Miércoles, Junio 16, 2021

“Va a haber un impulso muy fuerte a las grandes obras que, de hecho, ya se está dando”

EL DÍA – De visita en la región, el secretario de Estado relevó la importancia que hoy su cartera cumple en el proceso de reactivación económica que pretende consolidarse en el país, como forma de combatir los efectos negativos que la pandemia ha generado en la economía y el empleo. Para la región en tanto, destacó importantes iniciativas que se están llevando a cabo en diferentes áreas con el fin de modernizar la infraestructura local.

De visita en la Región de Coquimbo, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, recorrió diversas obras que hoy se están llevando a cabo en la conurbación La Serena-Coquimbo, entre las que destaca la segunda etapa de la remodelación del Faro Monumental en Avenida del Mar, y la colocación de la primera piedra del futuro Centro Edudown, en el que se trabajará en la estimulación temprana para niños, niñas y jóvenes con Síndrome de Down.

En este punto, es importante recordar el protagonismo que tendrá este ministerio en lo que es la gran apuesta del gobierno para impulsar la reactivación económica del país en medio de un contexto aún afectado por la pandemia, apuesta que por lo demás, está enmarcada en el Plan Paso a Paso “Chile se Recupera”.

En entrevista con Diario El Día, el ministro Alfredo Moreno, ratificó estos objetivos y explicó cómo, desde su cartera, se está enfocando en lograr este objetivo que, por supuesto, incluye importantes obras en nuestra región, que van por ejemplo, desde la ampliación del aeródromo La Florida en La Serena, pasando por la modernización de la infraestructura hídrica regional, hasta la conservación y pavimentación de caminos secundarios, vitales para asegurar la conectividad vial del interior de la región.

 -¿Cómo se está abordando el tema hídrico por parte de la cartera? ¿Qué proyectos se tienen planificados para resguardar el vital elemento, especialmente en el mundo rural y los APR?

“Tenemos que tener presente que aquí tenemos una sequía que se extiende ya por 12 años, que es la peor sequía que Chile ha vivido en toda su historia. Además todos los modelos climáticos demuestran que esto va a ser permanente, por lo que tenemos que enfrentar esta situación con medidas de emergencia, pero también con medidas de fondo.

En el panorama urbano, contando todas las sequia históricas hacia atrás, Chile siempre había sufrido racionamiento de agua y/o de luz, y nunca habíamos tenido más allá de cuatro años de sequía. Pero ésta lleva más de una década, y sin embargo, no hemos tenido racionamiento en ninguna ciudad de Chile producto de las medidas que se han ido adoptando para poder disponer del recurso.

Ahora, en el caso de las zonas rurales, los problemas son más serios porque los sistemas de agua son mucho más débiles, tienen pozos menos profundos, tienen menos recursos, y muchos han tenido mermas en sus pozos, perdiendo total o parcialmente la fuente de agua.

Por eso estamos trabajando con muchos de ellos, buscando nuevas fuentes de agua o profundizando los pozos que tienen, ya sea buscando fuentes alternativas de todo tipo, que pueden ser nuevos pozos, interconexiones con otros sistemas sanitarios o con otros APR, trayendo agua desde otros lugares en donde hay mayor disponibilidad.

Para la Región de Coquimbo el presupuesto de inversión para este año es más del doble de lo que tuvimos el año pasado, y ya el año pasado fue histórica respecto a cualquier inversión que se había hecho en los años anteriores”.

-Una de las soluciones que se planteó en algún momento era la instalación de plantas desaladoras en la región. ¿En qué está esa iniciativa?

“Hay un proyecto que se ha presentado como iniciativa privada al Consejo de Concesiones para construir una planta desaladora, pero hoy día, existen otras fuentes que son más económicas, que están disponibles. Pero en todo caso, esta planta está en evaluación.

Ahora no hay una solución que sea la solución perfecta para todos los lugares y situaciones. En cada región, en cada ciudad, en cada pueblo lo que estamos haciendo es hacer los análisis para que en cada uno de ellos, veamos cuales son las mejores fuentes de agua a largo plazo para asegurar el consumo humano, así como también los caudales ecológicos y los consumos productivos”.

-El ministerio de Obras Públicas ha sido llamado a hacer uno de los protagonistas en la recuperación económica del país. ¿Cómo el ministerio está abordando este desafío para la región?

En el caso de la Región de Coquimbo tenemos una enorme cantidad de proyectos que estamos gestionando a través de concesiones.

Son proyectos importantes, como es el aeropuerto de La Serena, cuya apertura económica la acabamos de abrir, y ya tenemos una compañía que es el grupo Cointer Chile S.A. y BlackRock, cuyos costos están dentro de los parámetros de la propuesta inicial y por tanto, ya tenemos asegurado que se va a realizar una ampliación del aeródromo, multiplicando por tres el actual terminal.

Es decir, va a haber un cambio muy sustantivo para que el día de mañana por ejemplo, si las condiciones se dan, este aeropuerto pueda tener vuelos internacionales.

Lo mismo está pasando con la nueva concesión de la Ruta 5, de los Vilos hasta La Serena que va a cambiar particularmente, todo el tramo urbano de Coquimbo-La Serena, una inversión que contempla muchísimos millones de dólares.

Hay obras muy sustantivas en esta región que se suman a las obras que son propiamente de obra pública, como la mantención de caminos secundarios y una gran inversión en lo que es infraestructura para recursos hídricos, como tres sistemas de APR nuevos, cinco que son ampliaciones de los existentes, y conservación y mejoramiento de otros que existen, de tal manera que hay una inversión histórica en ese plano, que va a superar los 20 mil millones de pesos.

Va a haber un impulso muy fuerte a las grandes obras que, de hecho, ya se está dando, y que va a seguir aumentando a medida que vayan pasando los meses”.

-¿El proyecto del Túnel Agua Negra sigue en pie o ha sido definitivamente descartado por el ejecutivo? 

“El túnel no se encuentra paralizado, por el contrario. Hay un compromiso absoluto de las autoridades chilenas y argentinas, tanto centrales como regionales, de San Juan y de Coquimbo, pero también de los gobiernos nacionales de Argentina y de Chile, de tener una conectividad en este sector centro-norte, donde además confluyen dos regiones tan importantes como son San Juan y Coquimbo, y que conforman un corredor bioceánico de relevancia.

Lo que sucede es que una obra de gran envergadura, que presenta complicaciones técnicas, económicas, de geología, de hidrogeología, y que tiene que estudiarse con mucha detención”.

-Entonces, ¿cuál es el presente del proyecto?

“Lo que hoy día se está haciendo es la contratación de un estudio que compara alternativas para definir el mejor punto a través del cual se pueda hacer esta conexión, porque la situación geológica y de agua, la longitud del túnel, en fin, son elementos muy importantes, no solo respecto al costo de la obra, sino también para los riesgos de la construcción y también para los tiempos involucrados. Este tiempo que nos tomamos hoy día para escoger la mejor opción, después se puede recuperar con creces y en menores tiempos de construcción si encontramos la alternativa mejor en materia de la ubicación y la forma de realizar el paso.

El problema no es el paso, la decisión está más que tomada. Tampoco es que no se esté avanzando, al contrario, sólo queremos hacer las cosas de la mejor manera y que no hayan retrasos ni equivocaciones”.

Ver artículo

Fuente: El Día, Sábado 06 de Marzo de 2021

EL DÍA – De visita en la región, el secretario de Estado relevó la importancia que hoy su cartera cumple en el proceso de reactivación económica que pretende consolidarse en el país, como forma de combatir los efectos negativos que la pandemia ha generado en la economía y el empleo. Para la región en tanto, destacó importantes iniciativas que se están llevando a cabo en diferentes áreas con el fin de modernizar la infraestructura local.

De visita en la Región de Coquimbo, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, recorrió diversas obras que hoy se están llevando a cabo en la conurbación La Serena-Coquimbo, entre las que destaca la segunda etapa de la remodelación del Faro Monumental en Avenida del Mar, y la colocación de la primera piedra del futuro Centro Edudown, en el que se trabajará en la estimulación temprana para niños, niñas y jóvenes con Síndrome de Down.

En este punto, es importante recordar el protagonismo que tendrá este ministerio en lo que es la gran apuesta del gobierno para impulsar la reactivación económica del país en medio de un contexto aún afectado por la pandemia, apuesta que por lo demás, está enmarcada en el Plan Paso a Paso “Chile se Recupera”.

En entrevista con Diario El Día, el ministro Alfredo Moreno, ratificó estos objetivos y explicó cómo, desde su cartera, se está enfocando en lograr este objetivo que, por supuesto, incluye importantes obras en nuestra región, que van por ejemplo, desde la ampliación del aeródromo La Florida en La Serena, pasando por la modernización de la infraestructura hídrica regional, hasta la conservación y pavimentación de caminos secundarios, vitales para asegurar la conectividad vial del interior de la región.

 -¿Cómo se está abordando el tema hídrico por parte de la cartera? ¿Qué proyectos se tienen planificados para resguardar el vital elemento, especialmente en el mundo rural y los APR?

“Tenemos que tener presente que aquí tenemos una sequía que se extiende ya por 12 años, que es la peor sequía que Chile ha vivido en toda su historia. Además todos los modelos climáticos demuestran que esto va a ser permanente, por lo que tenemos que enfrentar esta situación con medidas de emergencia, pero también con medidas de fondo.

En el panorama urbano, contando todas las sequia históricas hacia atrás, Chile siempre había sufrido racionamiento de agua y/o de luz, y nunca habíamos tenido más allá de cuatro años de sequía. Pero ésta lleva más de una década, y sin embargo, no hemos tenido racionamiento en ninguna ciudad de Chile producto de las medidas que se han ido adoptando para poder disponer del recurso.

Ahora, en el caso de las zonas rurales, los problemas son más serios porque los sistemas de agua son mucho más débiles, tienen pozos menos profundos, tienen menos recursos, y muchos han tenido mermas en sus pozos, perdiendo total o parcialmente la fuente de agua.

Por eso estamos trabajando con muchos de ellos, buscando nuevas fuentes de agua o profundizando los pozos que tienen, ya sea buscando fuentes alternativas de todo tipo, que pueden ser nuevos pozos, interconexiones con otros sistemas sanitarios o con otros APR, trayendo agua desde otros lugares en donde hay mayor disponibilidad.

Para la Región de Coquimbo el presupuesto de inversión para este año es más del doble de lo que tuvimos el año pasado, y ya el año pasado fue histórica respecto a cualquier inversión que se había hecho en los años anteriores”.

-Una de las soluciones que se planteó en algún momento era la instalación de plantas desaladoras en la región. ¿En qué está esa iniciativa?

“Hay un proyecto que se ha presentado como iniciativa privada al Consejo de Concesiones para construir una planta desaladora, pero hoy día, existen otras fuentes que son más económicas, que están disponibles. Pero en todo caso, esta planta está en evaluación.

Ahora no hay una solución que sea la solución perfecta para todos los lugares y situaciones. En cada región, en cada ciudad, en cada pueblo lo que estamos haciendo es hacer los análisis para que en cada uno de ellos, veamos cuales son las mejores fuentes de agua a largo plazo para asegurar el consumo humano, así como también los caudales ecológicos y los consumos productivos”.

-El ministerio de Obras Públicas ha sido llamado a hacer uno de los protagonistas en la recuperación económica del país. ¿Cómo el ministerio está abordando este desafío para la región?

En el caso de la Región de Coquimbo tenemos una enorme cantidad de proyectos que estamos gestionando a través de concesiones.

Son proyectos importantes, como es el aeropuerto de La Serena, cuya apertura económica la acabamos de abrir, y ya tenemos una compañía que es el grupo Cointer Chile S.A. y BlackRock, cuyos costos están dentro de los parámetros de la propuesta inicial y por tanto, ya tenemos asegurado que se va a realizar una ampliación del aeródromo, multiplicando por tres el actual terminal.

Es decir, va a haber un cambio muy sustantivo para que el día de mañana por ejemplo, si las condiciones se dan, este aeropuerto pueda tener vuelos internacionales.

Lo mismo está pasando con la nueva concesión de la Ruta 5, de los Vilos hasta La Serena que va a cambiar particularmente, todo el tramo urbano de Coquimbo-La Serena, una inversión que contempla muchísimos millones de dólares.

Hay obras muy sustantivas en esta región que se suman a las obras que son propiamente de obra pública, como la mantención de caminos secundarios y una gran inversión en lo que es infraestructura para recursos hídricos, como tres sistemas de APR nuevos, cinco que son ampliaciones de los existentes, y conservación y mejoramiento de otros que existen, de tal manera que hay una inversión histórica en ese plano, que va a superar los 20 mil millones de pesos.

Va a haber un impulso muy fuerte a las grandes obras que, de hecho, ya se está dando, y que va a seguir aumentando a medida que vayan pasando los meses”.

-¿El proyecto del Túnel Agua Negra sigue en pie o ha sido definitivamente descartado por el ejecutivo? 

“El túnel no se encuentra paralizado, por el contrario. Hay un compromiso absoluto de las autoridades chilenas y argentinas, tanto centrales como regionales, de San Juan y de Coquimbo, pero también de los gobiernos nacionales de Argentina y de Chile, de tener una conectividad en este sector centro-norte, donde además confluyen dos regiones tan importantes como son San Juan y Coquimbo, y que conforman un corredor bioceánico de relevancia.

Lo que sucede es que una obra de gran envergadura, que presenta complicaciones técnicas, económicas, de geología, de hidrogeología, y que tiene que estudiarse con mucha detención”.

-Entonces, ¿cuál es el presente del proyecto?

“Lo que hoy día se está haciendo es la contratación de un estudio que compara alternativas para definir el mejor punto a través del cual se pueda hacer esta conexión, porque la situación geológica y de agua, la longitud del túnel, en fin, son elementos muy importantes, no solo respecto al costo de la obra, sino también para los riesgos de la construcción y también para los tiempos involucrados. Este tiempo que nos tomamos hoy día para escoger la mejor opción, después se puede recuperar con creces y en menores tiempos de construcción si encontramos la alternativa mejor en materia de la ubicación y la forma de realizar el paso.

El problema no es el paso, la decisión está más que tomada. Tampoco es que no se esté avanzando, al contrario, sólo queremos hacer las cosas de la mejor manera y que no hayan retrasos ni equivocaciones”.

Ver artículo

Fuente: El Día, Sábado 06 de Marzo de 2021

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X