Viernes, Julio 19, 2024

Urbanistas dan claves a presidente Boric para levantar Concepción

DIARIO CONCEPCIÓN – Históricamente los terremotos han destruido la historia de Concepción, pero la capital regional ha vuelto, igual que el ave Fénix a levantarse. Sin embargo, uno de los hechos que más destrucción provocó en la zona no fue un sismo, sino consecuencia del estallido social de octubre de 2019. Si bien los daños se intentaron resolver, la pandemia y el confinamiento prolongado sólo llevó a soluciones parche.

En ese sentido, especialistas en arquitectura y urbanismo dan claves para que el Presidente Gabriel Boric pueda echar a andar con fuerza la capital regional.

Leonel Pérez, decano de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía (Faug) de la Universidad de Concepción (UdeC), dijo que en la Región hay tres temas centrales: las viviendas; repensar el crecimiento de la ciudad para ser compatible la extensión de la ciudad con los derechos de la naturaleza; y recuperación del espacio público.

“Se debe regularizar la falta de vivienda social, que regule los campamentos. Eso implica una labor coordinada que va por repensar los subsidios, repensar los instrumentos de planificación por que la mayor cantidad de los campamentos se instalan en zonas sensibles o de riesgo. Debe proveer la cantidad de viviendas necesarias para trasladarlos o radicarlos. Eso es un tema de interés nacional”, comentó.

Sobre la extensión de ciudad, se debe proteger que no exista construcción en humedales, que exista protección de laderas y reservas. “Lo que hoy la Convención Constituyente está llamando los derechos de la naturaleza (…) y enfrentar el cambio climático”, sostuvo.

Un tercer eje, a juicio de Pérez, es la recuperación del espacio público, de fachadas de locales comerciales; que exista coordinación entre cada sector con modos de transporte, como los trenes urbanos, políticas que están asociadas al programa del Presidente Boric.

Revitalizar el centro

En la misma línea, la arquitecto Claudia Hempel afirmó que es necesario recuperar el espacio público, especialmente, el centro de Concepción que sufrió graves daños durante el estallido social. “Por pandemia, no vivimos en el centro por mucho tiempo, lo que ha llevado a un fuerte abandono. Hay que convocar a la gente para que vuelva al centro, que es la identidad de la ciudad, que se une a otros sistemas verdes como el Parque Ecuador, la Diagonal, la Plaza Perú (…) Antes se hablaba del Eje Bicentenario, llegar caminando por la rambla y volver a rescatar los sueños de llegar peatonalmente al río y al parque Costanera con un sistema de transporte expedito. Son sueños que quedaron detenidos”, dijo.

El centro requiere mejorar calles, veredas, recuperar el mercado central, que “está a sólo una cuadra de la plaza y genera un ambiente deteriorado, un proyecto para ese lugar va a impulsar el centro”, dijo. Agregó que los recursos serán un problema, que habrá que determinar de dónde sacarlos, pero recalcó que lo importante es “tener voluntad y planificar para resolver este deterioro”.

Otro problema que deberá abordar el Gobierno de Boric es la seguridad del espacio público, pues a su juicio, el comercio ilegal prácticamente se han tomado el espacio peatonal interfiriendo en el desplazamiento.

La profesional agregó que se debe concretar una mejora en el transporte público para desinsentivar el uso del automóvil particular, pues el atochamiento en el centro implica complicaciones para la convivencia social y la calidad de vida producto de los bocinazos y externalidades que genera la congestión. Aumentar las ciclovías y conectar las existentes será otra de las medidas necesarias.

Tomas ilegales

Para el arquitecto y doctor en urbanismo, Pablo Altikes, uno de los temas trascendentales que tendrán que enfrentar el Presidente Boric es la inmigración ilegal y los campamentos que genera. “Hemos estudiado más de 70 años de la historia de los campamentos en Chile y ahora hay un retroceso de casi medio siglo en políticas habitacionales”, dijo, quien además es miembro de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA) que trabaja en el tema campamentos.

Los últimos dos gobiernos, no han tenido políticas migratoria y de control efectivo, lo que ha influido en el crecimiento de las tomas ilegales, la mayoría de personas provenientes de países como Haití y Venezuela.

Sobre la renovación de los espacios públicos, Altikes reconoció que los municipios, en su mayoría, se quedaron sin dinero tras el estallido social. “Muchos repararon veredas, semáforos y calles, pero se les fue el presupuesto del año, o quedaron endeudados (…) Lo primero que hay que hacer es una política comunicacional que llame a cuidar nuestros espacios y que transmita que la destrucción no es el elemento de cambio”.

Cambios profundos

Para el presidente regional del Colegio de Arquitectos, Claudio Arce, las ciudades chilenas necesitan una serie de cambios profundos. “Hoy, y con urgencia, debemos enfocarnos en una meta concreta: hacerlas menos violentas y más humanas. No puede ser que nos gane la llamada ‘Ley de la Calle’. Como arquitecto creo necesario revisar cómo podemos mejorar la urbanidad y la calidad de los espacios públicos, su relación con la naturaleza, el cuidado por patrimonio tangible e intangible, pero por sobre todo la educación en el respeto por los entornos en que habitamos y donde nos enriquecemos por las relaciones humanas que ahí se dan”.

El profesional aseguró que la violencia es la conducta que más nos separa, la que crea mayor segregación, producto del abandono y migración, afectando la calidad de vida y la salud mental de muchos ciudadanos.

“En especial a los que no pueden tener alternativas como los más necesitados, los niños y ancianos que pierden los beneficios de la heterogeneidad e interrelaciones con otras personas de distintas edades, culturas e historias que son intrincadas al habitar urbano”, agregó Arce.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Lunes 14 de Marzo de 2022

DIARIO CONCEPCIÓN – Históricamente los terremotos han destruido la historia de Concepción, pero la capital regional ha vuelto, igual que el ave Fénix a levantarse. Sin embargo, uno de los hechos que más destrucción provocó en la zona no fue un sismo, sino consecuencia del estallido social de octubre de 2019. Si bien los daños se intentaron resolver, la pandemia y el confinamiento prolongado sólo llevó a soluciones parche.

En ese sentido, especialistas en arquitectura y urbanismo dan claves para que el Presidente Gabriel Boric pueda echar a andar con fuerza la capital regional.

Leonel Pérez, decano de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía (Faug) de la Universidad de Concepción (UdeC), dijo que en la Región hay tres temas centrales: las viviendas; repensar el crecimiento de la ciudad para ser compatible la extensión de la ciudad con los derechos de la naturaleza; y recuperación del espacio público.

“Se debe regularizar la falta de vivienda social, que regule los campamentos. Eso implica una labor coordinada que va por repensar los subsidios, repensar los instrumentos de planificación por que la mayor cantidad de los campamentos se instalan en zonas sensibles o de riesgo. Debe proveer la cantidad de viviendas necesarias para trasladarlos o radicarlos. Eso es un tema de interés nacional”, comentó.

Sobre la extensión de ciudad, se debe proteger que no exista construcción en humedales, que exista protección de laderas y reservas. “Lo que hoy la Convención Constituyente está llamando los derechos de la naturaleza (…) y enfrentar el cambio climático”, sostuvo.

Un tercer eje, a juicio de Pérez, es la recuperación del espacio público, de fachadas de locales comerciales; que exista coordinación entre cada sector con modos de transporte, como los trenes urbanos, políticas que están asociadas al programa del Presidente Boric.

Revitalizar el centro

En la misma línea, la arquitecto Claudia Hempel afirmó que es necesario recuperar el espacio público, especialmente, el centro de Concepción que sufrió graves daños durante el estallido social. “Por pandemia, no vivimos en el centro por mucho tiempo, lo que ha llevado a un fuerte abandono. Hay que convocar a la gente para que vuelva al centro, que es la identidad de la ciudad, que se une a otros sistemas verdes como el Parque Ecuador, la Diagonal, la Plaza Perú (…) Antes se hablaba del Eje Bicentenario, llegar caminando por la rambla y volver a rescatar los sueños de llegar peatonalmente al río y al parque Costanera con un sistema de transporte expedito. Son sueños que quedaron detenidos”, dijo.

El centro requiere mejorar calles, veredas, recuperar el mercado central, que “está a sólo una cuadra de la plaza y genera un ambiente deteriorado, un proyecto para ese lugar va a impulsar el centro”, dijo. Agregó que los recursos serán un problema, que habrá que determinar de dónde sacarlos, pero recalcó que lo importante es “tener voluntad y planificar para resolver este deterioro”.

Otro problema que deberá abordar el Gobierno de Boric es la seguridad del espacio público, pues a su juicio, el comercio ilegal prácticamente se han tomado el espacio peatonal interfiriendo en el desplazamiento.

La profesional agregó que se debe concretar una mejora en el transporte público para desinsentivar el uso del automóvil particular, pues el atochamiento en el centro implica complicaciones para la convivencia social y la calidad de vida producto de los bocinazos y externalidades que genera la congestión. Aumentar las ciclovías y conectar las existentes será otra de las medidas necesarias.

Tomas ilegales

Para el arquitecto y doctor en urbanismo, Pablo Altikes, uno de los temas trascendentales que tendrán que enfrentar el Presidente Boric es la inmigración ilegal y los campamentos que genera. “Hemos estudiado más de 70 años de la historia de los campamentos en Chile y ahora hay un retroceso de casi medio siglo en políticas habitacionales”, dijo, quien además es miembro de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA) que trabaja en el tema campamentos.

Los últimos dos gobiernos, no han tenido políticas migratoria y de control efectivo, lo que ha influido en el crecimiento de las tomas ilegales, la mayoría de personas provenientes de países como Haití y Venezuela.

Sobre la renovación de los espacios públicos, Altikes reconoció que los municipios, en su mayoría, se quedaron sin dinero tras el estallido social. “Muchos repararon veredas, semáforos y calles, pero se les fue el presupuesto del año, o quedaron endeudados (…) Lo primero que hay que hacer es una política comunicacional que llame a cuidar nuestros espacios y que transmita que la destrucción no es el elemento de cambio”.

Cambios profundos

Para el presidente regional del Colegio de Arquitectos, Claudio Arce, las ciudades chilenas necesitan una serie de cambios profundos. “Hoy, y con urgencia, debemos enfocarnos en una meta concreta: hacerlas menos violentas y más humanas. No puede ser que nos gane la llamada ‘Ley de la Calle’. Como arquitecto creo necesario revisar cómo podemos mejorar la urbanidad y la calidad de los espacios públicos, su relación con la naturaleza, el cuidado por patrimonio tangible e intangible, pero por sobre todo la educación en el respeto por los entornos en que habitamos y donde nos enriquecemos por las relaciones humanas que ahí se dan”.

El profesional aseguró que la violencia es la conducta que más nos separa, la que crea mayor segregación, producto del abandono y migración, afectando la calidad de vida y la salud mental de muchos ciudadanos.

“En especial a los que no pueden tener alternativas como los más necesitados, los niños y ancianos que pierden los beneficios de la heterogeneidad e interrelaciones con otras personas de distintas edades, culturas e historias que son intrincadas al habitar urbano”, agregó Arce.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Lunes 14 de Marzo de 2022

TITULARES