Lunes, Mayo 17, 2021

Atraso en nuevo terminal del aeropuerto: Empresa y MOP congelan litigio y evalúan acuerdo

DIARIO FINANCIERO – La concesionaria recurrió al Panel Técnico de Concesiones para exigir extensión en plazos de las obras, pero de común acuerdo con el ministerio se suspendió el proceso por casi un mes prorrogable.

“Una salida amistosa”. La concesionaria Nuevo Pudahuel y el Ministerio de Obras Públicas podrían llegar a un acuerdo en medio del litigio que las enfrenta por el desarrollo del nuevo Aeropuerto de Santiago Arturo Merino Benítez.

A fines de mayo, la concesionaria -conformada por Aéroports de Paris, Vinci Airports y Astaldi- recurrió en contra del MOP ante el Panel Técnico de Concesiones, órgano encargado de resolver este tipo de conflictos; aunque su dictamen no es vinculante, con lo que cualquiera de las dos partes puede recurrir posteriormente a tribunales.

Nuevo Pudahuel acusó que el ministerio no ha dado fiel cumplimiento al contrato, debido a que el proceso de revisión y aprobación de la ingeniería definitiva del proyecto se ha desarrollado fuera de los plazos establecidos, lo cual –según la empresa- ha repercutido en una atraso de la construcción y sobrecostos. Dado esto, pidió –entre otras materias- extender el plazo de la concesión.

El plan original considera que el nuevo terminal entre en operaciones en noviembre del año 2020, pero según la empresa, y ante el atraso de las obras, el debut de la nueva infraestructura sería en junio 2021.

La concesión tiene un plazo de 240 meses, plazo que se comienza a computar desde la puesta en servicio provisoria de la primera etapa, por lo que según contrato Nuevo Pudahuel operaría el terminal hasta septiembre 2035.

Para el MOP, la solicitud presentada por la concesionaria ante el panel debe ser rechazada. Los abogados del ministerio señalaron que si bien ha existido un retraso en el proceso de desarrollo y revisión del proyecto de ingeniería definitiva, esto se ha debido a la empresa. La autoridad apuntó a una mala calidad de las memorias de cálculo estructural, e incluso a la falta de estos documentos en las entregas a revisión.

En medio de la discrepancia, las partes presentaron un escrito al Panel de Concesiones en que solicitaron –de común acuerdo- suspender el proceso por 25 días corridos, lo cual fue acogido.

“Se decreta la suspensión del procedimiento (…) en relación a una eventual nueva suspensión convenida de común acuerdo, y la necesidad de realizar con anticipación las gestiones propias de su ejecución, la fecha de la audiencia pública será fijada mediante resolución el día veinte de la suspensión, esto es, el 1 de agosto del presente, por lo que deberá comunicarse oportunamente por las partes la intención de continuar con la misma en caso que proceda”, dice una resolución firmada por la presidenta del Panel Técnico de Concesiones, Catalina Binder, con fecha 12 de julio.

Según altas fuentes consultadas, hay disposición de ambas partes para llegar a un acuerdo y no esperar a una resolución del panel, aunque otra fuente precisa que actualmente no hay un proceso de negociación formal en curso.

Consultado el MOP, evitó referirse al tema. Por su parte, desde Nuevo Pudahuel señalaron: “Preferimos no referirnos a procesos que están actualmente en el Panel Técnico”, dijo Branko Karlezi, subgerente de comunicaciones de la concesionaria.

Ayer, el gerente general de Nuevo Pudahuel, Nicolas Claude, fue consultado sobre la relación que mantiene la empresa con el MOP: “Dependemos y trabajamos de la mano con el Ministerio de Obras Públicas. El proyecto del nuevo terminal está basado en la cooperación público-privada y no habrá éxito sin una cooperación, la que se está dando cada día (…). Hay diferencias, pero se arreglan como cualquiera en las instancias previstas para esto; eso no es un problema y no impacta en la calidad del trabajo diario que llevamos con el ministerio”, sostuvo.

Gobierno anuncia aumento de la dotación de personal en AMB

A fin de mantener bajo control los problemas derivados de la falta de capacidad que existe en el aeropuerto Arturo Merino Benítez (AMB) hasta 2020 -fecha en la que se prevé inaugurar el nuevo terminal internacional-, las autoridades a cargo del proyecto decidieron aumentar la dotación de personal. Esto incluye a Carabineros, personal de Aduanas, Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC), entre otros.

Actualmente, por el avance de la construcción es que el lugar se ha visto saturado, a lo que se suma el aumento de tráfico de pasajeros que se viene registrando hace algún tiempo.

Al respecto, el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, señaló que “hay poca capacidad espacial y de dotación de personal para poder atender a las personas, ya sea Policía Internacional, en Aduanas, el SAG y en todos aquellos servicios que tienen que servir a las personas. Todos los organismos involucrados han dispuesto de aquí en adelante dotación adicional especial para poder hacer frente a la situación”.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 20 de julio de 2018

DIARIO FINANCIERO – La concesionaria recurrió al Panel Técnico de Concesiones para exigir extensión en plazos de las obras, pero de común acuerdo con el ministerio se suspendió el proceso por casi un mes prorrogable.

“Una salida amistosa”. La concesionaria Nuevo Pudahuel y el Ministerio de Obras Públicas podrían llegar a un acuerdo en medio del litigio que las enfrenta por el desarrollo del nuevo Aeropuerto de Santiago Arturo Merino Benítez.

A fines de mayo, la concesionaria -conformada por Aéroports de Paris, Vinci Airports y Astaldi- recurrió en contra del MOP ante el Panel Técnico de Concesiones, órgano encargado de resolver este tipo de conflictos; aunque su dictamen no es vinculante, con lo que cualquiera de las dos partes puede recurrir posteriormente a tribunales.

Nuevo Pudahuel acusó que el ministerio no ha dado fiel cumplimiento al contrato, debido a que el proceso de revisión y aprobación de la ingeniería definitiva del proyecto se ha desarrollado fuera de los plazos establecidos, lo cual –según la empresa- ha repercutido en una atraso de la construcción y sobrecostos. Dado esto, pidió –entre otras materias- extender el plazo de la concesión.

El plan original considera que el nuevo terminal entre en operaciones en noviembre del año 2020, pero según la empresa, y ante el atraso de las obras, el debut de la nueva infraestructura sería en junio 2021.

La concesión tiene un plazo de 240 meses, plazo que se comienza a computar desde la puesta en servicio provisoria de la primera etapa, por lo que según contrato Nuevo Pudahuel operaría el terminal hasta septiembre 2035.

Para el MOP, la solicitud presentada por la concesionaria ante el panel debe ser rechazada. Los abogados del ministerio señalaron que si bien ha existido un retraso en el proceso de desarrollo y revisión del proyecto de ingeniería definitiva, esto se ha debido a la empresa. La autoridad apuntó a una mala calidad de las memorias de cálculo estructural, e incluso a la falta de estos documentos en las entregas a revisión.

En medio de la discrepancia, las partes presentaron un escrito al Panel de Concesiones en que solicitaron –de común acuerdo- suspender el proceso por 25 días corridos, lo cual fue acogido.

“Se decreta la suspensión del procedimiento (…) en relación a una eventual nueva suspensión convenida de común acuerdo, y la necesidad de realizar con anticipación las gestiones propias de su ejecución, la fecha de la audiencia pública será fijada mediante resolución el día veinte de la suspensión, esto es, el 1 de agosto del presente, por lo que deberá comunicarse oportunamente por las partes la intención de continuar con la misma en caso que proceda”, dice una resolución firmada por la presidenta del Panel Técnico de Concesiones, Catalina Binder, con fecha 12 de julio.

Según altas fuentes consultadas, hay disposición de ambas partes para llegar a un acuerdo y no esperar a una resolución del panel, aunque otra fuente precisa que actualmente no hay un proceso de negociación formal en curso.

Consultado el MOP, evitó referirse al tema. Por su parte, desde Nuevo Pudahuel señalaron: “Preferimos no referirnos a procesos que están actualmente en el Panel Técnico”, dijo Branko Karlezi, subgerente de comunicaciones de la concesionaria.

Ayer, el gerente general de Nuevo Pudahuel, Nicolas Claude, fue consultado sobre la relación que mantiene la empresa con el MOP: “Dependemos y trabajamos de la mano con el Ministerio de Obras Públicas. El proyecto del nuevo terminal está basado en la cooperación público-privada y no habrá éxito sin una cooperación, la que se está dando cada día (…). Hay diferencias, pero se arreglan como cualquiera en las instancias previstas para esto; eso no es un problema y no impacta en la calidad del trabajo diario que llevamos con el ministerio”, sostuvo.

Gobierno anuncia aumento de la dotación de personal en AMB

A fin de mantener bajo control los problemas derivados de la falta de capacidad que existe en el aeropuerto Arturo Merino Benítez (AMB) hasta 2020 -fecha en la que se prevé inaugurar el nuevo terminal internacional-, las autoridades a cargo del proyecto decidieron aumentar la dotación de personal. Esto incluye a Carabineros, personal de Aduanas, Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC), entre otros.

Actualmente, por el avance de la construcción es que el lugar se ha visto saturado, a lo que se suma el aumento de tráfico de pasajeros que se viene registrando hace algún tiempo.

Al respecto, el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, señaló que “hay poca capacidad espacial y de dotación de personal para poder atender a las personas, ya sea Policía Internacional, en Aduanas, el SAG y en todos aquellos servicios que tienen que servir a las personas. Todos los organismos involucrados han dispuesto de aquí en adelante dotación adicional especial para poder hacer frente a la situación”.

Ver Artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 20 de julio de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X