Lunes, Noviembre 29, 2021

El modelo de concesiones chileno frente a las presidenciales, por Carlos Cruz

BNAMERICAS – Los candidatos a la presidencia de Chile, pese a mostrar posiciones fuertemente polarizadas en temas como impuestos, minería o medioambiente, están de acuerdo en una cosa: el sistema de concesiones no está funcionando con la suficiente celeridad.

Si bien el Ministerio de Obras Públicas (MOP) ya ha lanzado licitaciones de concesiones por más de US$2.000 millones, los procesos han experimentado varios retrasos, mientras que otros proyectos que fueron adjudicados hace años, como el segundo tramo de la autopista Américo Vespucio Oriente, están a la espera de aprobación ambiental y no han podido iniciar sus obras.

En este escenario, BNamericas conversó con Carlos Cruz, exministro de Obras Públicas y actual director ejecutivo del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), acerca de las propuestas de los candidatos sobre el sistema de concesiones, así como su estado actual.

BNamericas: ¿Cree que los candidatos presidenciales deberían tener propuestas más concretas en infraestructura más allá de acelerar el sistema de concesiones?

Cruz: Personalmente quisiera que hubiese más definiciones respecto del tema de infraestructura. Sin embargo entiendo que hoy los asuntos más críticos están en otro lugar, por tanto, el hecho de que exista un cierto consenso general respecto a la importancia de la inversión en infraestructura y la dificultad de financiarla solo con presupuesto público —y que va a ser necesario invitar al sector privado para ser parte de este esfuerzo— debería ser una buena noticia.

BNamericas: ¿Deberían los candidatos hacer menciones a proyectos específicos que se han visto entrampados como el puerto a gran escala de San Antonio o el tren rápido Santiago-Valparaíso?

Cruz: Creo que siempre es bueno que las propuestas de políticas públicas tengan proyectos específicos, porque dan señales claras respecto de hacia dónde se está mirando.

Pero también creo que hay candidaturas que han hecho declaraciones que son importantes. Los representantes de las campañas de Sebastián Sichel y José Antonio Kast han mencionado proyectos que están en la cartera actual de concesiones del MOP.

Mientras tanto, los representantes de la campaña de Gabriel Boric han hecho críticas, diría yo bastante positivas, a lo que fue la experiencia del fondo de infraestructura, dejando establecido que probablemente no van a intervenir el modelo de concesiones.

Si bien no hay una visión de proyectos muy concretos, sí hay una visión sobre la continuidad de lo que está en curso, y hay obviamente visiones críticas respecto a cómo se han llevado a cabo las cosas, pero en general diría que hay una buena actitud en cuanto a la necesidad de promover la inversión en infraestructura y facilitar las condiciones para que los privados puedan ser parte de esta actividad.

BNamericas: El jefe del programa económico de Kast mencionó que estaba abierto a usar el sistema de concesiones en el metro de Santiago, pese a que el presidente del directorio de Metro ha dicho no estarlo ¿Qué postura tiene frente a este tema?

Cruz: Yo tampoco estoy muy abierto a esa idea. Yo creo que no se justifica poner plata privada en una empresa del Estado que se ha manejado bien, que tiene su propia capacidad para generar recursos, que está desarrollando proyectos por miles de millones de dólares.

No tiene mucho sentido poner plata privada ahí. Yo creo que la inversión privada estaría mejor en proyectos ferroviarios, ya que tenemos muy poco desarrollo en el ferrocarril de carga.

Creo que hay que repensar el modelo ferroviario a efectos de poder invitar a privados a que puedan contribuir con más y mejor infraestructura y equipamiento para poder satisfacer las demandas que tiene hoy el sector logístico.

Lo mismo pasa con el transporte ferroviario de pasajeros.

Deberíamos hacer una reflexión sobre las actividades que hoy están funcionando con cierta dificultad en lugar de invitar a privados a participar en una actividad que ya está funcionando. Eso no es el sentido de la asociación público-privada, que en realidad es una forma de colaborar para desarrollar iniciativas que tienen dificultades para desarrollarse, y el metro de Santiago no tiene ninguna.

Probablemente deberíamos pensar en hacer un esfuerzo de esas características para el metro de Valparaíso o tal vez el metro de Concepción.

BNamericas: ¿Cuáles son las causas de la lentitud que vemos hoy en día en el sistema de concesiones?

Cruz: El ambiente actual en Chile no es el más favorable para sacar adelante proyectos de la envergadura como los que se están tratando de licitar.

Hay incertidumbre, los proyectos han sufrido algunas modificaciones importantes y la dirección de concesiones ha tratado de avanzar con los estudios de impacto ambiental e ingeniería, lo que me parece muy bien.

Yo preferiría que nos demoráramos en el proceso de licitación que en el de construcción con la aprobación de los permisos y estudios de impacto ambiental, y además de eso están todos los procesos con la comunidad.

Si el Ministerio de Obras Públicas asumiera esa responsabilidad, y a mi juicio debería hacerlo, es probable que los proyectos se demorarían un poco, pero una vez que son adjudicados estos comenzarían a construirse con mucha más rapidez y mucho menos conflictos, tanto con las instituciones como con la comunidad.

BNamericas: ¿Cree que hay proyectos de concesiones de infraestructura que pudieron haber avanzado más durante la actual administración?

Cruz: Más que avanzar o avanzar menos, yo creo que acá lo que falta es una visión integrada del territorio y de cómo, a través de la infraestructura, se puede intervenir en función de ciertos objetivos que hoy están poco claros.

Por eso nosotros en el CPI hemos levantado la idea de una institucionalidad que integre las miradas que puedan venir del MOP, el Ministerio de Transportes, el Ministerio de Vivienda y otros ministerios que tienen incidencia importante en el territorio como el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Justicia.

Lo que falta es una visión integrada de país para ver de qué manera podemos abordar, desde la infraestructura, los grandes desafíos que tenemos por delante como consecuencia del cambio climático, de la disminución del PIB potencial y, por tanto, de las dificultades que tenemos para seguir creciendo, y las grandes demandas sociales que han surgido tras las movilizaciones de 2019.

Eso incluye ver, por ejemplo, cómo se integran los ferrocarriles con los puertos, cómo se integran ferrocarriles con concesiones y con el MOP, cómo se integran los trabajos de la dirección de vialidad con la unidad de concesiones.

Para nosotros eso es más importante que avanzar en proyectos específicos.

Ver artículo

Fuente: Bnamericas, Viernes 8 de Octubre de 2021

BNAMERICAS – Los candidatos a la presidencia de Chile, pese a mostrar posiciones fuertemente polarizadas en temas como impuestos, minería o medioambiente, están de acuerdo en una cosa: el sistema de concesiones no está funcionando con la suficiente celeridad.

Si bien el Ministerio de Obras Públicas (MOP) ya ha lanzado licitaciones de concesiones por más de US$2.000 millones, los procesos han experimentado varios retrasos, mientras que otros proyectos que fueron adjudicados hace años, como el segundo tramo de la autopista Américo Vespucio Oriente, están a la espera de aprobación ambiental y no han podido iniciar sus obras.

En este escenario, BNamericas conversó con Carlos Cruz, exministro de Obras Públicas y actual director ejecutivo del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), acerca de las propuestas de los candidatos sobre el sistema de concesiones, así como su estado actual.

BNamericas: ¿Cree que los candidatos presidenciales deberían tener propuestas más concretas en infraestructura más allá de acelerar el sistema de concesiones?

Cruz: Personalmente quisiera que hubiese más definiciones respecto del tema de infraestructura. Sin embargo entiendo que hoy los asuntos más críticos están en otro lugar, por tanto, el hecho de que exista un cierto consenso general respecto a la importancia de la inversión en infraestructura y la dificultad de financiarla solo con presupuesto público —y que va a ser necesario invitar al sector privado para ser parte de este esfuerzo— debería ser una buena noticia.

BNamericas: ¿Deberían los candidatos hacer menciones a proyectos específicos que se han visto entrampados como el puerto a gran escala de San Antonio o el tren rápido Santiago-Valparaíso?

Cruz: Creo que siempre es bueno que las propuestas de políticas públicas tengan proyectos específicos, porque dan señales claras respecto de hacia dónde se está mirando.

Pero también creo que hay candidaturas que han hecho declaraciones que son importantes. Los representantes de las campañas de Sebastián Sichel y José Antonio Kast han mencionado proyectos que están en la cartera actual de concesiones del MOP.

Mientras tanto, los representantes de la campaña de Gabriel Boric han hecho críticas, diría yo bastante positivas, a lo que fue la experiencia del fondo de infraestructura, dejando establecido que probablemente no van a intervenir el modelo de concesiones.

Si bien no hay una visión de proyectos muy concretos, sí hay una visión sobre la continuidad de lo que está en curso, y hay obviamente visiones críticas respecto a cómo se han llevado a cabo las cosas, pero en general diría que hay una buena actitud en cuanto a la necesidad de promover la inversión en infraestructura y facilitar las condiciones para que los privados puedan ser parte de esta actividad.

BNamericas: El jefe del programa económico de Kast mencionó que estaba abierto a usar el sistema de concesiones en el metro de Santiago, pese a que el presidente del directorio de Metro ha dicho no estarlo ¿Qué postura tiene frente a este tema?

Cruz: Yo tampoco estoy muy abierto a esa idea. Yo creo que no se justifica poner plata privada en una empresa del Estado que se ha manejado bien, que tiene su propia capacidad para generar recursos, que está desarrollando proyectos por miles de millones de dólares.

No tiene mucho sentido poner plata privada ahí. Yo creo que la inversión privada estaría mejor en proyectos ferroviarios, ya que tenemos muy poco desarrollo en el ferrocarril de carga.

Creo que hay que repensar el modelo ferroviario a efectos de poder invitar a privados a que puedan contribuir con más y mejor infraestructura y equipamiento para poder satisfacer las demandas que tiene hoy el sector logístico.

Lo mismo pasa con el transporte ferroviario de pasajeros.

Deberíamos hacer una reflexión sobre las actividades que hoy están funcionando con cierta dificultad en lugar de invitar a privados a participar en una actividad que ya está funcionando. Eso no es el sentido de la asociación público-privada, que en realidad es una forma de colaborar para desarrollar iniciativas que tienen dificultades para desarrollarse, y el metro de Santiago no tiene ninguna.

Probablemente deberíamos pensar en hacer un esfuerzo de esas características para el metro de Valparaíso o tal vez el metro de Concepción.

BNamericas: ¿Cuáles son las causas de la lentitud que vemos hoy en día en el sistema de concesiones?

Cruz: El ambiente actual en Chile no es el más favorable para sacar adelante proyectos de la envergadura como los que se están tratando de licitar.

Hay incertidumbre, los proyectos han sufrido algunas modificaciones importantes y la dirección de concesiones ha tratado de avanzar con los estudios de impacto ambiental e ingeniería, lo que me parece muy bien.

Yo preferiría que nos demoráramos en el proceso de licitación que en el de construcción con la aprobación de los permisos y estudios de impacto ambiental, y además de eso están todos los procesos con la comunidad.

Si el Ministerio de Obras Públicas asumiera esa responsabilidad, y a mi juicio debería hacerlo, es probable que los proyectos se demorarían un poco, pero una vez que son adjudicados estos comenzarían a construirse con mucha más rapidez y mucho menos conflictos, tanto con las instituciones como con la comunidad.

BNamericas: ¿Cree que hay proyectos de concesiones de infraestructura que pudieron haber avanzado más durante la actual administración?

Cruz: Más que avanzar o avanzar menos, yo creo que acá lo que falta es una visión integrada del territorio y de cómo, a través de la infraestructura, se puede intervenir en función de ciertos objetivos que hoy están poco claros.

Por eso nosotros en el CPI hemos levantado la idea de una institucionalidad que integre las miradas que puedan venir del MOP, el Ministerio de Transportes, el Ministerio de Vivienda y otros ministerios que tienen incidencia importante en el territorio como el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Justicia.

Lo que falta es una visión integrada de país para ver de qué manera podemos abordar, desde la infraestructura, los grandes desafíos que tenemos por delante como consecuencia del cambio climático, de la disminución del PIB potencial y, por tanto, de las dificultades que tenemos para seguir creciendo, y las grandes demandas sociales que han surgido tras las movilizaciones de 2019.

Eso incluye ver, por ejemplo, cómo se integran los ferrocarriles con los puertos, cómo se integran ferrocarriles con concesiones y con el MOP, cómo se integran los trabajos de la dirección de vialidad con la unidad de concesiones.

Para nosotros eso es más importante que avanzar en proyectos específicos.

Ver artículo

Fuente: Bnamericas, Viernes 8 de Octubre de 2021

TITULARES

X