Lunes, Mayo 17, 2021

A fines de febrero se habilitará la obra que separa los flujos locales de avenida Kennedy

EL MERCURIO – Los choques a alta velocidad contra los edificios ubicados frente al Club de Golf Los Leones tenían hartos a los vecinos de ese sector de Las Condes.

Frente a sus viviendas, y pese a que tenía un límite de 60 km/h, la avenida Kennedy se fue transformando en una pista de alta velocidad, tendencia que se acentuó en 2004, cuando el eje pasó a ser parte de la autopista Costanera Norte.

Así, a medida que el flujo de la autopista comenzó a aumentar, los impactos a alta velocidad en los dos kilómetros que hay entre Américo Vespucio y la ex Rotonda Pérez Zujovic dejaron de ser una excepción.

El túnel del cambio

Así, desde hace una década los vecinos venían reclamando una solución de seguridad vial que le devolviera el carácter residencial al barrio. Y paradojalmente, el incremento del tránsito fue lo que les permitió conseguir su objetivo: la congestión que sufría el tramo en la hora punta obligó a ejecutar el plan Santiago Centro Oriente, que trajo consigo un túnel bajo el club de golf para los vehículos provenientes del centro y de Providencia que se dirigen al sector oriente.

La obra hizo posible iniciar una transformación de las calzadas de avenida Kennedy en ese tramo. Hoy se trabaja en habilitar tres pistas expresas para los conductores que viajan desde Las Condes al centro, mientras las otras dos quedarán segregadas como caleteras, más lentas, para los vehículos que se movilizan dentro de Vitacura entre los edificios y las calles locales.

Las faenas ya superan el 50% de avance y, según la concesionaria Grupo Costanera, estarán terminadas a fin de febrero, casi un mes antes de lo establecido en el contrato.

“Las obras en la superficie de avenida Kennedy están avanzando rápidamente y estamos haciendo todos nuestros esfuerzos para terminar a fin de febrero, aunque quedarán algunos trabajos pendientes para comienzos de marzo”, precisó Costanera Norte. Añadió que los trabajos “significan una gran transformación vial, que aparte de ampliar la capacidad vial, permiten dividir los flujos locales de los expresos”.

La Coordinación de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas, en tanto, aseguró que la obra “supone un beneficio directo para quienes se trasladan a diario por este sector, ya que podrán contar con viajes más rápidos, menos tacos y mayores niveles de seguridad”.

Las obras consisten en habilitar tres pistas de 3,5 metros de ancho cada una y dos locales de 3,25 metros cada una. El bandejón central tendrá barreras de seguridad, rejas de protección y un área verde.

Nueva área verde

En paralelo, Costanera Norte también está avanzando en el término de las obras de paisajismo en el nudo Vespucio-Kennedy, de casi dos hectáreas. Ahí se entregará un gran espacio en torno a la plaza René Schneider, que ahora será más accesible para los vecinos.

Este último espacio sería entregado a fines de marzo.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 26 de enero de 2018

EL MERCURIO – Los choques a alta velocidad contra los edificios ubicados frente al Club de Golf Los Leones tenían hartos a los vecinos de ese sector de Las Condes.

Frente a sus viviendas, y pese a que tenía un límite de 60 km/h, la avenida Kennedy se fue transformando en una pista de alta velocidad, tendencia que se acentuó en 2004, cuando el eje pasó a ser parte de la autopista Costanera Norte.

Así, a medida que el flujo de la autopista comenzó a aumentar, los impactos a alta velocidad en los dos kilómetros que hay entre Américo Vespucio y la ex Rotonda Pérez Zujovic dejaron de ser una excepción.

El túnel del cambio

Así, desde hace una década los vecinos venían reclamando una solución de seguridad vial que le devolviera el carácter residencial al barrio. Y paradojalmente, el incremento del tránsito fue lo que les permitió conseguir su objetivo: la congestión que sufría el tramo en la hora punta obligó a ejecutar el plan Santiago Centro Oriente, que trajo consigo un túnel bajo el club de golf para los vehículos provenientes del centro y de Providencia que se dirigen al sector oriente.

La obra hizo posible iniciar una transformación de las calzadas de avenida Kennedy en ese tramo. Hoy se trabaja en habilitar tres pistas expresas para los conductores que viajan desde Las Condes al centro, mientras las otras dos quedarán segregadas como caleteras, más lentas, para los vehículos que se movilizan dentro de Vitacura entre los edificios y las calles locales.

Las faenas ya superan el 50% de avance y, según la concesionaria Grupo Costanera, estarán terminadas a fin de febrero, casi un mes antes de lo establecido en el contrato.

“Las obras en la superficie de avenida Kennedy están avanzando rápidamente y estamos haciendo todos nuestros esfuerzos para terminar a fin de febrero, aunque quedarán algunos trabajos pendientes para comienzos de marzo”, precisó Costanera Norte. Añadió que los trabajos “significan una gran transformación vial, que aparte de ampliar la capacidad vial, permiten dividir los flujos locales de los expresos”.

La Coordinación de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas, en tanto, aseguró que la obra “supone un beneficio directo para quienes se trasladan a diario por este sector, ya que podrán contar con viajes más rápidos, menos tacos y mayores niveles de seguridad”.

Las obras consisten en habilitar tres pistas de 3,5 metros de ancho cada una y dos locales de 3,25 metros cada una. El bandejón central tendrá barreras de seguridad, rejas de protección y un área verde.

Nueva área verde

En paralelo, Costanera Norte también está avanzando en el término de las obras de paisajismo en el nudo Vespucio-Kennedy, de casi dos hectáreas. Ahí se entregará un gran espacio en torno a la plaza René Schneider, que ahora será más accesible para los vecinos.

Este último espacio sería entregado a fines de marzo.

Ver artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 26 de enero de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X