Domingo, Enero 29, 2023

Cadena logística: desafío sobre rieles, Daniel Fernández

DIARIO FINANCIERO – El comercio exterior de Chile se realiza mayoritariamente vía marítima. Más de un 93% por ciento de nuestras importaciones y exportaciones pasa por uno de los 56 puertos nacionales, ya sea para recibir carga que viene del exterior o para enviar materias primas y productos producidos en Chile a los mercados mundiales.

En los últimos 14 años este intercambio comercial ha aumentado cerca de 51,4%, lo que ha implicado un desafío de la cadena logística, para responder a un creciente volumen de carga general.

“Actualmente la red ferroviaria de Chile no es una alternativa real al transporte de carga por carretera, con toda la fragilidad que eso genera al sistema logístico en su conjunto”.

Uno de los eslabones más débiles es el transporte de carga ferroviaria, que no ha avanzado a la par , ni ha estado a la altura de los requerimientos logísticos. De los 126 millones de toneladas de carga que se transfieren en un año, sólo el 7% se realiza a través de ferrocarriles. Actualmente la red ferroviaria de Chile no es una alternativa real al transporte de carga por carretera, con toda la fragilidad que eso genera al sistema logístico en su conjunto.

Se requiere poner foco en esta materia para que Chile pueda contar con un sistema ferroviario eficiente, para lo cual es fundamental entender la actual dinámica de la industria y la realidad de las ciudades puerto, además de priorizar proyectos e inversiones dirigidos al transporte de carga.

Además del aumento de las toneladas transferidas por los puertos, deben considerarse otros factores como los cambios en la industria naviera con la recalada de naves de mayor tamaño, la dificultad de las ciudades puertos para absorber un incremento del flujo de camiones y los beneficios medioambientales de menores emisiones del ferrocarril.

En materia ferroviaria de carga, hay avances, pero también proyectos rezagados. Una buena noticia es que la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) está licitando el Estudio de Impacto Ambiental del Corredor de Carga Ferroviaria Alameda-Barrancas y del Centro de Intercambio Modal. Sin embargo, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) retiró recientemente de la nómina de concesiones el emblemático Corredor Ferroviario de Carga de la Región de Antofagasta.

El foco actual de EFE parece estar en la operación de pasajeros. En su sitio web aparecen seis iniciativas para los próximos años, y cinco son para mejorar la operación de pasajeros. Sólo la renovación del puente del Biobío impactará positivamente el transporte ferroviario de carga.

El comercio exterior representa cerca del 56% del PIB y no puede depender únicamente del transporte vial o de carreteras. Es clave desarrollar un plan para incrementar el uso del ferrocarril de carga, principalmente en los sistemas portuarios de las regiones de Valparaíso y Biobío, donde se concentra parte importante del flujo.

La pandemia, los eventos del 2019 y también los últimos paros, han mostrado la fragilidad de nuestros sistemas logísticos, y también la ausencia de flexibilidad para aprovechar la capacidad portuaria disponible en otras zonas. No existe un sistema de transporte mixto que permita hacer frente a dificultades puntuales en una zona, desastres naturales u otro tipo de emergencias.

Nuestro país requiere incluir el sistema ferroviario de carga como una pieza fundamental de un engranaje logístico confiable y seguro, que conecte a Chile con el mundo. La disponibilidad territorial para ampliar la faja ferroviaria está. Es hora de darle prioridad y foco como alternativa sustentable ante la realidad actual y el creciente intercambio comercial.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 30 de Noviembre de 2022

DIARIO FINANCIERO – El comercio exterior de Chile se realiza mayoritariamente vía marítima. Más de un 93% por ciento de nuestras importaciones y exportaciones pasa por uno de los 56 puertos nacionales, ya sea para recibir carga que viene del exterior o para enviar materias primas y productos producidos en Chile a los mercados mundiales.

En los últimos 14 años este intercambio comercial ha aumentado cerca de 51,4%, lo que ha implicado un desafío de la cadena logística, para responder a un creciente volumen de carga general.

“Actualmente la red ferroviaria de Chile no es una alternativa real al transporte de carga por carretera, con toda la fragilidad que eso genera al sistema logístico en su conjunto”.

Uno de los eslabones más débiles es el transporte de carga ferroviaria, que no ha avanzado a la par , ni ha estado a la altura de los requerimientos logísticos. De los 126 millones de toneladas de carga que se transfieren en un año, sólo el 7% se realiza a través de ferrocarriles. Actualmente la red ferroviaria de Chile no es una alternativa real al transporte de carga por carretera, con toda la fragilidad que eso genera al sistema logístico en su conjunto.

Se requiere poner foco en esta materia para que Chile pueda contar con un sistema ferroviario eficiente, para lo cual es fundamental entender la actual dinámica de la industria y la realidad de las ciudades puerto, además de priorizar proyectos e inversiones dirigidos al transporte de carga.

Además del aumento de las toneladas transferidas por los puertos, deben considerarse otros factores como los cambios en la industria naviera con la recalada de naves de mayor tamaño, la dificultad de las ciudades puertos para absorber un incremento del flujo de camiones y los beneficios medioambientales de menores emisiones del ferrocarril.

En materia ferroviaria de carga, hay avances, pero también proyectos rezagados. Una buena noticia es que la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) está licitando el Estudio de Impacto Ambiental del Corredor de Carga Ferroviaria Alameda-Barrancas y del Centro de Intercambio Modal. Sin embargo, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) retiró recientemente de la nómina de concesiones el emblemático Corredor Ferroviario de Carga de la Región de Antofagasta.

El foco actual de EFE parece estar en la operación de pasajeros. En su sitio web aparecen seis iniciativas para los próximos años, y cinco son para mejorar la operación de pasajeros. Sólo la renovación del puente del Biobío impactará positivamente el transporte ferroviario de carga.

El comercio exterior representa cerca del 56% del PIB y no puede depender únicamente del transporte vial o de carreteras. Es clave desarrollar un plan para incrementar el uso del ferrocarril de carga, principalmente en los sistemas portuarios de las regiones de Valparaíso y Biobío, donde se concentra parte importante del flujo.

La pandemia, los eventos del 2019 y también los últimos paros, han mostrado la fragilidad de nuestros sistemas logísticos, y también la ausencia de flexibilidad para aprovechar la capacidad portuaria disponible en otras zonas. No existe un sistema de transporte mixto que permita hacer frente a dificultades puntuales en una zona, desastres naturales u otro tipo de emergencias.

Nuestro país requiere incluir el sistema ferroviario de carga como una pieza fundamental de un engranaje logístico confiable y seguro, que conecte a Chile con el mundo. La disponibilidad territorial para ampliar la faja ferroviaria está. Es hora de darle prioridad y foco como alternativa sustentable ante la realidad actual y el creciente intercambio comercial.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 30 de Noviembre de 2022

TITULARES