Sábado, Mayo 18, 2024

En 2025 operará el tren a Melipilla, que incluirá dos conexiones al metro

EL MERCURIO – Fue un largo camino el que tuvo que recorrer la propuesta de un tren para unir Santiago con Melipilla. En 2013, durante su primer mandato, el Presidente Sebastián Piñera anunció el proyecto que desde 2015 estaba siendo analizado por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA). Pero los cuatro años de espera se terminaron ayer, luego de que en una sesión extraordinaria, y de forma unánime, se decidiera aprobar la iniciativa.
Tras hacerse pública la decisión, el mandatario se refirió en La Moneda a la futura construcción ferroviaria: “Es un proyecto que sé que lo han esperado por mucho tiempo muchos compatriotas (…). En promedio, con el ahorro de tiempo del tren, que va entre 40 minutos y una hora, las personas van a ganar 22 días al año”.
La iniciativa permitirá viajar de la capital a Melipilla en 46 minutos, 74 menos de las dos horas que actualmente toma el trayecto en bus.
Para la intendenta Metropolitana, Karla Rubilar, “esto significa un cambio completo en la calidad de vida de las personas de estas provincias. Fue un trabajo arduo”.
Ocho comunas
El proyecto contempla 11 estaciones en un trazado de 61 kilómetros de extensión. Según las estimaciones del Gobierno, debería operar a partir de 2025.
Dos de las paradas serán punto de conexión con las líneas 1 y 6 del metro (Alameda y Nueva Estación Central).
La ministra de Transportes, Gloria Hutt, dijo que el proyecto, que abarcará a ocho comunas, tendrá 22 trenes eléctricos.
Se espera que el servicio movilice a 60 millones de pasajeros anuales, lo que en palabras de Pedro Pablo Errázuriz, presidente de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), es “mucho más” de lo que la compañía mueve hoy en todos sus servicios.
El futuro tren, que tiene un presupuesto de US$ 1.560 millones, funcionará con tarifa integrada a Transantiago entre Santiago y la estación Ciudad Satélite, en Maipú. Entre esa parada y Melipilla, el pago se realizará por tramo recorrido, como ocurre hoy con los de Valparaíso y de Rancagua.
Ver artículo
Fuente: El Mercurio, Jueves 16 de Mayo de 2019

EL MERCURIO – Fue un largo camino el que tuvo que recorrer la propuesta de un tren para unir Santiago con Melipilla. En 2013, durante su primer mandato, el Presidente Sebastián Piñera anunció el proyecto que desde 2015 estaba siendo analizado por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA). Pero los cuatro años de espera se terminaron ayer, luego de que en una sesión extraordinaria, y de forma unánime, se decidiera aprobar la iniciativa.
Tras hacerse pública la decisión, el mandatario se refirió en La Moneda a la futura construcción ferroviaria: “Es un proyecto que sé que lo han esperado por mucho tiempo muchos compatriotas (…). En promedio, con el ahorro de tiempo del tren, que va entre 40 minutos y una hora, las personas van a ganar 22 días al año”.
La iniciativa permitirá viajar de la capital a Melipilla en 46 minutos, 74 menos de las dos horas que actualmente toma el trayecto en bus.
Para la intendenta Metropolitana, Karla Rubilar, “esto significa un cambio completo en la calidad de vida de las personas de estas provincias. Fue un trabajo arduo”.
Ocho comunas
El proyecto contempla 11 estaciones en un trazado de 61 kilómetros de extensión. Según las estimaciones del Gobierno, debería operar a partir de 2025.
Dos de las paradas serán punto de conexión con las líneas 1 y 6 del metro (Alameda y Nueva Estación Central).
La ministra de Transportes, Gloria Hutt, dijo que el proyecto, que abarcará a ocho comunas, tendrá 22 trenes eléctricos.
Se espera que el servicio movilice a 60 millones de pasajeros anuales, lo que en palabras de Pedro Pablo Errázuriz, presidente de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), es “mucho más” de lo que la compañía mueve hoy en todos sus servicios.
El futuro tren, que tiene un presupuesto de US$ 1.560 millones, funcionará con tarifa integrada a Transantiago entre Santiago y la estación Ciudad Satélite, en Maipú. Entre esa parada y Melipilla, el pago se realizará por tramo recorrido, como ocurre hoy con los de Valparaíso y de Rancagua.
Ver artículo
Fuente: El Mercurio, Jueves 16 de Mayo de 2019

TITULARES