Domingo, Febrero 5, 2023

Amazon recibe autorización para dar internet satelital en Chile y se suma a firma de Elon Musk

DIARIO FINANCIERO – A menos de un mes de que Starlink -la compañía que brinda servicios de internet satelital del empresario Elon Musk- iniciara su oferta comercial en Chile, un conocido competidor en la industria estadounidense lo viene a desafiar: se trata de Jeff Bezos, el dueño de Amazon, quien a través de una subsidiaria obtuvo hace una semana la autorización para construir su primera base de operación en la Región Metropolitana, a través de su división satelital Kuiper System.

El 15 de septiembre pasado, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) dio el vamos para que el gigante tecnológico pueda “instalar, operar y explotar” tres estaciones en la comuna de San Pedro. De acuerdo a la publicación del Diario Oficial, Amazon tiene una concesión vigente por 30 años para dar servicios de internet satelital en todo el territorio nacional, continental e insular.

El titular de la Subtel, Francisco Moreno, explicó que esta iniciativa es parte de un portafolio de proyectos que buscan aumentar la conectividad en localidades remotas del país, utilizando diferentes tipos de tecnología. A su juicio, la inversión de ambas empresas “confirma el atractivo de Chile en materia de telecomunicaciones, donde empresas líderes en tecnología desarrollan proyectos icónicos que fortalecerán los esfuerzos que estamos desplegando por una mayor inclusión digital”.

Los dos proyectos tienen diferentes grados de avance. El de Elon Musk va más adelantado que el de Jeff Bezos, ya que tiene en funcionamiento dos pilotos en Sotomó (Los Lagos) y Caleta de Sierra (Coquimbo), que debutarán en diciembre de 2021.

Además, Starlink ya desplegó su oferta comercial, la cual parte en los $93.000 mensuales.

Pero Amazon, ahora con sus permisos, podrá comenzar a construir inmediatamente el triángulo de sus estaciones bases ubicadas en la denominada Carretera de la Fruta (Ruta 66). De hecho, para mantener la concesión, la empresa deberá iniciar obras en un plazo máximo de 180 días en el caso de la primera parte de su instalación, y de 900 días para la última fase.

El plan Kuiper

En abril de 2019 Amazon anunció una inversión de US$ 10.000 millones para desplegar una constelación de satélites y dar servicios de banda ancha a través del denominado Proyecto Kuiper. En total, son 3.236 equipos de órbita corta que se pondrán en funcionamiento alrededor de la tierra.

Según la página web de Amazon, “esta es una iniciativa de gran escala que requiere un esfuerzo y recursos significativos (…) no es el tipo de proyecto que puede comenzar con algo pequeño”.

Hasta el momento, la firma ofrece banda ancha de alta velocidad y baja latencia en Estados Unidos, pensado en lugares fuera del alcance de las redes inalámbricas o de fibra óptica tradicional. De hecho, el gigante tecnológico aseguró que el foco de su negocio es “cerrar la brecha digital” en ese país.

Asimismo, el objetivo a largo plazo es atender clientes en todo el mundo. “Familias que trabajan y aprenden juntas desde casa; científicos e investigadores que operan en lugares remotos; o socorristas que brindan ayuda en casos de desastre”, sostiene la tecnológica en su página web.

Amazon aseguró también que sus satélites proporcionarán cobertura de datos desde las latitudes 56 grados norte a 56 grados sur, donde se concentra más del 90% de la población mundial.

Unas semanas antes de conseguir los permisos de Subtel, la compañía anunció un plan de contratación de 55.000 personas a nivel mundial. Eso equivale a más de un tercio de la plantilla de Google al 30 de junio y casi el total de la de Facebook, informó Reuters.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 22 de Septiembre de 2021

DIARIO FINANCIERO – A menos de un mes de que Starlink -la compañía que brinda servicios de internet satelital del empresario Elon Musk- iniciara su oferta comercial en Chile, un conocido competidor en la industria estadounidense lo viene a desafiar: se trata de Jeff Bezos, el dueño de Amazon, quien a través de una subsidiaria obtuvo hace una semana la autorización para construir su primera base de operación en la Región Metropolitana, a través de su división satelital Kuiper System.

El 15 de septiembre pasado, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) dio el vamos para que el gigante tecnológico pueda “instalar, operar y explotar” tres estaciones en la comuna de San Pedro. De acuerdo a la publicación del Diario Oficial, Amazon tiene una concesión vigente por 30 años para dar servicios de internet satelital en todo el territorio nacional, continental e insular.

El titular de la Subtel, Francisco Moreno, explicó que esta iniciativa es parte de un portafolio de proyectos que buscan aumentar la conectividad en localidades remotas del país, utilizando diferentes tipos de tecnología. A su juicio, la inversión de ambas empresas “confirma el atractivo de Chile en materia de telecomunicaciones, donde empresas líderes en tecnología desarrollan proyectos icónicos que fortalecerán los esfuerzos que estamos desplegando por una mayor inclusión digital”.

Los dos proyectos tienen diferentes grados de avance. El de Elon Musk va más adelantado que el de Jeff Bezos, ya que tiene en funcionamiento dos pilotos en Sotomó (Los Lagos) y Caleta de Sierra (Coquimbo), que debutarán en diciembre de 2021.

Además, Starlink ya desplegó su oferta comercial, la cual parte en los $93.000 mensuales.

Pero Amazon, ahora con sus permisos, podrá comenzar a construir inmediatamente el triángulo de sus estaciones bases ubicadas en la denominada Carretera de la Fruta (Ruta 66). De hecho, para mantener la concesión, la empresa deberá iniciar obras en un plazo máximo de 180 días en el caso de la primera parte de su instalación, y de 900 días para la última fase.

El plan Kuiper

En abril de 2019 Amazon anunció una inversión de US$ 10.000 millones para desplegar una constelación de satélites y dar servicios de banda ancha a través del denominado Proyecto Kuiper. En total, son 3.236 equipos de órbita corta que se pondrán en funcionamiento alrededor de la tierra.

Según la página web de Amazon, “esta es una iniciativa de gran escala que requiere un esfuerzo y recursos significativos (…) no es el tipo de proyecto que puede comenzar con algo pequeño”.

Hasta el momento, la firma ofrece banda ancha de alta velocidad y baja latencia en Estados Unidos, pensado en lugares fuera del alcance de las redes inalámbricas o de fibra óptica tradicional. De hecho, el gigante tecnológico aseguró que el foco de su negocio es “cerrar la brecha digital” en ese país.

Asimismo, el objetivo a largo plazo es atender clientes en todo el mundo. “Familias que trabajan y aprenden juntas desde casa; científicos e investigadores que operan en lugares remotos; o socorristas que brindan ayuda en casos de desastre”, sostiene la tecnológica en su página web.

Amazon aseguró también que sus satélites proporcionarán cobertura de datos desde las latitudes 56 grados norte a 56 grados sur, donde se concentra más del 90% de la población mundial.

Unas semanas antes de conseguir los permisos de Subtel, la compañía anunció un plan de contratación de 55.000 personas a nivel mundial. Eso equivale a más de un tercio de la plantilla de Google al 30 de junio y casi el total de la de Facebook, informó Reuters.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 22 de Septiembre de 2021

TITULARES