Jueves, Mayo 23, 2024

¿Viene un próximo salto al 6G?: industria abre la discusión para entrar en la nueva generación tecnológica

DIARIO FINANCIERO – Huawei, uno de los mayores proveedores de la región, considera que desplegar esta nueva generación es prematuro y propone una solución intermedia allanando el camino para 5.5G con una actualización de las antenas actuales

Durante tres días se celebró la Mobile World Congress (MWC) en Barcelona, la feria tecnológica más importante del mundo con 2.000 expositores y 80.000 espectadores. Bajo el lema “Velocity” organizado por el dueño de casa -la Asociación Global del Ecosistema Móvil (GSMA, por su sigla en inglés)- se discutieron temas claves que marcarán la agenda en 2023: metaverso, realidad virtual, redes abiertas y el desarrollo del 6G.

Justamente los desarrolladores europeos y norteamericanos pusieron acento a la irrupción del 6G en el mundo, pese a que la tecnología 5G recién se está desplegando en los países latinoamericanos. Chile, lleva la delantera en la región en esta materia, porque ya cuenta con un tendido en construcción y tres operadores que están empujando con fuerza el despliegue de las antenas. En paralelo, el Gobierno se comprometió a lanzar un segundo concurso para entregar más recurso radioeléctrico a la industria.

“El mundo requiere 6G para 2030, pero antes tenemos que preparar el camino con el espectro. Esta mayor capacidad es necesaria para que la industria siga creciendo”, explicó Ross Bateson, Senior Regulatory Adviser de GSMA.

Según estadísticas de la asociación, en el mundo existen 900 millones de usuarios activos de 5G. En detalle, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) calcula que Chile aporta cerca de cuatro millones de ese total.

En este marco, Huawei -uno de los principales proveedores tecnológicos en Sudamérica-, puso sus reparos al próximo salto a 6G. ¿Por qué pensar en la nueva generación si aún hay países en la región que necesitan transitar desde el 3G hacia adelante?, fue la pregunta central planteada en su exposición.

Latinoamérica y el 5G

El cuestionamiento de la compañía china surge al mirar la situación de Latinoamérica, uno de los continentes más atrasados en términos del índice de conectividad. Y es que países como Chile, Brasil, México, República Dominicana y Guatemala, encabezan el desarrollo de la red 5G, pero Colombia, Perú, Argentina y Uruguay aún están en proceso de armar sus subastas.

Dado el desfase entre los distintos procesos, Paul Scanlan -asesor del presidente de Carrier Business Group en Huawei- dijo que es muy pronto para pensar en despliegue de 6G en Latinoamérica. A su juicio, la principal piedra de tope es la inversión, ya que todavía los operadores están pagando el despliegue de 5G que falta para alcanzar su máxima capacidad.

Y un segundo ingrediente que se añade son las políticas regulatorias vigentes en parte importante de Latinoamérica, las cuales -a diferencia de territorios líderes en despliegue 5-G, tienen normativas complejas que no facilitan las adquisiciones de espectro.

Durante su exposición, Scalan aterrizó la discusión: antes de pensar en 6G es necesario que la industria evalúe una solución intermedia, como el 5.5G, la cual permitirá avanzar en tecnología menos costosa, pero más eficiente para profundizar la conectividad, más considerando que algunas zonas de la región incluso todavía carecen de 3G.

Aún así, la compañía china está trabajando desde 2017 en tecnología compatible con 6G y, en línea con la industria, lanzará sus primeros productos en este estándar en 2030.

¿Qué es 6G?

La sexta generación de redes móviles de alta velocidad está desarrollándose en países como China, EEUU, Japón, Europa y Corea del Sur. En concreto, se trata de un nuevo estándar tecnológico en el cual las ondas de vórtice milimétricas permitirán enviar información de forma inalámbrica y multiplicar por diez la velocidad de transmisión de datos.

En 2022, un equipo de la escuela de ingeniería aeroespacial de la Universidad de Tsinghua (Pekín) liderados por el profesor Zhang Chao, logró transmitir un TB de datos en tan solo un segundo y a una distancia de un kilómetro a través de satélites 6G.

En simple, esto equivale a enviar a 10.000 videos en alta definición en tan solo un segundo, algo que está fuera del alcance del 5G. Por lo tanto, según esta prueba inicial, la velocidad del 6G sería aproximadamente de 1 TB/s (1000 Gb/s), mientras que el 5G puede alcanzar hasta 20 Gb/s. Una de las ventajas que esto implica es una mayor reducción de la latencia, que pasará a ser de 0,1 milisegundos, lo cual implica una capacidad de transmisión de datos casi en tiempo real.

En la GSMA se destacó que la tecnología 6G permitirá a la industria de telecomunicaciones alcanzar una mayor eficiencia energética, en la misma línea de lo que representó 5G en su minuto al reducir en un 90 % el consumo del 4G.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 1 de Marzo de 2023

DIARIO FINANCIERO – Huawei, uno de los mayores proveedores de la región, considera que desplegar esta nueva generación es prematuro y propone una solución intermedia allanando el camino para 5.5G con una actualización de las antenas actuales

Durante tres días se celebró la Mobile World Congress (MWC) en Barcelona, la feria tecnológica más importante del mundo con 2.000 expositores y 80.000 espectadores. Bajo el lema “Velocity” organizado por el dueño de casa -la Asociación Global del Ecosistema Móvil (GSMA, por su sigla en inglés)- se discutieron temas claves que marcarán la agenda en 2023: metaverso, realidad virtual, redes abiertas y el desarrollo del 6G.

Justamente los desarrolladores europeos y norteamericanos pusieron acento a la irrupción del 6G en el mundo, pese a que la tecnología 5G recién se está desplegando en los países latinoamericanos. Chile, lleva la delantera en la región en esta materia, porque ya cuenta con un tendido en construcción y tres operadores que están empujando con fuerza el despliegue de las antenas. En paralelo, el Gobierno se comprometió a lanzar un segundo concurso para entregar más recurso radioeléctrico a la industria.

“El mundo requiere 6G para 2030, pero antes tenemos que preparar el camino con el espectro. Esta mayor capacidad es necesaria para que la industria siga creciendo”, explicó Ross Bateson, Senior Regulatory Adviser de GSMA.

Según estadísticas de la asociación, en el mundo existen 900 millones de usuarios activos de 5G. En detalle, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) calcula que Chile aporta cerca de cuatro millones de ese total.

En este marco, Huawei -uno de los principales proveedores tecnológicos en Sudamérica-, puso sus reparos al próximo salto a 6G. ¿Por qué pensar en la nueva generación si aún hay países en la región que necesitan transitar desde el 3G hacia adelante?, fue la pregunta central planteada en su exposición.

Latinoamérica y el 5G

El cuestionamiento de la compañía china surge al mirar la situación de Latinoamérica, uno de los continentes más atrasados en términos del índice de conectividad. Y es que países como Chile, Brasil, México, República Dominicana y Guatemala, encabezan el desarrollo de la red 5G, pero Colombia, Perú, Argentina y Uruguay aún están en proceso de armar sus subastas.

Dado el desfase entre los distintos procesos, Paul Scanlan -asesor del presidente de Carrier Business Group en Huawei- dijo que es muy pronto para pensar en despliegue de 6G en Latinoamérica. A su juicio, la principal piedra de tope es la inversión, ya que todavía los operadores están pagando el despliegue de 5G que falta para alcanzar su máxima capacidad.

Y un segundo ingrediente que se añade son las políticas regulatorias vigentes en parte importante de Latinoamérica, las cuales -a diferencia de territorios líderes en despliegue 5-G, tienen normativas complejas que no facilitan las adquisiciones de espectro.

Durante su exposición, Scalan aterrizó la discusión: antes de pensar en 6G es necesario que la industria evalúe una solución intermedia, como el 5.5G, la cual permitirá avanzar en tecnología menos costosa, pero más eficiente para profundizar la conectividad, más considerando que algunas zonas de la región incluso todavía carecen de 3G.

Aún así, la compañía china está trabajando desde 2017 en tecnología compatible con 6G y, en línea con la industria, lanzará sus primeros productos en este estándar en 2030.

¿Qué es 6G?

La sexta generación de redes móviles de alta velocidad está desarrollándose en países como China, EEUU, Japón, Europa y Corea del Sur. En concreto, se trata de un nuevo estándar tecnológico en el cual las ondas de vórtice milimétricas permitirán enviar información de forma inalámbrica y multiplicar por diez la velocidad de transmisión de datos.

En 2022, un equipo de la escuela de ingeniería aeroespacial de la Universidad de Tsinghua (Pekín) liderados por el profesor Zhang Chao, logró transmitir un TB de datos en tan solo un segundo y a una distancia de un kilómetro a través de satélites 6G.

En simple, esto equivale a enviar a 10.000 videos en alta definición en tan solo un segundo, algo que está fuera del alcance del 5G. Por lo tanto, según esta prueba inicial, la velocidad del 6G sería aproximadamente de 1 TB/s (1000 Gb/s), mientras que el 5G puede alcanzar hasta 20 Gb/s. Una de las ventajas que esto implica es una mayor reducción de la latencia, que pasará a ser de 0,1 milisegundos, lo cual implica una capacidad de transmisión de datos casi en tiempo real.

En la GSMA se destacó que la tecnología 6G permitirá a la industria de telecomunicaciones alcanzar una mayor eficiencia energética, en la misma línea de lo que representó 5G en su minuto al reducir en un 90 % el consumo del 4G.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 1 de Marzo de 2023

TITULARES