Lunes, Junio 21, 2021

Abren segunda licitación para extender el metro a La Calera

EL MERCURIO DE VALPARAÍSO – Cumpliendo con los plazos que se autoimpuso el presidente del directorio, Pedro Pablo Errázuriz, la Empresa de los Ferrocarriles del Estado (EFE) publicó este lunes la nueva licitación para desarrollar los estudios de ingeniería básica sobre la extensión de Metro Valparaíso hacia Quillota y La Calera.

A fines de septiembre, el exministro de Transpones tuvo que salir a dar explicaciones luego que la estatal acordara declarar desierta la primera licitación, pese a que llevaban más de nueve meses trabajando en ella. La respuesta que en ese minuto se le dio a los alcaldes y parlamentarios de la zona fue que de las tres ofertas recibidas, una estaba muy por debajo del presupuesto -lo que hacía suponer que no se cumplirían los estándares exigidos-, y que las otras excedían con creces los recursos asignados.

La situación fue lamentada por el propio Errázuriz, quien en ese oportunidad aseguró que el cronograma iba a variar “sólo algunos meses”. Sin embargo, a partir de las presiones de algunos personeros de la zona interior; el presidente del directorio se comprometió a levantar la nueva licitación en noviembre, tal como ocurrió.

“En la primera revisión dijimos que nos íbamos a demorar cuatro meses en salir con el proceso. Apretamos los plazos y señalamos que la licitación estaría el 30 de noviembre y terminamos saliendo antes, lo que demuestra que estamos súper comprometidos con el proyecto y que de verdad había una dificultad en la licitación original que hizo que desgraciadamente no pudiéramos adjudicarla”, explicó ayer a este Diario el exministro.

EXCLUYEN “AVANZADA”

Si bien el nuevo llamado también tiene como objetivo entregar las bases para luego poder licitar la ingeniería de detalle y la construcción, la principal diferencia es que el proceso de ahora sólo se denominó “Ingeniería básica”, mientras que la primera licitación se llamaba “Ingeniería básica avanzada”.

Al respecto, Errázuriz reconoció que “nosotros quisimos en la licitación original avanzar un poco más allá y eso produjo confusión”. “En las bases habían ambigüedades que ahora se precisaron. En esta nueva licitación hay alternativas mucho más precisas y, por lo tanto, las ofertas van a ser más parecidas, competitivas y en la línea de lo que nosotros necesitamos”, indicó.

En el detalle, la exclusión de la palabra “avanzada” se traduce en que en esta oportunidad la empresa decidió omitir distintas alternativas que solicitó estudiar en un comienzo.

“Además del proyecto principal, se deberán cotizar algunos proyectos opcionales que formarán parte de la evaluación técnica y económica de los antecedentes. En el sector de Quillota y La Calera se han solicitado modificaciones al proyecto, las cuales podrán ser activadas por el mandante en caso necesario”, indicaba la primera licitación.

Algunas de esas solicitudes consistían en evaluar un cambio de trazado entre las estaciones de Quillota y San Pedro para que la línea estuviera más cerca de la Autopista Los Andes. Otra de las peticiones era estudiar la habilitación de una nueva estación en el sector Callejón Lo Guerra, en La Calera, además de la instalación de un paso vehicular desnivelado en la misma zona y aumentar los pasos peatonales soterrados.

Consultado al respecto, Errázuriz aseguró que durante estos años “ya se ha hecho harta ingeniería y sabemos cuál es la opción más eficiente y la que tiene rentabilidad social”.

“Las bases fueron elaboradas en función de esa solución y, por lo tanto, es la alternativa más efectiva para que luego sea aprobada”, sostuvo el timonel de EFE, quien de todas maneras no le cerró la puerta a eventuales cambios al proyecto original. “Siempre se pueden hacer alternativas y las bases lo permiten, pero nosotros queremos que la oferta principal sea la solución que ya está aprobada por el Ministerio de Desarrollo Social”, sostuvo.

MONTOS Y PLAZOS

Sobre el proyecto mismo, la empresa fijó una duración de dos años para elaborar la ingeniería básica, cuyo presupuesto referencial asciende a los US$ 5,5 millones. Durante esa etapa, además, el adjudicatario deberá tramitar la Resolución de Calificación Ambiental.

En cuanto a los plazos, las ofertas técnicas y económicas se abrirán en marzo y abril próximo, mientras que la adjudicación se estima para mayo.

“Aunque nos atrasamos un poco, creo que con estas bases es posible que se pueda recuperar el tiempo perdido gracias a que estamos siendo mucho más específicos que la vez anterior”, afinó Errázuriz.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio de Valparaíso, Miércoles 28 de noviembre de 2018

EL MERCURIO DE VALPARAÍSO – Cumpliendo con los plazos que se autoimpuso el presidente del directorio, Pedro Pablo Errázuriz, la Empresa de los Ferrocarriles del Estado (EFE) publicó este lunes la nueva licitación para desarrollar los estudios de ingeniería básica sobre la extensión de Metro Valparaíso hacia Quillota y La Calera.

A fines de septiembre, el exministro de Transpones tuvo que salir a dar explicaciones luego que la estatal acordara declarar desierta la primera licitación, pese a que llevaban más de nueve meses trabajando en ella. La respuesta que en ese minuto se le dio a los alcaldes y parlamentarios de la zona fue que de las tres ofertas recibidas, una estaba muy por debajo del presupuesto -lo que hacía suponer que no se cumplirían los estándares exigidos-, y que las otras excedían con creces los recursos asignados.

La situación fue lamentada por el propio Errázuriz, quien en ese oportunidad aseguró que el cronograma iba a variar “sólo algunos meses”. Sin embargo, a partir de las presiones de algunos personeros de la zona interior; el presidente del directorio se comprometió a levantar la nueva licitación en noviembre, tal como ocurrió.

“En la primera revisión dijimos que nos íbamos a demorar cuatro meses en salir con el proceso. Apretamos los plazos y señalamos que la licitación estaría el 30 de noviembre y terminamos saliendo antes, lo que demuestra que estamos súper comprometidos con el proyecto y que de verdad había una dificultad en la licitación original que hizo que desgraciadamente no pudiéramos adjudicarla”, explicó ayer a este Diario el exministro.

EXCLUYEN “AVANZADA”

Si bien el nuevo llamado también tiene como objetivo entregar las bases para luego poder licitar la ingeniería de detalle y la construcción, la principal diferencia es que el proceso de ahora sólo se denominó “Ingeniería básica”, mientras que la primera licitación se llamaba “Ingeniería básica avanzada”.

Al respecto, Errázuriz reconoció que “nosotros quisimos en la licitación original avanzar un poco más allá y eso produjo confusión”. “En las bases habían ambigüedades que ahora se precisaron. En esta nueva licitación hay alternativas mucho más precisas y, por lo tanto, las ofertas van a ser más parecidas, competitivas y en la línea de lo que nosotros necesitamos”, indicó.

En el detalle, la exclusión de la palabra “avanzada” se traduce en que en esta oportunidad la empresa decidió omitir distintas alternativas que solicitó estudiar en un comienzo.

“Además del proyecto principal, se deberán cotizar algunos proyectos opcionales que formarán parte de la evaluación técnica y económica de los antecedentes. En el sector de Quillota y La Calera se han solicitado modificaciones al proyecto, las cuales podrán ser activadas por el mandante en caso necesario”, indicaba la primera licitación.

Algunas de esas solicitudes consistían en evaluar un cambio de trazado entre las estaciones de Quillota y San Pedro para que la línea estuviera más cerca de la Autopista Los Andes. Otra de las peticiones era estudiar la habilitación de una nueva estación en el sector Callejón Lo Guerra, en La Calera, además de la instalación de un paso vehicular desnivelado en la misma zona y aumentar los pasos peatonales soterrados.

Consultado al respecto, Errázuriz aseguró que durante estos años “ya se ha hecho harta ingeniería y sabemos cuál es la opción más eficiente y la que tiene rentabilidad social”.

“Las bases fueron elaboradas en función de esa solución y, por lo tanto, es la alternativa más efectiva para que luego sea aprobada”, sostuvo el timonel de EFE, quien de todas maneras no le cerró la puerta a eventuales cambios al proyecto original. “Siempre se pueden hacer alternativas y las bases lo permiten, pero nosotros queremos que la oferta principal sea la solución que ya está aprobada por el Ministerio de Desarrollo Social”, sostuvo.

MONTOS Y PLAZOS

Sobre el proyecto mismo, la empresa fijó una duración de dos años para elaborar la ingeniería básica, cuyo presupuesto referencial asciende a los US$ 5,5 millones. Durante esa etapa, además, el adjudicatario deberá tramitar la Resolución de Calificación Ambiental.

En cuanto a los plazos, las ofertas técnicas y económicas se abrirán en marzo y abril próximo, mientras que la adjudicación se estima para mayo.

“Aunque nos atrasamos un poco, creo que con estas bases es posible que se pueda recuperar el tiempo perdido gracias a que estamos siendo mucho más específicos que la vez anterior”, afinó Errázuriz.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio de Valparaíso, Miércoles 28 de noviembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X