Viernes, Mayo 24, 2024

CUADERNO CPI N°152 – Evaluación Social de Proyectos: Propuestas para la consolidación de la inversión responsable en Chile

CPI – La evaluación social de proyectos es un componente inseparable de las grandes obras de infraestructura de uso público. La metodología hoy en día utilizada en la evaluación está concentrada en dos criterios de eficiencia económica de los cuales se derivan todas las metodologías aplicables (costo-beneficio y costo-eficiencia).

Sin embargo, desafíos como el cambio climático, las exigencias territoriales y asimismo los acuerdos sociales de este siglo hacen exigibles otras dimensiones para una evaluación que dé cuenta de impactos sociales y ambientales más amplios, con una necesaria y efectiva participación ciudadana.

En distintos grados, la instalación del multicriterio en la evaluación viene ocurriendo en varios países del mundo, como lo es en la evaluación de inversiones públicas en el marco de la convergencia Europa, los clústeres tecnológicos, entre muchos casos. Justamente a propósito del impacto de las grandes obras de infraestructura de uso público y su escrutinio por parte de la ciudadanía —aunque el paradigma vigente en el país todavía parece mayormente inalterable—. Un reciente informe de Cepal incorpora criterios sociales y ambientales, pero no representa una alternativa real de evaluación social que supere o compita con la de eficiencia económica. De hecho, la complementa y mejora, sin perder el espíritu de esta.

El Cuaderno entrega un conjunto de antecedentes para mejorar la evaluación social de proyectos en el país, desde aspectos de capacitación a los equipos técnicos, homogeneización y metodología, hasta materias institucionales vinculadas al Sistema Nacional de Inversiones y el Ministerio de Desarrollo Social y Familia.

La discusión de fondo que se levanta es la real pertinencia del modelo de evaluación basado centralmente en la eficiencia económica, versus un modelo alternativo basado en variables no monetizables, aunque claves para la vida social y económica en los tiempos actuales. Así, este documento presenta una serie de propuestas que buscan la superación de falencias y la necesaria integralidad (multicriterio, impactos y externalidades más amplios) en la evaluación para entregar así un mejor rendimiento de los proyectos de infraestructura pública, tanto para la sociedad en su conjunto como para las comunidades y territorios vinculados directamente a la construcción y operación de nuevas obras.

Ver Cuaderno CPI N°152

Fuente: CPI, Viernes 12 de Abril de 2024

CPI – La evaluación social de proyectos es un componente inseparable de las grandes obras de infraestructura de uso público. La metodología hoy en día utilizada en la evaluación está concentrada en dos criterios de eficiencia económica de los cuales se derivan todas las metodologías aplicables (costo-beneficio y costo-eficiencia).

Sin embargo, desafíos como el cambio climático, las exigencias territoriales y asimismo los acuerdos sociales de este siglo hacen exigibles otras dimensiones para una evaluación que dé cuenta de impactos sociales y ambientales más amplios, con una necesaria y efectiva participación ciudadana.

En distintos grados, la instalación del multicriterio en la evaluación viene ocurriendo en varios países del mundo, como lo es en la evaluación de inversiones públicas en el marco de la convergencia Europa, los clústeres tecnológicos, entre muchos casos. Justamente a propósito del impacto de las grandes obras de infraestructura de uso público y su escrutinio por parte de la ciudadanía —aunque el paradigma vigente en el país todavía parece mayormente inalterable—. Un reciente informe de Cepal incorpora criterios sociales y ambientales, pero no representa una alternativa real de evaluación social que supere o compita con la de eficiencia económica. De hecho, la complementa y mejora, sin perder el espíritu de esta.

El Cuaderno entrega un conjunto de antecedentes para mejorar la evaluación social de proyectos en el país, desde aspectos de capacitación a los equipos técnicos, homogeneización y metodología, hasta materias institucionales vinculadas al Sistema Nacional de Inversiones y el Ministerio de Desarrollo Social y Familia.

La discusión de fondo que se levanta es la real pertinencia del modelo de evaluación basado centralmente en la eficiencia económica, versus un modelo alternativo basado en variables no monetizables, aunque claves para la vida social y económica en los tiempos actuales. Así, este documento presenta una serie de propuestas que buscan la superación de falencias y la necesaria integralidad (multicriterio, impactos y externalidades más amplios) en la evaluación para entregar así un mejor rendimiento de los proyectos de infraestructura pública, tanto para la sociedad en su conjunto como para las comunidades y territorios vinculados directamente a la construcción y operación de nuevas obras.

Ver Cuaderno CPI N°152

Fuente: CPI, Viernes 12 de Abril de 2024

TITULARES