Domingo, Junio 13, 2021

Construcción de carretera La Serena-Vicuña preocupa a observatorios del Valle del Elqui

EL MERCURIO – El Valle del Elqui, en la Región de Coquimbo, concentra parte de los principales observatorios astronómicos del país. Cerro Tololo, Pachón, Gemini Sur y SOAR, mientras que en 2022 entrará en operaciones el Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos (LSST), todos ellos orientados a escudriñar el universo.
La condición de los cielos más limpios del mundo ha permitido que diversas entidades internacionales hayan preferido esta zona para desarrollar sus estudios. Sin embargo, dicho estado está en riesgo debido al aumento de la contaminación lumínica por el crecimiento de las ciudades.
A ello se suma ahora el anuncio de la construcción de una doble vía entre La Serena y Vicuña, lo que preocupa a los astrónomos y a los expertos de la Oficina de Protección de la Calidad del Cielo del Norte de Chile. “Una doble vía es preocupante para la astronomía, porque agregar cientos de luminarias en esta ruta puede ser fatal”, explica Pedro Sanhueza, director de la OPCC.
Sanhueza detalla que en la Ruta del Algarrobo (La Serena-Vallenar) hay 4.500 luminarias en 180 km, y “si lo proyectamos al valle, podrían ser hasta 3.000 luminarias, lo que cambia completamente el escenario”. Además, Vicuña tiene en sus calles 3.000 luminarias.
Respecto del polvo en suspensión que pueden generar la construcción y el paso de los vehículos, Sanhueza indica que “puede ser un problema extra”.
Guillermo Danke, astrónomo del Cerro Tololo, sostuvo que “necesitamos estar controlando siempre y tener políticas muy estrictas de cómo iluminamos nuestras ciudades. Un telescopio de ocho metros tiene menor alcance debido al brillo del cielo”.
Quienes sí están a favor del desarrollo de la zona y de la construcción de la doble vía son los vecinos de la zona, y actuales usuarios de una vía de 64 km estrecha e insegura. Rafael Vera, alcalde de Vicuña, explica que se debe proteger la calidad del cielo, pero también pensar en la seguridad de las personas. “Tenemos una vía que es muy peligrosa, con gran cantidad de accidentes, además angosta. La obra mejorará la calidad de vida de los vecinos por la disminución de los desplazamientos”, dijo.
En tanto, Margarita Rodríguez, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Vicuña, afirmó que con una población de más de 27 mil habitantes, se hace imperioso tener una ruta moderna que los conecte con la capital regional. “La carretera hoy no nos da seguridad; ha habido muchos accidentes sufridos por la gente que va a La Serena”.
En el Ministerio de Obras Públicas explican que la vía aún no tiene diseño, pero que esta deberá cumplir con la norma de contaminación lumínica que rige en las regiones de Antofagasta y Atacama.
Ver Artículo
Fuente: El Mercurio, Miércoles 13 de marzo de 2019

EL MERCURIO – El Valle del Elqui, en la Región de Coquimbo, concentra parte de los principales observatorios astronómicos del país. Cerro Tololo, Pachón, Gemini Sur y SOAR, mientras que en 2022 entrará en operaciones el Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos (LSST), todos ellos orientados a escudriñar el universo.
La condición de los cielos más limpios del mundo ha permitido que diversas entidades internacionales hayan preferido esta zona para desarrollar sus estudios. Sin embargo, dicho estado está en riesgo debido al aumento de la contaminación lumínica por el crecimiento de las ciudades.
A ello se suma ahora el anuncio de la construcción de una doble vía entre La Serena y Vicuña, lo que preocupa a los astrónomos y a los expertos de la Oficina de Protección de la Calidad del Cielo del Norte de Chile. “Una doble vía es preocupante para la astronomía, porque agregar cientos de luminarias en esta ruta puede ser fatal”, explica Pedro Sanhueza, director de la OPCC.
Sanhueza detalla que en la Ruta del Algarrobo (La Serena-Vallenar) hay 4.500 luminarias en 180 km, y “si lo proyectamos al valle, podrían ser hasta 3.000 luminarias, lo que cambia completamente el escenario”. Además, Vicuña tiene en sus calles 3.000 luminarias.
Respecto del polvo en suspensión que pueden generar la construcción y el paso de los vehículos, Sanhueza indica que “puede ser un problema extra”.
Guillermo Danke, astrónomo del Cerro Tololo, sostuvo que “necesitamos estar controlando siempre y tener políticas muy estrictas de cómo iluminamos nuestras ciudades. Un telescopio de ocho metros tiene menor alcance debido al brillo del cielo”.
Quienes sí están a favor del desarrollo de la zona y de la construcción de la doble vía son los vecinos de la zona, y actuales usuarios de una vía de 64 km estrecha e insegura. Rafael Vera, alcalde de Vicuña, explica que se debe proteger la calidad del cielo, pero también pensar en la seguridad de las personas. “Tenemos una vía que es muy peligrosa, con gran cantidad de accidentes, además angosta. La obra mejorará la calidad de vida de los vecinos por la disminución de los desplazamientos”, dijo.
En tanto, Margarita Rodríguez, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Vicuña, afirmó que con una población de más de 27 mil habitantes, se hace imperioso tener una ruta moderna que los conecte con la capital regional. “La carretera hoy no nos da seguridad; ha habido muchos accidentes sufridos por la gente que va a La Serena”.
En el Ministerio de Obras Públicas explican que la vía aún no tiene diseño, pero que esta deberá cumplir con la norma de contaminación lumínica que rige en las regiones de Antofagasta y Atacama.
Ver Artículo
Fuente: El Mercurio, Miércoles 13 de marzo de 2019

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X