Martes, Enero 31, 2023

Vivienda afina plan reactivador pospandemia que busca generar 500 mil empleos en dos años

DIARIO FINANCIERO – El subsecretario de Vivienda, Guillermo Rolando, participó en el diseño de la reconstrucción posterremoto del año 2010, y ahora tiene una nueva tarea a cargo de identificar los proyectos que integrarán el plan para dinamizar el empleo pospandemia, que a pedido del Presidente Sebastián Piñera, debe estar listo a fines de agosto y que se encuentra en elaboración junto a la Dirección de Presupuestos (Dipres) y el ministerio de Hacienda.
Rolando (45 años, sin militancia política) es ingeniero civil de la Universidad Católica y Máster en Políticas Públicas de Harvard. Ha trabajado por más de quince años en proyectos de desarrollo y superación de pobreza, tanto en sus diseños como en las fases de implementación. Fue asesor en temas de política habitacional del gobierno de Argentina y de Haití, en institucionalidad de vivienda. También fue consultor del Banco Mundial y del BID en Perú y República Dominicana.


En emprendimiento social fue cofundador y director ejecutivo de América Solidaria, actualmente es miembro del directorio; y también participó del equipo que creó el agua purificada LATE (firma solidaria que dona 100% de utilidades a fundaciones sociales).
El subsecretario trabajó junto al exministro Cristián Monckeberg en el plan pospandemia y ahora ya se ha reunido con el actual titular del Minvu, Felipe Ward, para seguir adelante con la preparación de los proyectos que conformarán el plan reactivador intensivo en mano de obra, pensando en dos años.
La instrucción presidencial es muy clara, dice Rolando, “proyectos que generen bienestar social y muchas fuentes de trabajo”. Por lo mismo, añade, la estimación de “empleabilidad a generar con el plan, la estamos revisando con Dipres, para lograr este año pasar de 180 mil fuentes laborales programadas originalmente a 250 mil y repetir el alza en el ejercicio 2021 nuevamente llegando a 250 mil empleos. La propuesta completa estará en máximo 10 días, ya lo hablamos con el ministro para tener los costos afinados y saber los recursos que se necesitan. Todo pensado en que se puedan comenzar a ejecutar en el último cuatrimestre”.
Rolando explica que un programa habitacional requiere diseño y aprobaciones “en estos tres meses hemos estado en eso, ya tenemos hoy un abanico importante de obras y proyectos que estarían disponibles, lo estamos diseñando para que en agosto tengamos un grupo amplio de obras nuevas disponibles para la reactivación”.
El Minvu puede ser un “actor esencial”
Destaca que como Minvu pueden ser “un actor esencial, porque es una cartera que tiene una capilaridad amplia en todo el país; no solo construimos grandes proyectos de viviendas, también reparaciones de casas y obras menores, esto nos permite trabajar principalmente con empresas medianas y chicas. Una reactivación para todo el país”, indicó.
Rolando sostiene que “lo que nos pide el Presidente es que preparemos un plan a través de nuestras distintas líneas como de integración social; por ejemplo, el mes pasado se cerró la postulación de estos programas y postularon proyectos asociados a 87 mil viviendas. Nosotros tenemos 35 mil soluciones contempladas para este año, pero creemos que van quedar en lista de espera un número grande de proyectos disponibles para cuando logremos acuerdo con Hacienda”.
“Ladrillo pegado, ladrillo pagado”
El subsecretario señala que la situación generada por una disminución de su presupuesto no afecta al desempeño y obras en ejecución. “Tenemos un presupuesto para este año de 3 billones de pesos y se nos reduce -conversado con Dipres- en $ 500 mil millones, pero no es una dicotomía, está asociado a la estimación que el impacto del Covid tendría en estos meses en las ejecuciones del ministerio, tanto en las obras urbanas como habitacionales, entonces, hemos transmitido de que el ladrillo pegado, será ladrillo pagado, en el sentido que cualquier obra que esté en ejecución va a tener los recursos. Pagamos todos los viernes y hemos tenido la caja suficiente para las obras, aunque sabemos que se relentizarán algunas”.
A modo de ejemplo plantea que la ejecución de abril de este año es la misma de 2019, es decir, “afortunadamente hemos logrado que el motor del Minvu no se detenga y que las cosas sigan funcionando”.
Del programa reactivador, dice que “los puntos más certeros que tenemos hoy es que hay capacidad de construir 20 mil unidades de viviendas en los proyectos de reintegración, y queremos tener un volumen importante de viviendas para grupos vulnerables superior a lo que tenemos presupuestado y esas son las líneas que estamos preparando para que partan el segundo semestre”.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Jueves 02 de Julio de 2020

DIARIO FINANCIERO – El subsecretario de Vivienda, Guillermo Rolando, participó en el diseño de la reconstrucción posterremoto del año 2010, y ahora tiene una nueva tarea a cargo de identificar los proyectos que integrarán el plan para dinamizar el empleo pospandemia, que a pedido del Presidente Sebastián Piñera, debe estar listo a fines de agosto y que se encuentra en elaboración junto a la Dirección de Presupuestos (Dipres) y el ministerio de Hacienda.
Rolando (45 años, sin militancia política) es ingeniero civil de la Universidad Católica y Máster en Políticas Públicas de Harvard. Ha trabajado por más de quince años en proyectos de desarrollo y superación de pobreza, tanto en sus diseños como en las fases de implementación. Fue asesor en temas de política habitacional del gobierno de Argentina y de Haití, en institucionalidad de vivienda. También fue consultor del Banco Mundial y del BID en Perú y República Dominicana.


En emprendimiento social fue cofundador y director ejecutivo de América Solidaria, actualmente es miembro del directorio; y también participó del equipo que creó el agua purificada LATE (firma solidaria que dona 100% de utilidades a fundaciones sociales).
El subsecretario trabajó junto al exministro Cristián Monckeberg en el plan pospandemia y ahora ya se ha reunido con el actual titular del Minvu, Felipe Ward, para seguir adelante con la preparación de los proyectos que conformarán el plan reactivador intensivo en mano de obra, pensando en dos años.
La instrucción presidencial es muy clara, dice Rolando, “proyectos que generen bienestar social y muchas fuentes de trabajo”. Por lo mismo, añade, la estimación de “empleabilidad a generar con el plan, la estamos revisando con Dipres, para lograr este año pasar de 180 mil fuentes laborales programadas originalmente a 250 mil y repetir el alza en el ejercicio 2021 nuevamente llegando a 250 mil empleos. La propuesta completa estará en máximo 10 días, ya lo hablamos con el ministro para tener los costos afinados y saber los recursos que se necesitan. Todo pensado en que se puedan comenzar a ejecutar en el último cuatrimestre”.
Rolando explica que un programa habitacional requiere diseño y aprobaciones “en estos tres meses hemos estado en eso, ya tenemos hoy un abanico importante de obras y proyectos que estarían disponibles, lo estamos diseñando para que en agosto tengamos un grupo amplio de obras nuevas disponibles para la reactivación”.
El Minvu puede ser un “actor esencial”
Destaca que como Minvu pueden ser “un actor esencial, porque es una cartera que tiene una capilaridad amplia en todo el país; no solo construimos grandes proyectos de viviendas, también reparaciones de casas y obras menores, esto nos permite trabajar principalmente con empresas medianas y chicas. Una reactivación para todo el país”, indicó.
Rolando sostiene que “lo que nos pide el Presidente es que preparemos un plan a través de nuestras distintas líneas como de integración social; por ejemplo, el mes pasado se cerró la postulación de estos programas y postularon proyectos asociados a 87 mil viviendas. Nosotros tenemos 35 mil soluciones contempladas para este año, pero creemos que van quedar en lista de espera un número grande de proyectos disponibles para cuando logremos acuerdo con Hacienda”.
“Ladrillo pegado, ladrillo pagado”
El subsecretario señala que la situación generada por una disminución de su presupuesto no afecta al desempeño y obras en ejecución. “Tenemos un presupuesto para este año de 3 billones de pesos y se nos reduce -conversado con Dipres- en $ 500 mil millones, pero no es una dicotomía, está asociado a la estimación que el impacto del Covid tendría en estos meses en las ejecuciones del ministerio, tanto en las obras urbanas como habitacionales, entonces, hemos transmitido de que el ladrillo pegado, será ladrillo pagado, en el sentido que cualquier obra que esté en ejecución va a tener los recursos. Pagamos todos los viernes y hemos tenido la caja suficiente para las obras, aunque sabemos que se relentizarán algunas”.
A modo de ejemplo plantea que la ejecución de abril de este año es la misma de 2019, es decir, “afortunadamente hemos logrado que el motor del Minvu no se detenga y que las cosas sigan funcionando”.
Del programa reactivador, dice que “los puntos más certeros que tenemos hoy es que hay capacidad de construir 20 mil unidades de viviendas en los proyectos de reintegración, y queremos tener un volumen importante de viviendas para grupos vulnerables superior a lo que tenemos presupuestado y esas son las líneas que estamos preparando para que partan el segundo semestre”.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Jueves 02 de Julio de 2020

TITULARES