Miércoles, Junio 19, 2024

Concesiones representan solo 5,8% de la inversión en infraestructura en lapso 2008-2018

EL MERCURIO – Pese a los esfuerzos de los últimos tres gobiernos por empujar el desarrollo de las concesiones de obras públicas, la inversión materializada de estas alianzas público-privadas sigue representando una parte menor de los desembolsos en infraestructura en el país, considerando los esfuerzos del Estado y de empresas.
Así se desprende de los datos del primer reporte sectorial realizado por el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), que fue analizado ayer por el director ejecutivo de ese organismo, Carlos Cruz, y Luis Eduardo Escobar, economista de la Universidad de Chile y máster en Economía de la U. de Maryland, Estados Unidos. El estudio recoge cifras comparables desde 2008 para inversión del gobierno central, concesiones en OO.PP. y de empresas. Esto aborda el costo de hacer los diseños, los proyectos de ingeniería, las construcciones físicas y el equipamiento.
El reporte indica que la inversión estatal y privada en infraestructura de uso público totalizó US$ 111.571 millones en el período 2008-2018, lo que representa en promedio 4% del PIB durante ese lapso.
El mayor aporte a dicho monto global en esos 11 años lo realizó el gobierno central, con US$ 60.883 millones, cerca del 54,6%. Le siguen las iniciativas de empresas que analiza la Corporación de Bienes de Capital (CBC), que desembolsaron US$ 44.252 millones (casi 40%) en proyectos de energía, puertos concesionados, obras sanitarias, ferrocarriles, metro y telecomunicaciones. Esa última área es la que más se expande de ese grupo en los últimos tres años analizados, saltando de un promedio de inversión anual de US$ 31 millones que exhibió en el lapso 2008-2015 a US$ 708 millones en el lapso 2016-2018.
Las concesiones de obras públicas, en tanto, solo explican el 5,8% del total de inversión en infraestructura de uso público entre 2008 y 2018, con US$ 6.436 millones. En esos años, ese segmento representó una media de solo 0,2% del PIB, mientras que los desembolsos del gobierno central y de las empresas analizadas por la CBC explicaron 2,3% y 1,5%, respectivamente.
El informe del CPI recuerda que entre 1995 y 2004, en Chile se mejoró la infraestructura vía concesiones con la construcción de 2.100 kilómetros de autopistas interurbanas (US$ 9 mil millones) y 180 km de rutas urbanas (US$ 5.300 millones).
Después del peak de US$ 1.125 millones de inversión en concesiones en 2004, comienza una caída en esta materia que tiene su peor registro en 2009, para comenzar a recuperarse en 2010 (ver gráfico) con aeropuertos, hospitales y extensión de autopistas, aunque sin superar los US$ 1.000 millones anuales.
El CPI sostiene que las concesiones deberían volver a representar en torno a 1% del PIB, como lo hicieron el período 1999-2005, para lo cual se requiere fortalecer a la Dirección General de Concesiones, dotándola de mayores recursos humanos y financieros; identificar proyectos concesionables y evaluarlos, resolver temas de evaluación social, ambiental y ciudadana; y generar acuerdos políticos sobre la función de las concesiones en el desarrollo de la infraestructura y los servicios públicos. Ello, además de evitar la judicialización de iniciativas complejas.
El CPI reconoce que el actual gobierno ha identificado proyectos concesionables por unos US$ 14.500 millones y señala que durante esta administración se espera licitar US$ 8.000 millones.

Global
Desde la construcción del túnel El Melón en 1993, la inversión en concesiones suma unos US$ 20 mil millones.

Fuente: El Mercurio, Martes 02 de Julio de 2019

EL MERCURIO – Pese a los esfuerzos de los últimos tres gobiernos por empujar el desarrollo de las concesiones de obras públicas, la inversión materializada de estas alianzas público-privadas sigue representando una parte menor de los desembolsos en infraestructura en el país, considerando los esfuerzos del Estado y de empresas.
Así se desprende de los datos del primer reporte sectorial realizado por el Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), que fue analizado ayer por el director ejecutivo de ese organismo, Carlos Cruz, y Luis Eduardo Escobar, economista de la Universidad de Chile y máster en Economía de la U. de Maryland, Estados Unidos. El estudio recoge cifras comparables desde 2008 para inversión del gobierno central, concesiones en OO.PP. y de empresas. Esto aborda el costo de hacer los diseños, los proyectos de ingeniería, las construcciones físicas y el equipamiento.
El reporte indica que la inversión estatal y privada en infraestructura de uso público totalizó US$ 111.571 millones en el período 2008-2018, lo que representa en promedio 4% del PIB durante ese lapso.
El mayor aporte a dicho monto global en esos 11 años lo realizó el gobierno central, con US$ 60.883 millones, cerca del 54,6%. Le siguen las iniciativas de empresas que analiza la Corporación de Bienes de Capital (CBC), que desembolsaron US$ 44.252 millones (casi 40%) en proyectos de energía, puertos concesionados, obras sanitarias, ferrocarriles, metro y telecomunicaciones. Esa última área es la que más se expande de ese grupo en los últimos tres años analizados, saltando de un promedio de inversión anual de US$ 31 millones que exhibió en el lapso 2008-2015 a US$ 708 millones en el lapso 2016-2018.
Las concesiones de obras públicas, en tanto, solo explican el 5,8% del total de inversión en infraestructura de uso público entre 2008 y 2018, con US$ 6.436 millones. En esos años, ese segmento representó una media de solo 0,2% del PIB, mientras que los desembolsos del gobierno central y de las empresas analizadas por la CBC explicaron 2,3% y 1,5%, respectivamente.
El informe del CPI recuerda que entre 1995 y 2004, en Chile se mejoró la infraestructura vía concesiones con la construcción de 2.100 kilómetros de autopistas interurbanas (US$ 9 mil millones) y 180 km de rutas urbanas (US$ 5.300 millones).
Después del peak de US$ 1.125 millones de inversión en concesiones en 2004, comienza una caída en esta materia que tiene su peor registro en 2009, para comenzar a recuperarse en 2010 (ver gráfico) con aeropuertos, hospitales y extensión de autopistas, aunque sin superar los US$ 1.000 millones anuales.
El CPI sostiene que las concesiones deberían volver a representar en torno a 1% del PIB, como lo hicieron el período 1999-2005, para lo cual se requiere fortalecer a la Dirección General de Concesiones, dotándola de mayores recursos humanos y financieros; identificar proyectos concesionables y evaluarlos, resolver temas de evaluación social, ambiental y ciudadana; y generar acuerdos políticos sobre la función de las concesiones en el desarrollo de la infraestructura y los servicios públicos. Ello, además de evitar la judicialización de iniciativas complejas.
El CPI reconoce que el actual gobierno ha identificado proyectos concesionables por unos US$ 14.500 millones y señala que durante esta administración se espera licitar US$ 8.000 millones.

Global
Desde la construcción del túnel El Melón en 1993, la inversión en concesiones suma unos US$ 20 mil millones.

Fuente: El Mercurio, Martes 02 de Julio de 2019

TITULARES