Lunes, Febrero 6, 2023

Una vez más, EEUU y Japón preparan millonarios planes de estímulo para apoyar sus economía

DIARIO FINANCIERO – Aunque a nivel mundial ya se han destinado más de US$ 10 billones (millones de millones) como respuesta al efecto en la actividad que ha dejado el coronavirus, la cifra parece no ser suficiente, ya que nuevamente las grandes economías del mundo están elaborando planes de estímulo para apoyar a los sectores más golpeados por la crisis.
La administración de Donald Trump está preparando un paquete que buscaría invertir hasta US$ 1 billón en infraestructura, que apostaría por los proyectos de transporte como la nueva opción para estimular a la principal economía del mundo que por estos días se enfrenta a nuevos máximos de contagios de Covid-19 en varios estados.
Según una versión preliminar del Departamento de Transporte de EEUU, el monto total se gastaría durante 10 años y el plan destinaría la mayoría de los recursos a proyectos como carreteras y puentes, pero emplearía cerca de un cuarto del total para prioridades del gobierno, como infraestructura de telecomunicaciones, como 5G o banda ancha rural.
Se espera que la Casa Blanca dé a conocer la propuesta durante julio, ya que varios altos funcionarios han mencionado que hasta dicho mes los estadounidenses no deben esperar nuevos estímulos.
Por el momento, el mandatario está debatiendo con el Congreso la mejor fórmula para apoyar a la economía estadounidense en plena recesión, ya que los demócratas de la Cámara de Representantes propusieron destinar US$ 500 mil millones a fondos de infraestructura en los próximos cinco años.
Pero la temática no sería un nuevo interés para Trump, ya que el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo en un comunicado que “desde que asumió el cargo, el presidente Trump ha tomado en serio un paquete de infraestructura bipartidista de reconstrucción de nuestras carreteras y puentes en ruinas, inversión en futuras industrias y promoción de la eficiencia de los permisos”.
Incluso, a comienzos de abril el mandatario mostró su interés en que el país destinara US$ 2 billones en un paquete de infraestructura, diciendo a través de su cuenta de Twitter: “¡Debería ser muy grande y audaz, US$ 2 billones, y estar enfocado únicamente en los trabajos y la reconstrucción de la una vez gran infraestructura de nuestro país!”.
La nueva medida se sumará, entonces, a los más de US$ 3 billones que ya han sido aprobados por el Congreso y la Casa Blanca para rescatar a la principal economía del mundo, que se han enfocado en apoyar al empleo, a las empresas y al sistema sanitario, entre otras áreas.
Más liquidez para la recuperación gradual
Al otro lado el mundo, el Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) también anunció medidas para apoyar a la economía local, por lo que aumentó a US$ 1 billón el tamaño de su paquete de préstamos para empresas con problemas de liquidez, desde los US$ 700 mil millones comprometidos el mes pasado.
Al concluir su reunión habitual, el gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, declaró que se están preparando para una larga lucha contra el coronavirus, ya que la economía se encuentra en una situación “extremadamente severa” con riesgo de una segunda ola de contagios. Pero también reiteró que la economía se recuperará gradualmente, que hasta el momento ha tomado suficientes medidas para apoyar el crecimiento.
En cuanto a política monetaria, el banco decidió mantener las tasas de interés en -0,1%, y al igual que su par estadounidense, Kuroda señaló que pasarán años antes de que haya un aumento en los tipos. “Ya sea en el año fiscal 2021 o 2022, estamos muy lejos de una situación en la que las tasas de interés pueden subir”, dijo.
El último anuncio del BOJ se suma a que a fines de mayo, cuando el primer ministro Shinzo Abe declaró que el modelo de su país “venció al coronavirus”, recordó que el país tiene contemplado destinar cerca del 40% de su Producto Interno Bruto (PIB) al esfuerzo fiscal para responder a la pandemia, que totalizaría US$ 2,18 billones.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 16 de Junio de 2020

DIARIO FINANCIERO – Aunque a nivel mundial ya se han destinado más de US$ 10 billones (millones de millones) como respuesta al efecto en la actividad que ha dejado el coronavirus, la cifra parece no ser suficiente, ya que nuevamente las grandes economías del mundo están elaborando planes de estímulo para apoyar a los sectores más golpeados por la crisis.
La administración de Donald Trump está preparando un paquete que buscaría invertir hasta US$ 1 billón en infraestructura, que apostaría por los proyectos de transporte como la nueva opción para estimular a la principal economía del mundo que por estos días se enfrenta a nuevos máximos de contagios de Covid-19 en varios estados.
Según una versión preliminar del Departamento de Transporte de EEUU, el monto total se gastaría durante 10 años y el plan destinaría la mayoría de los recursos a proyectos como carreteras y puentes, pero emplearía cerca de un cuarto del total para prioridades del gobierno, como infraestructura de telecomunicaciones, como 5G o banda ancha rural.
Se espera que la Casa Blanca dé a conocer la propuesta durante julio, ya que varios altos funcionarios han mencionado que hasta dicho mes los estadounidenses no deben esperar nuevos estímulos.
Por el momento, el mandatario está debatiendo con el Congreso la mejor fórmula para apoyar a la economía estadounidense en plena recesión, ya que los demócratas de la Cámara de Representantes propusieron destinar US$ 500 mil millones a fondos de infraestructura en los próximos cinco años.
Pero la temática no sería un nuevo interés para Trump, ya que el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo en un comunicado que “desde que asumió el cargo, el presidente Trump ha tomado en serio un paquete de infraestructura bipartidista de reconstrucción de nuestras carreteras y puentes en ruinas, inversión en futuras industrias y promoción de la eficiencia de los permisos”.
Incluso, a comienzos de abril el mandatario mostró su interés en que el país destinara US$ 2 billones en un paquete de infraestructura, diciendo a través de su cuenta de Twitter: “¡Debería ser muy grande y audaz, US$ 2 billones, y estar enfocado únicamente en los trabajos y la reconstrucción de la una vez gran infraestructura de nuestro país!”.
La nueva medida se sumará, entonces, a los más de US$ 3 billones que ya han sido aprobados por el Congreso y la Casa Blanca para rescatar a la principal economía del mundo, que se han enfocado en apoyar al empleo, a las empresas y al sistema sanitario, entre otras áreas.
Más liquidez para la recuperación gradual
Al otro lado el mundo, el Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) también anunció medidas para apoyar a la economía local, por lo que aumentó a US$ 1 billón el tamaño de su paquete de préstamos para empresas con problemas de liquidez, desde los US$ 700 mil millones comprometidos el mes pasado.
Al concluir su reunión habitual, el gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, declaró que se están preparando para una larga lucha contra el coronavirus, ya que la economía se encuentra en una situación “extremadamente severa” con riesgo de una segunda ola de contagios. Pero también reiteró que la economía se recuperará gradualmente, que hasta el momento ha tomado suficientes medidas para apoyar el crecimiento.
En cuanto a política monetaria, el banco decidió mantener las tasas de interés en -0,1%, y al igual que su par estadounidense, Kuroda señaló que pasarán años antes de que haya un aumento en los tipos. “Ya sea en el año fiscal 2021 o 2022, estamos muy lejos de una situación en la que las tasas de interés pueden subir”, dijo.
El último anuncio del BOJ se suma a que a fines de mayo, cuando el primer ministro Shinzo Abe declaró que el modelo de su país “venció al coronavirus”, recordó que el país tiene contemplado destinar cerca del 40% de su Producto Interno Bruto (PIB) al esfuerzo fiscal para responder a la pandemia, que totalizaría US$ 2,18 billones.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 16 de Junio de 2020

TITULARES