Viernes, Junio 21, 2024

Agencia chilena promoverá cable submarino Humboldt

BNAMÉRICAS – La agencia estatal chilena Desarrollo País se embarcó en su mayor emprendimiento desde que comenzó a operar en 2019 al sumarse al proyecto para instalar el cable transpacífico de  US$450 millones Humboldt.

También planea ejecutar proyectos vía asociaciones público-privadas (APP) en otros sectores.

“No somos como el Ministerio de Obras Públicas, que hace una evaluación social, sino que nuestros proyectos, además de tener un impacto social, tienen que tener una rentabilidad privada positiva”, dijo el gerente general de Desarrollo País, Patricio Rey, durante un encuentro con periodistas, ocasión en que enfatizó que la agencia está legalmente obligada a tener proyectos rentables.

La entidad se creó como un fondo de infraestructura que recibiría los ingresos de todas las carreteras operadas por el Ministerio de Obras Públicas una vez que finalizaran los períodos de concesión, según el proyecto de ley original aprobado a principios de 2018.

Sin embargo, la agencia no obtuvo estos fondos porque las concesiones se extendieron más allá de los plazos contractuales originales.

Desarrollo País comenzó a investigar qué tipo de proyectos podría llevar a cabo, inspirándose en agencias estatales similares de Colombia y Canadá, expertas en APP.

Posteriormente elaboró un plan quinquenal, actualizado cada año, con proyectos planificados en infraestructura, vivienda, rehabilitación urbana y digitalización.

Por ejemplo, Desarrollo País acaba de iniciar un proyecto de colaboración con el operador Metro para edificar viviendas en áreas cercanas a las estaciones de la red de metro.

Como Metro solo puede expropiar o comprar terrenos para el acceso a las estaciones, Desarrollo País compró terrenos adicionales cerca de la futura estación Lo Errázuriz de la Línea 6 para desarrollar proyectos inmobiliarios.

Este piloto se extendería a otras líneas de metro este año, indicó Rey.

El portafolio de Desarrollo País incluye APP para operar terminales de buses en Santiago, rehabilitar barrios históricos y ayudar en la instalación de infraestructura de carga para buses eléctricos fuera de la capital.

CABLE HUMBOLDT

Consultado por BNamericas sobre el financiamiento del cable, que conectará Sudamérica, Oceanía y Asia, Rey dijo que se espera que Chile cubra entre US$25 millones y US$100 millones de los costos.

El rango dependerá, pues Chile está considerando la posibilidad de aumentar su participación en la asociación con Google si aumenta la demanda.

El cable tendrá 16 pares de fibra óptica y cada uno costará alrededor de US$25 millones, según Rey.

Otro factor que podría subir la participación de Chile en el financiamiento es un enlace con Rapa Nui, lo que, según el titular de la agencia, costaría otros US$30 millones.

El cable de 14.800km se extenderá entre Valparaíso, en la costa central de Chile, y Sídney, en Australia, y contará con una estación de aterrizaje en Tahití. Su capacidad ascenderá a 400Gbps y sus operaciones partirían en 2026.

Rey destacó que, ante el mayor riesgo de un conflicto armado en el mar de la China Meridional, donde hay un gran número de cables submarinos, proyectos como el cable Humboldt se vuelven más atractivos al evitar la zona.

Agregó que Brasil, Paraguay y Argentina también están interesados en el proyecto y podrían cerrar acuerdos de compra de capacidad en el futuro.

Ver reportaje

Fuente: BNAméricas, Martes 6 de Febrero de 2024

BNAMÉRICAS – La agencia estatal chilena Desarrollo País se embarcó en su mayor emprendimiento desde que comenzó a operar en 2019 al sumarse al proyecto para instalar el cable transpacífico de  US$450 millones Humboldt.

También planea ejecutar proyectos vía asociaciones público-privadas (APP) en otros sectores.

“No somos como el Ministerio de Obras Públicas, que hace una evaluación social, sino que nuestros proyectos, además de tener un impacto social, tienen que tener una rentabilidad privada positiva”, dijo el gerente general de Desarrollo País, Patricio Rey, durante un encuentro con periodistas, ocasión en que enfatizó que la agencia está legalmente obligada a tener proyectos rentables.

La entidad se creó como un fondo de infraestructura que recibiría los ingresos de todas las carreteras operadas por el Ministerio de Obras Públicas una vez que finalizaran los períodos de concesión, según el proyecto de ley original aprobado a principios de 2018.

Sin embargo, la agencia no obtuvo estos fondos porque las concesiones se extendieron más allá de los plazos contractuales originales.

Desarrollo País comenzó a investigar qué tipo de proyectos podría llevar a cabo, inspirándose en agencias estatales similares de Colombia y Canadá, expertas en APP.

Posteriormente elaboró un plan quinquenal, actualizado cada año, con proyectos planificados en infraestructura, vivienda, rehabilitación urbana y digitalización.

Por ejemplo, Desarrollo País acaba de iniciar un proyecto de colaboración con el operador Metro para edificar viviendas en áreas cercanas a las estaciones de la red de metro.

Como Metro solo puede expropiar o comprar terrenos para el acceso a las estaciones, Desarrollo País compró terrenos adicionales cerca de la futura estación Lo Errázuriz de la Línea 6 para desarrollar proyectos inmobiliarios.

Este piloto se extendería a otras líneas de metro este año, indicó Rey.

El portafolio de Desarrollo País incluye APP para operar terminales de buses en Santiago, rehabilitar barrios históricos y ayudar en la instalación de infraestructura de carga para buses eléctricos fuera de la capital.

CABLE HUMBOLDT

Consultado por BNamericas sobre el financiamiento del cable, que conectará Sudamérica, Oceanía y Asia, Rey dijo que se espera que Chile cubra entre US$25 millones y US$100 millones de los costos.

El rango dependerá, pues Chile está considerando la posibilidad de aumentar su participación en la asociación con Google si aumenta la demanda.

El cable tendrá 16 pares de fibra óptica y cada uno costará alrededor de US$25 millones, según Rey.

Otro factor que podría subir la participación de Chile en el financiamiento es un enlace con Rapa Nui, lo que, según el titular de la agencia, costaría otros US$30 millones.

El cable de 14.800km se extenderá entre Valparaíso, en la costa central de Chile, y Sídney, en Australia, y contará con una estación de aterrizaje en Tahití. Su capacidad ascenderá a 400Gbps y sus operaciones partirían en 2026.

Rey destacó que, ante el mayor riesgo de un conflicto armado en el mar de la China Meridional, donde hay un gran número de cables submarinos, proyectos como el cable Humboldt se vuelven más atractivos al evitar la zona.

Agregó que Brasil, Paraguay y Argentina también están interesados en el proyecto y podrían cerrar acuerdos de compra de capacidad en el futuro.

Ver reportaje

Fuente: BNAméricas, Martes 6 de Febrero de 2024

TITULARES