fijo “lo más eficiente para el país es que las empresas con fibra óptica la compartan y compitamos por servicios”.
El ejecutivo explicó que para liderar el 5G se necesitará de una robusta red fija, que actualmente Entel no posee. Sin embargo, en términos de fibra óptica, la operadora construyó en 2020, 500 mil home passed y pretende en los próximos dos años alcanzar los 2 millones.
“Entel está acostumbrado a competir. Y en fijo hay actores que han tenido el control del mercado, pero ellos no tienen redes superpuestas; entonces tenían un dominio por prácticas que capturaban al cliente, tanto en edificios como en condominios (…) Creemos que seguiremos creciendo porque desde febrero, producto del cambio del operador de portabilidad, se permite al cliente portar o dar de baja los servicios fijos como Internet y televisión, un factor que antes no ocurría. En un contexto de hiper-competencia nos sentimos bien y sabemos que podemos liderar si están son las condiciones”, explicó Araya.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 04 de Junio de 2021

DIARIO FINANCIERO – El gerente de Regulación y Asuntos Corporativos dijo que parten con “buen pie” esta nueva etapa tecnológica. “Tenemos los mejores clientes 4G y sabemos administrar tanto una red fija como móvil”.

Entel sólo está esperando el decreto de concesión de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) para comenzar a construir la primera fase de su plan y desplegar 5G en Chile.

La compañía destinará una inversión de US$ 230 millones en los próximos dos años para armar su red de quinta generación y, como primer hito, levantará 1.094 antenas -equivalentes al 80% de su proyecto técnico- para junio de 2022.

“Esperamos que durante este mes el gobierno nos otorgue la autorización para comenzar con la construcción de las estaciones base, que son parte de la primera fase de nuestro plan. Nos hemos estado preparando mucho para entregar rápido más de mil antenas en entornos rurales y urbanos. Sólo en 2021, la inversión que contemplamos es de US$ 177 millones. Estamos muy entusiasmados con este nuevo proyecto”, explicó el gerente de Regulación y Asuntos Corporativos, Manuel Araya.

En los próximos cinco años, Chile tendrá que triplicar el número de antenas actuales, con 60 mil torres en todo el país a nivel industria. Y, si bien el proyecto técnico que Entel comprometió durante la licitación que encabeza la subsecretaria Pamela Gidi cuenta con un portafolio de 1.384 antenas, es sólo la primera parte de avance de un crecimiento progresivo.

“Las torres que construiremos son nuestro compromiso con el Estado en los dos primeros años y apuntan a continuar con la ampliación de nuestra cobertura. Y es que al inicio de un despliegue tecnológico como éste, no serán muchos los terminales 5G; entonces se hace un mix para seguir robusteciendo nuestra red 4G, que poco a poco se transforma en una de quinta generación”, dijo el ejecutivo.

Las ventajas de la compañía

Araya sostuvo que Entel parte “con buen pie” la carrera por desplegar 5G, producto de su base de abonados móviles que, según Subtel, suman unos 6,2 millones de contratos. Si bien no hay una fecha concreta aún para el inicio comercial de esta tecnología, explicó que se han preparado con mucha anterioridad para liderar el segmento en los próximos años.

“Hay dos cosas fundamentales que se necesitan para liderar 5G: capacidad de espectro y compromisos de inversión. Nosotros tenemos ambas cosas”, dijo.

Agregó que el paso de 4G a 5G será más continuo que en la década pasada, cuando se transitó de 3G a la red de cuarta generación. “La diferencia es que ahora pasaremos de la transmisión de datos a una hiperconexión y no nos cambiaremos de la voz a los datos. Por esta razón, uno de los activos más valiosos de Entel es que tiene casi el 35% del mercado móvil; personas valiosas porque producen mucho tráfico y nos empujará en el 5G. Además, como es un usuario exigente, nos alentarán a ser más innovadores”, sostuvo.

Con ese escenario, el ejecutivo aseguró que Entel cuenta con las herramientas y experiencia necesaria para administrar una red con altos volúmenes de tráfico, como será 5G. Esto, porque la compañía ha estado incursionando en el manejo de redes más complejas con el lanzamiento de 4G Plus en 2018 y, posteriormente, con su servicio Bafi (banda ancha fija), además de la construcción de fibra óptica.

“Sabemos cómo administrar una red de alta velocidad como será 5G, porque hemos manejado conexiones fijas y móviles. E incluso hemos dado un paso más allá y experimentamos en los últimos años con tecnologías adyacentes, como es la Inteligencia Artificial, Cloud, Analytics. Esto significó abrir una nueva división en la compañía, llamada Ocean Entel que, aunque se pensó en un público corporativo, sabemos que las tendencias son hacia la convergencia y que las personas van a necesitarlo. El 5G es un habilitador de la hiperconectividad”, apuntó el ejecutivo.

“Lo más eficiente es que firmas con fibra óptica
la compartan y compitamos por servicios”

El 5G no es lo único que tiene en mente Entel. También está dando pasos para mejorar su posición en el mercado de fibra óptica, donde el rol que jueguen nuevos actores mayoristas -como KKR, firma que compró el 60% de Infraco de Movistar y pretende próximamente abrir el negocio- permitirá catalizar la competencia.
“Estamos esperando que saquen la oferta (KKR), porque creemos en ese mercado y, de hecho, nosotros mismos en nuestras construcciones ofrecemos a otros competidores (utilizarla); por eso esperamos que los demás se sumen”, dijo.
Manuel Araya explicó que, a diferencia de lo que sucede en el negocio móvil, donde es más fácil que coexistan infraestructuras, en el fijo “lo más eficiente para el país es que las empresas con fibra óptica la compartan y compitamos por servicios”.
El ejecutivo explicó que para liderar el 5G se necesitará de una robusta red fija, que actualmente Entel no posee. Sin embargo, en términos de fibra óptica, la operadora construyó en 2020, 500 mil home passed y pretende en los próximos dos años alcanzar los 2 millones.
“Entel está acostumbrado a competir. Y en fijo hay actores que han tenido el control del mercado, pero ellos no tienen redes superpuestas; entonces tenían un dominio por prácticas que capturaban al cliente, tanto en edificios como en condominios (…) Creemos que seguiremos creciendo porque desde febrero, producto del cambio del operador de portabilidad, se permite al cliente portar o dar de baja los servicios fijos como Internet y televisión, un factor que antes no ocurría. En un contexto de hiper-competencia nos sentimos bien y sabemos que podemos liderar si están son las condiciones”, explicó Araya.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 04 de Junio de 2021

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X