Martes, Junio 15, 2021

Destinarán US$ 37,5 millones para reconstruir Arica y Parinacota

EL MERCURIO – Con un presupuesto de US$ 37,5 millones, el Gobierno se abocará en los próximos 10 meses a reponer carreteras y rutas secundarias, mejorar y construir defensas fluviales, recuperar redes de agua potable rural y habilitar estaciones de monitoreo satelital para anticipar las condiciones del tiempo y caudales en la Región de Arica y Parinacota.
Ello, en el marco del plan de reconstrucción anunciado ayer para recuperar la infraestructura pública dañada por lluvias, crecidas de ríos y aludes que dejó el invierno altiplánico desde fines de enero pasado.
La mayor inversión del plan, que será coordinado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), ascenderá a US$ 32 millones y será para conectividad. Ahí las obras se focalizarán en la carretera internacional que une Arica con la provincia de Parinacota y con Bolivia.
También se incluirán rutas secundarias distribuidas por el altiplano, la comuna de Camarones y la zona rural de Arica. En esa última área, en las últimas horas fue recuperada la conectividad en el acceso a Caleta Vítor, luego que la crecida del río Chaca dejara a 150 familias de agricultores aisladas por vía terrestre del resto del país.
“Hemos sido golpeados durante varios días por el clima, pero en (un plazo de) ocho a diez meses las obras estarán listas”, anunció la intendenta María Loreto Letelier.
A la construcción y refuerzo de defensas fluviales se destinarán US$ 3,4 millones en sectores como el río San José, en el valle agrícola de Azapa. Mientras que la recuperación de nueve estaciones satelitales fluviométricas y meteorológicas dispondrá de US$ 1 millón, para contar con información que anticipe eventuales medidas de resguardo para habitantes de la zona.
En tanto, los sistemas de agua potable rural tendrán una inversión de US$ 1,1 millones en valles como Lluta y Azapa, además de poblados como Codpa.
Unos 700 kilómetros al sur, en la provincia de El Loa, en la precordillera de la Región de Antofagasta, el MOP informó ayer que caminos y rutas turísticas estaban habilitados casi en su totalidad. Entre ellos están los accesos al Valle de la Luna, lagunas altiplánicas y poblados.
“Vamos a elevar el estándar de caminos, considerando la cantidad de precipitaciones que hubo y no volver a tener los cortes”, señaló el seremi de Obras Públicas, Edgar Blanco.
Una de las carreteras más dañadas en esa zona fue la Ruta Ch-23, que une Calama, San Pedro de Atacama, el acceso al observatorio radioastronómico ALMA, la localidad de Toconao y la vertiente oriental del salar de Atacama.
Ahí, de tres socavones que cortaron la conectividad, aún hay trabajos en uno de ellos. El MOP informó que la intervención finalizará la próxima semana y que también hay faenas en ríos como el San Pedro.
Recursos: El costo del plan equivale a más del 88% del FNDR del año pasado en la región.
Ver artículo
Fuente: El Mercurio, viernes 22 de febrero de 2019

EL MERCURIO – Con un presupuesto de US$ 37,5 millones, el Gobierno se abocará en los próximos 10 meses a reponer carreteras y rutas secundarias, mejorar y construir defensas fluviales, recuperar redes de agua potable rural y habilitar estaciones de monitoreo satelital para anticipar las condiciones del tiempo y caudales en la Región de Arica y Parinacota.
Ello, en el marco del plan de reconstrucción anunciado ayer para recuperar la infraestructura pública dañada por lluvias, crecidas de ríos y aludes que dejó el invierno altiplánico desde fines de enero pasado.
La mayor inversión del plan, que será coordinado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), ascenderá a US$ 32 millones y será para conectividad. Ahí las obras se focalizarán en la carretera internacional que une Arica con la provincia de Parinacota y con Bolivia.
También se incluirán rutas secundarias distribuidas por el altiplano, la comuna de Camarones y la zona rural de Arica. En esa última área, en las últimas horas fue recuperada la conectividad en el acceso a Caleta Vítor, luego que la crecida del río Chaca dejara a 150 familias de agricultores aisladas por vía terrestre del resto del país.
“Hemos sido golpeados durante varios días por el clima, pero en (un plazo de) ocho a diez meses las obras estarán listas”, anunció la intendenta María Loreto Letelier.
A la construcción y refuerzo de defensas fluviales se destinarán US$ 3,4 millones en sectores como el río San José, en el valle agrícola de Azapa. Mientras que la recuperación de nueve estaciones satelitales fluviométricas y meteorológicas dispondrá de US$ 1 millón, para contar con información que anticipe eventuales medidas de resguardo para habitantes de la zona.
En tanto, los sistemas de agua potable rural tendrán una inversión de US$ 1,1 millones en valles como Lluta y Azapa, además de poblados como Codpa.
Unos 700 kilómetros al sur, en la provincia de El Loa, en la precordillera de la Región de Antofagasta, el MOP informó ayer que caminos y rutas turísticas estaban habilitados casi en su totalidad. Entre ellos están los accesos al Valle de la Luna, lagunas altiplánicas y poblados.
“Vamos a elevar el estándar de caminos, considerando la cantidad de precipitaciones que hubo y no volver a tener los cortes”, señaló el seremi de Obras Públicas, Edgar Blanco.
Una de las carreteras más dañadas en esa zona fue la Ruta Ch-23, que une Calama, San Pedro de Atacama, el acceso al observatorio radioastronómico ALMA, la localidad de Toconao y la vertiente oriental del salar de Atacama.
Ahí, de tres socavones que cortaron la conectividad, aún hay trabajos en uno de ellos. El MOP informó que la intervención finalizará la próxima semana y que también hay faenas en ríos como el San Pedro.
Recursos: El costo del plan equivale a más del 88% del FNDR del año pasado en la región.
Ver artículo
Fuente: El Mercurio, viernes 22 de febrero de 2019

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X